VOCACIÓN DE SERVICIO

¿Estuviste enfermo y te trataron mal?: Xenia Burgos

Generalizamos, al decir que todos los lugares a los que vamos en busca de  atención por  alguna enfermedad  son iguales.  Cierto es que hay muchos  a los que se les conoce con motes —diría que muy bien puestos—, como ¡matasanos!, ¡mataderos!, ¡bretes! o ¡triperías!, pero hay otros que sería injusto llamar así.

Disculpen si menciono, con tanta seguridad, el  nombre  de dos  instituciones hospitalarias, pero es que tuve a   familiares internados en ambas y experimenté la buena atención que les  dispensaron. Tan buena, que  las instituciones particulares de  salud quedan mal si las comparamos.  Me refiero al Instituto Oncológico Nacional (ION) y a la sala de cardiología del hospital  Gustavo Nelson Collado, de  la Caja de  Seguro Social, en  Chitré.

En el ION, el personal tiene una calidad humana que solo ahí se puede  encontrar.  No hay el mínimo reparo por parte de las  secretarias, administrativos, voluntarias, médicos, auxiliares y enfermeras. Hasta los que se van  a atender y sus familiares,  tanto de la sala de hospitalizados, como en las consultas externas,  son personas que  saben a qué  se va a ese lugar. De verdad que así el paciente jamás se sentirá solo.

Claro, algunos pensarán que eso es porque  son pacientes que,  tal vez, muy pronto mueran y, por eso, se procura que   sus últimas horas, días, meses o años la pasen bien y tranquilos. Sin embargo, si el personal no se entrena para atender a la persona enferma,  pasaría igual que en otros hospitales, y les dispensarían malos gestos, malas caras y hasta malas expresiones.

Todo el que  labore en  centros hospitalarios debería tener un alto sentido humanitario,  ser alegre, de buenos sentimientos y  empático, porque los pacientes que les toca atender no van a los hospitales porque quieren, sino porque las circunstancias los obligan a ir.

Algo muy parecido sucede en la sala de cardiología del hospital Gustavo Nelson Collado, que se caracteriza por un  excelente trato y profesionalismo de  su personal:  médicos, enfermeras y auxiliares,  son grandes profesionales.

Esto  me hace reflexionar que no todos los médicos  son malos, comercializadores ni interesados; como tampoco son groseras, incorrectas y malcriadas todas las enfermeras.

Ánimo, todavía mantengo la esperanza de  que  nuestro país puede ir por buenos  senderos. Aún contamos con   personas que  aman lo que hacen, que  aman a su   prójimo  y  son capaces de sacrificarse por ellos porque  eligieron su  profesión por amor y consagración.

Todas las instituciones del país deben humanizar a sus colaboradores, pues  cuando vamos a realizar algún trámite, de cualquier clase,  queremos ser atendidos por   gente amable, sonriente, que ame   la vida y, por consiguiente, a su prójimo. Tengamos presente que esa también es una buena  manera  de hacer patria.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

DIPLOMACIA Mike Pence ya está en camino a Panamá

El avión despegó rumbo a Panamá a las 6:26 a.m. El avión despegó rumbo a Panamá a las 6:26 a.m.
El avión despegó rumbo a Panamá a las 6:26 a.m.

El Air Force 2, en donde viaja el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, junto con su comitiva, salió desde la ciudad ...

INVESTIGACIÓN Vehículo atropella a un grupo de personas en Barcelona

Los medios locales informan que el autor del atropelló se fugó. Los medios locales informan que el autor del atropelló se fugó.
Los medios locales informan que el autor del atropelló se fugó. AP

La Policía de Barcelona confirmó que un vehículo atropelló a un grupo de personas en Las Ramblas, de la ciudad de ...

FUE CAPTURADA EN ISLANDIA Veterinarios de SeaWorld sacrifican a una orca enferma

Los veterinarios tomaron la difícil decisión de sacrificar a la orca luego de que su salud comenzó a decaer en los últimos días a pesar del tratamiento que recibía. Los veterinarios tomaron la difícil decisión de sacrificar a la orca luego de que su salud comenzó a decaer en los últimos días a pesar del tratamiento que recibía.
Los veterinarios tomaron la difícil decisión de sacrificar a la orca luego de que su salud comenzó a decaer en los últimos días a pesar del tratamiento que recibía. AP

Los veterinarios del SeaWorld de San Diego sacrificaron a una de las últimas orcas de la compañía que fueron capturadas en ...