ALERTA: El río Juan Díaz se sale de su cauce en el centro comercial Los Pueblos.

SISTEMA FINANCIERO

¿Por qué no hablamos claro?: Roberto Brenes P.

Si alguien bien informado intentara un documental sobre todo lo que ha tenido que soportar este país a raíz de los mal llamados Papeles de Panamá y el, también, mal llamado Caso Waked, podría titular su película: “El linchamiento de Panamá”. Casi todo lo que se ha dicho y escrito sobre los hallazgos y sospechas –muchas aun no comprobadas– de estas lamentables situaciones ha contaminado, sin razón, la imagen de nuestra economía de servicios y nuestra imagen internacional, con daños colaterales que aún no podemos cuantificar.

Si, también, intentáramos un documental sobre las reacciones de la industria y el gobierno a este daño colateral bien podríamos titularlo: “La parálisis de Panamá”. Nuestra reacción a la situación creada por estos problemas ha sido de negación y genuflexión, malas actitudes para resolver, exitosamente, una coyuntura tan delicada.

Hablemos claro y empecemos por lo primero. He leído, de tapa a tapa, el libro The Panama Papers, también he leído u hojeado al menos otros seis libros derivados del mismo tema. En ninguno he encontrado ni una sola mención, mucho menos complicidad, de alguna institución financiera que opere legalmente en Panamá, ya sea banco, casa de valores, fiduciaria o aseguradora.

En otras palabras, si bien Panamá–como el resto del mundo– ofrece servicios corporativos y fiscales legal y cotidianamente, nuestros servicios financieros –onshore y offshore– operan sobre una compleja plataforma de cortafuegos regulatorios y, precisamente, evitan que se anide aquí una cultura de ilícitos y opacidad.

Cualquiera que lidie con un banco panameño sabe lo complejo y hasta exagerado que resulta el trámite. Igual se puede ver en las casas de valores y ahora, cada vez más, en los sectores no financieros de la economía, al punto que algunos sentimos que se nos está yendo la mano en papeles.

¿Por qué ha sido tan difícil precisar y enfatizar esta importante diferencia? Buena parte viene de la negligencia del gobierno de Ricardo Martinelli, al incumplir lo pactado con el Grupo de Acción Financiera (GAFI) y que nos valió la inclusión en esa lista gris. Y hablemos claro, si examinamos el voluminoso informe del Fondo Monetario Internacional (FMI) que nos sentenció en GAFI, el 90% de las críticas y recomendaciones fueron al sector no financiero formal, llámese venta de carros usados, casas de empeño, remesas, firmas de abogados y muchas otras. Pero, en una combinación de pasividad e ignorancia, dejamos que la opinión pública mundial nos demonizara a todos.

Aquí nos pusimos las pilas y, en un tiempo que sorprendió a muchos y desagradó a otros, salimos de la lista gris. Pero las vicisitudes en GAFI alimentan los argumentos y la presión de la OCDE sobre nuestro sistema fiscal, dos temas y foros diferentes. Pero hablemos claro, demonizar a Panamá, como la oveja negra, le conviene a todos, hasta a Colombia, con quien tenemos una disputa arancelaria.

Surgen los Papeles de Panamá y la explosión mediática que generan despojan a Panamá de algún grado de libertad para adoptar una política, pausada y pensada, de cumplimiento de los requerimientos de la OCDE y el GAFI.

De igual forma, empeora el escenario, la sorpresiva acción de Estados Unidos sobre el llamado caso Waked, en el que se acusa de lavado de dinero, aún sin alegatos definitivos, a dos empresarios panameños y se congelan sus bienes.

Aquí estamos ahora. Cierto, había que reaccionar de inmediato, pero la inmediatez no implica improvisación y menos la insensatez de subir a dos polizontes de la apertura económica a la comisión asesora.

La vergüenza y el escarnio mundial al país, sin deberla ni temerla, no ha producido hasta ahora ningún beneficio más que los que nos trae arrodillarnos, irreflexivamente, y sin explorar todas las opciones que se nos ofrecen.

Históricamente, no supimos leer los cambios fundamentales en la industria de servicios corporativos y financieros a nivel global y no promovimos las reformas que ahora tendremos que hacer.

Tenemos ventajas fundamentales que debemos desarrollar y potenciar. Pero no podemos aceptar que en el plato del gobierno solo esté más regulación a sectores que ya están regulados y, como se mostró arriba, no han sido contaminados con los escándalos. Debemos hablar claro, señalar y defender nuestros éxitos, como el sistema financiero, y no dar por buena las acusaciones de terceros que, como todos, tienen su propia agenda.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Crisis política Nicolás Maduro acusa a exfiscal de bloquear investigaciones de corrupción que él ordenó

El presidente venezolano Nicolás Maduro sigue arremetiendo contra quienes se oponen al gobierno. El presidente venezolano Nicolás Maduro sigue arremetiendo contra quienes se oponen al gobierno.
El presidente venezolano Nicolás Maduro sigue arremetiendo contra quienes se oponen al gobierno. AFP

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, aseguró este domingo que mientras la exfiscal general Luisa Ortega estuvo a cargo ...

REALIZAN MONITOREO Varios sectores inundados tras las fuertes lluvias

Río Juan Díaz a la altura de Los Pueblos. Río Juan Díaz a la altura de Los Pueblos.
Río Juan Díaz a la altura de Los Pueblos. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Las fuertes lluvias registradas este domingo 20 de agosto de 2017 han dejado inundaciones en Cerro Viento, Don Bosco, ...

Lidera la competencia Yves Lampaert gana segunda etapa de la Vuelta a España

Yves Lampaert mostró su clase en la recta final. Yves Lampaert mostró su clase en la recta final.
Yves Lampaert mostró su clase en la recta final. AFP

El belga Yves Lampaert (Quick Step) ganó este domingo la segunda etapa de la Vuelta a España, disputada sobre 203.4 km entre ...