FENÓMENO ELECTORAL

De oruga a mariposa: John A. Bennett N.

De oruga a mariposa: John A. Bennett N. De oruga a mariposa: John A. Bennett N.
De oruga a mariposa: John A. Bennett N.

Imagínense cómo se sentirían los familiares y amigos de una oruga a la que comienza a rajársele el cuerpo y de su interior emerja algo rarísimo. Lo lógico y entendible es que una oruga engendre otra oruga, pero no que se despedace su exoesqueleto y emerja un extraordinario y colorido ser, que se aleje en aéreos aleteos. ¡Absurdo! Todos los expertos predecían que vendría una nueva y mejor oruga. Las encuestas lo predecían. Nadie se opone ferozmente a los cambios, pero… tampoco así es la cosa, decía un amigo de la oruga, que luego de la transformación se aleja esquiva.

¿Acaso la historia humana no ha sido una de cambios? Y, ¿acaso pensábamos que esos cambios seguirían siendo graduales y pequeños? Ahora, frente al fenómeno Trump, vemos enmudecidos a tantos expertos, que antes profetizaban con vana seguridad. Y, es como dicen, que no hay sorpresas sino sorprendidos. Jamás pensamos que el statu quo sería tan frágil. El problema es que seguimos tratando de adivinar el futuro con las realidades del ayer. Pero eso es como imaginar un viaje intergaláctico en chiva.

Lo que estamos viendo es la destrucción total del paradigma oruga. ¿Y acaso ahora debemos seguir esperando que esos mismos expertos, que no supieron ver el colapso económico de 2008 y, más reciente, tampoco vieron venir a Donald Trump, nos aclaren el misterioso porvenir?

La realidad es que las instituciones de gobierno que hemos conocido –igual que el viejo cascarón de la oruga– fueron diseñadas para un mundo que va quedando en la polvareda reflejada en el retrovisor. El mundo que viene no acepta el andar como acordeón de la oruga. Ahora necesitamos alas, que nos lleven veloces y alto. ¿Que si Trump nos traerá esas alas? El asunto no es Trump, pues él solo es un accidente de la metamorfosis; aunque lo que haga sí puede facilitar o no el camino. Igual, ¿quiénes vieron venir el colapso del muro de Berlín, ese que dejaría la gran Unión Soviética convertida en 14 nuevos Estados soberanos?

Hoy estamos siendo testigos del colapso de las tradicionales “burrocracias”, que nos obstaculizan el camino a un nuevo estadio humano. No me gustó para nada la forma en que Trump condujo su ascenso al poder, mucho menos me gustaban las cosas de la Hillary Clinton. Pero ellos no son lo más importante, sino la realidad que subyace.

Imagínense cómo planificaría el mundo una oruga y, luego, hagan lo mismo imaginándose ser mariposa. Pues sepan que el mundo ya hace mucho fue planificado, les guste o no. El secretito es adivinar por dónde van las cosas.

Y sí, el mundo que se nos viene encima será enredado y creará roturas brutales, como seguramente lo es el cambio de oruga a mariposa. Pero es vital ver que lo que dejaremos atrás –cual cascarón de oruga– no son las ruinas de la decencia y la moralidad, tal como algunos pretenden. Lo que dejamos atrás es la arrogancia de una clase de elite, pretenciosa, engreída y presuntuosa, junto a sus absurdos paradigmas. Algunos, incluso, estamos convencidos de que hemos entrado en tiempos de apocalipsis; que alegóricamente presento como la metamorfosis de la mariposa. Y no, no sería el fin del mundo, sino la evolución a uno completamente nuevo.

Frente a todo el alboroto, me deleito en el morboso placer de decirle a los sumidos en desesperanza, que lo peor todavía no lo hemos visto; que lo peor sería que Trump lograra arreglar algunas cosas. ¡Ello sería intolerable para los intolerantes! Y, a todo esto, otro aspecto que repito incesantemente gira en torno a la importancia suprema de limitar el poder central, con miras a proteger la libertad ciudadana. En Estados Unidos, los forjadores de su Constitución bien sabían que no siempre se elegiría al mejor. George Washington y James Madison bien conocían de demagogias y populismos. A Madison, en particular, le aterraba el mal uso del voto, mediante el que algunos pretenderían exigir la prosperidad, en vez de forjarla.

Y si algo quedó claro fue el fracaso de Barack Obama, quien también gozó al inicio de su gobierno de mayoría en ambas cámaras. Pero el señor Obama no supo diagnosticar el momento y, ante el desespero, abusó de su poder Ejecutivo mediante decretos. Si ahora Trump sigue su ejemplo, ¿qué dirán los que apadrinaron esos abusos?

En fin, desde una visual optimista, ahora los que se hacen llamar “demócratas” tendrán la oportunidad de vivir bajo las mismas reglas que ellos apadrinaron. Buena oportunidad para aprender algo sobre humildad, que los gobiernos no son para arrollar, sino para crear las condiciones propicias bajo las cuales los ciudadanos pueden prosperar de manera individual y colectiva. Y, por supuesto, que eso también va con Trump.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Videos Descubren en México una especie de perezoso gigante

Descubren en México una especie de perezoso gigante Descubren en México una especie de perezoso gigante Vídeo
Descubren en México una especie de perezoso gigante AFP

En el fondo de un profundo cenote en el paradisíaco caribe de México, científicos mexicanos encontraron un perezoso gigante ...

Videos Diana, una amante de la moda que cambió los códigos reales

Diana, una amante de la moda que cambió los códigos reales Diana, una amante de la moda que cambió los códigos reales Vídeo
Diana, una amante de la moda que cambió los códigos reales AFP

La princesa Diana de Gales sigue siendo, 20 años después de su muerte, un símbolo del buen vestir que revolucionó los códigos ...

14 funcionarios heridos Al menos 37 muertos por un motín en una cárcel del sur de Venezuela

El Ministerio Público anunció en Twitter que designó a dos fiscales para investigar la muerte de las 37 personas en el centro de Detención Judicial de Amazonas. El Ministerio Público anunció en Twitter que designó a dos fiscales para investigar la muerte de las 37 personas en el centro de Detención Judicial de Amazonas.
El Ministerio Público anunció en Twitter que designó a dos fiscales para investigar la muerte de las 37 personas en el centro de Detención Judicial de Amazonas. Tomado de Internet/Infobae

Al menos 37 personas murieron durante un motín en una cárcel del estado Amazonas, en el sur de Venezuela, informaron este ...