REFLEXIÓN

Las elecciones de EU y el 11 de septiembre: Nanette Svenson

Soy una ciudadana estadounidense que ha vivido y trabajado en Panamá durante los últimos 20 años. Cuando desperté el 9 de noviembre de este año y confirmé los resultados de las elecciones en Estados Unidos (EU), me sentí igual que el 11 de septiembre de 2001, el día de los atentados terroristas. Leyendo las noticias, me di cuenta de que otros ciudadanos estadounidenses habían llegado a la misma conclusión.

Pero, esta es la explicación por la que los dos eventos se sienten similares vistos de afuera, especialmente desde la perspectiva de las regiones en desarrollo. Cuando vimos la destrucción de las Torres Gemelas en la televisión, no lo podíamos creer. Estábamos acostumbrados a ver desastres similares con resultados devastadores en otros países de América, Asia y África, no en EU. Igual sucedió con los resultados de estas elecciones. Estábamos acostumbrados a ver candidatos bombásticos y no calificados que ascienden al poder político, especialmente en los países en desarrollo, no en EU. Todo el mundo se fija en mi país, como modelo y vanguardia de oportunidad, de progreso y justicia social. O, por lo menos, como el experimento más grande y visible en la exploración de esos valores. Ahora, cuando vemos a EU desfalleciendo en esta búsqueda, cuestionamos la posibilidad de realizar estos sueños.

Observando, desde afuera, los atentados de 2001 y las elecciones de 2016, es más fácil ver ciertas conexiones e implicaciones más amplias. Considero que ambos casos están vinculados, aunque a niveles diferentes, por el mismo problema social: la exclusión. La exclusión de recursos y oportunidades, de sistemas económicos y políticos, de justicia social. Cuando la gente se siente dejada por fuera y degradada, hará y creerá lo que sea que promete revertir estas condiciones. Muy pocos con acceso a mucho, y muchos con acceso a muy poco, es una receta para el desastre a largo plazo. Diferencias de poder y estado siempre existirán en los sistemas humanos, a veces al extremo y por mucho tiempo. Pero cuando la mayoría comparte una percepción de exclusión severa e imagina la posibilidad de un cambio rápido y dramático, las circunstancias son perfectas para una grave disrupción. La Segunda Guerra Mundial, la revolución cubana, las recientes dictaduras en Centroamérica y Venezuela, y hasta el voto de brexit, ofrecen algunos ejemplos de cómo la percepción de exclusión se traduce en disrupciones y, muchas veces, en autoritarismo.

Mientras estas condiciones persisten, seguirán provocando más disrupción en todas partes, y dentro y fuera de EU. El mundo y la mayoría de sus países son mucho más ricos ahora que nunca, pero no son más iguales. Dentro de y entre los países, la inequidad se incrementa en muchos casos, dramáticamente, como lo confirman informes recientes de la ONU y de la OCDE. A niveles nacionales y globales, más polarización e inequidad incitan conflictos y autoritarismos. Si no disminuimos los primeros dos, podemos esperar más de los últimos dos.

Los resultados electorales en EU son aleccionadores. Enseñan al resto del mundo que el problema de exclusión e inequidad es grave y penetrante, hasta en el país que aspira a ser el más abierto y democrático de todos. Por eso, esta elección debería ser un llamado a las armas, pero a las armas que construyen en lugar de destruir; que crean oportunidades y reducen inequidades. No le podemos dejar este esfuerzo solo a los gobiernos y organizaciones internacionales. Tiene que ser el trabajo de todos. Es un buen momento para recordar las palabras de Margaret Mead, la famosa antropóloga: “Nunca dudes que un pequeño grupo de ciudadanos pensantes y comprometidos pueden cambiar el mundo. De hecho, son los únicos que lo han logrado”.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Videos Cecilia sigue luchando contra su depresión

Cecilia sigue luchando contra su depresión Cecilia sigue luchando contra su depresión Vídeo
Cecilia sigue luchando contra su depresión

Esta chimpancé, de 20 años, llegó en abril al Santuario brasileño de Grandes Primates de Sorocaba, 100 kilómetros al oeste de ...

DENUNCIA Henrique Capriles atribuye a pugnas en oposición acusación por caso Odebrecht

Capriles ya había sido vinculado con Odebrecht en febrero pasado, cuando un político oficialista lo denunció ante la Fiscalía por presuntamente haber recibido tres millones de dólares del gigante de la construcción. Capriles ya había sido vinculado con Odebrecht en febrero pasado, cuando un político oficialista lo denunció ante la Fiscalía por presuntamente haber recibido tres millones de dólares del gigante de la construcción.
Capriles ya había sido vinculado con Odebrecht en febrero pasado, cuando un político oficialista lo denunció ante la Fiscalía por presuntamente haber recibido tres millones de dólares del gigante de la construcción. AFP/Archivo

El dirigente venezolano Henrique Capriles atribuyó al gobierno y a las pugnas en la oposición las denuncias de que su campaña ...

VIOLENCIA EN VIRGINIA Se multiplican donaciones a organizaciones antirracistas tras Charlottesville

Los acontecimientos de Charlottesville incrementaron la urgencia de enfrentar el odio y la discriminación. Los acontecimientos de Charlottesville incrementaron la urgencia de enfrentar el odio y la discriminación.
Los acontecimientos de Charlottesville incrementaron la urgencia de enfrentar el odio y la discriminación. AP/Andrew Shurtleff

Las donaciones a la Anti-Defamation League (Liga Antidifamación, ADL), una de las más antiguas organizaciones de lucha contra ...