DAÑO SOCIAL

La guerra contra el licor

Se enseña con el ejemplo; mis hijos jamás me han visto borracho ni ir a una bodega o supermercado a comprar una botella de licor. Durante años, amigos o clientes me han regalado botellas de whisky, ron, vino, etc., pero lo único que hacen es adornar perennemente el bar de mi casa. Ni siquiera se las regalo a quien me las solicita, pues soy congruente con mis ideas. Si las regalo le haría un daño a su salud.

Hace unos años, en Panamá se desarrolló una campaña en contra de “fumar cigarrillos” que ha sido exitosa. Esta se basó en el daño físico que le causa el cigarrillo al individuo que fuma y a quienes lo rodean; además del daño económico que le genera al Estado.

Fumar cigarrillos es como un suicidio lento, que acaba con una fea y lenta muerte, por lo tanto, es para tontos.

El licor ocasiona mayor daño físico que el cigarrillo, pues no solo mata a la persona que lo consume, sino a terceros (ver estadísticas de muertes por accidentes de tránsito). Además, destruye lentamente a las familias. Y, en este caso, los hijos imitan más a un padre ebrio, que a un padre fumador.

Según un estudio de la Organización Mundial de la Salud, Panamá es el segundo país más consumidor de alcohol en Centroamérica, solo superado por Belice.

Un informe del Instituto de Estadística y Censos Nacionales indica que la producción de alcohol aumentó en los últimos 10 años, generando ganancias por más de 195 millones de dólares. Otros informes señalan que en Panamá la tasa de mortalidad en hombres por consumo de alcohol está por el orden del 46%.

Considero que hay que aumentar mucho más las penas por conducir en estado de ebriedad, al igual que los años de prisión de conductores que “asesinen” a terceros.

Las empresas dedicadas a esta actividad tiene mucho poder económico, tanto en el Gobierno como en los medios de comunicación social. Si en este país hubiese verdaderas políticas de Estado, se debería prohibir los anuncios publicitarios del licor, en especial, en los campos deportivos, nacionales, municipales o privados.

Es incongruente mezclar el licor y el deporte. El primero es una actividad, como he dicho, que atenta contra la salud humana, y el segundo busca un cuerpo y mente sanos. Y si las mujeres se hicieran respetar, no deberían permitir que las usen para vender bebidas alcohólicas. Siempre me he preguntado qué tienen que ver los glúteos femeninos con la venta de cervezas.

Hace varios años me tocó recorrer un terreno ubicado en Darién, en compañía de una señora y su hija. La hija le había dicho al marido que se encargara de preparar el almuerzo para cuando regresaran sus hijas. Cuando volvimos del recorrido, a las 12:00 mediodía, encontramos al marido acostado en una hamaca y bebiendo cervezas, y el almuerzo de las niñas brillaba por su ausencia. Para ayudar en el problema, fui a comprar la comida de las menores. El marido dijo que él había salido a trabajar temprano en la mañana y, por eso, tenía derecho a tomar.

Se trata de un círculo vicioso, aupado por las propagandas de las licoreras, que mantiene cautivo en la pobreza a sus ignorantes clientes. En Panamá se deberían prohibir las cantinas cerca de los lugares en que los indígenas reciben el pago tras su jornada agrícola. Los dueños de esos bares no tienen ningún amor por el prójimo. El cantinero vil se hace rico a costilla de la desgracia de otro ser humano.

Ahora en nuestros campos, también, proliferan los casinos, amarrados con el consumo de bebidas alcohólicas. A los políticos les importan más las coimas que reciben de los dueños de cantinas, bares y casinos, que el bienestar de la población.

En el seno familiar, el esposo maltratador se envalentona con el licor y se siente más hombre golpeando a su esposa e hijos. De esta conducta se pudiera hacer un estudio de varios tomos.

El primer deber de todo pobre es sacar de ese estado a su familia, mientras no lo consiga, no tiene derecho a gastar ni un centavo en licor u otras cosas sin importancia. Le pido a los que tienen posibilidad mediática que inicien una gigantesca campaña contra el consumo de bebidas alcohólicas en Panamá. Así lograremos salvar muchas vidas y, lo más importante, recomponer nuestras familias.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Sociedad Miviot recibe 10 denuncias diarias por alquileres clandestinos

Los operativos se ejecutan con la Policía Nacional, el Ministerio de Comercio e Industrias, la corregiduría, el Departamento de Obras y Construcciones Municipales y la Autoridad de Turismo de Panamá. Los operativos se ejecutan con la Policía Nacional, el Ministerio de Comercio e Industrias, la corregiduría, el Departamento de Obras y Construcciones Municipales y la Autoridad de Turismo de Panamá.
Los operativos se ejecutan con la Policía Nacional, el Ministerio de Comercio e Industrias, la corregiduría, el Departamento de Obras y Construcciones Municipales y la Autoridad de Turismo de Panamá. Cortesía/Miviot

Mundo Colombia anuncia plan para proteger a 7 mil excombatientes de las FARC

Las FARC lanzarán su movimiento político el 1 de septiembre en Bogotá. Las FARC lanzarán su movimiento político el 1 de septiembre en Bogotá.
Las FARC lanzarán su movimiento político el 1 de septiembre en Bogotá. AP/Archivo

El gobierno colombiano anunció el miércoles el plan de seguridad para proteger a unos 7 mil excombatientes de las Fuerzas ...