Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

TRANSPORTE Y TECNOLOGÍA

El sistema Uber y los taxis

Temas:

Hace poco más de cien años se dio un conflicto similar en la milenaria industria del transporte, cuando una nueva tecnología vino y desplazó a la tradicional tecnología existente, creando problemas y vacíos en el ambiente de esa época, pero a la vez resolviendo problemas que no se hubieran podido resolver con la tecnología anterior, y me refiero a cuando los taxis, que ahora protestan contra Uber, desplazaron a la tecnología existente, los coches a caballo.

El servicio en coches a caballo era visto como algo noble, elegante, de gente de bien, que utilizaba al caballo, animal que ha acompañado a la humanidad casi desde sus comienzos y que ha estado presente en descubrimientos, migraciones, batallas, conquistas y guerras, y que además brindaba un muy apreciado servicio en la agricultura. Aquí en Panamá, los próceres tanto de la independencia de España en 1821 como los de la independencia de Colombia en 1903, se desplazaban por la ciudad muy elegantemente utilizando coches tirados por caballos. Todo esto unido a que era un animal doméstico con el cual la humanidad había creado muy estrechos vínculos, casi como los creados con el perro, al punto de que la gente confiaba sus hijos a sus caballos y confiaba sus caballos a sus hijos, lo cual no se puede hacer ahora con la misma confianza porque un auto no se puede hacer cargo de los hijos y a todos los padres en algún momento nos dio miedo cuando llegó la hora de que los hijos se hicieran cargo de los autos.

Y el taxi fue considerado como algo extraño, artificial, nada de noble, una máquina ruidosa que emitía gases contaminantes, que se dañaba y que cuando atropellaba a alguien el resultado era casi siempre fatal para la inocente víctima. Los dueños de coches a caballo defendieron a capa y espada el derecho a seguir utilizando esa tecnología, y entre las razones que aducían era que los coches contribuían con la economía porque se requería de locales cerca de los centros urbanos para guardar los caballos por la noche, y que se fortalecía la agricultura porque los caballos se alimentaban de forraje. En cambio, de los automóviles se decía que no necesitan que nadie los cuide de noche (jo) y por lo tanto la economía saldrá perjudicada con la pérdida de estos empleos.

A favor de los autos se decía que el servicio era más eficiente, que no se dependería del impredecible caballo, que los autos iban a terminar con el bochornoso espectáculo de los cocheros conduciendo borrachos sus coches a toda velocidad por las calles de la ciudad, causando pánico entre los ciudadanos (otro jo), y que los autos no estarían dejando excremento tirado por todas las calles.

Aunque los argumentos de ambas partes tenían la razón, el automóvil presentaba un avance tecnológico superior al uso de coches a caballo; era más fácil operar y controlar un coche mecánico que uno a caballos, el auto se dañaba menos que indisponerse los caballos, el auto se cuidaba solo, y lo más importante, la carrera en taxi se hizo más barata, rápida y segura, por lo tanto más eficiente que la carrera en coche, razones por la cuales la nueva tecnología reemplazó totalmente a la tecnología anterior.

Exactamente lo mismo está pasando entre Uber y los taxis, y aclaro que nunca he utilizado el servicio de Uber ni de otro similar y defiendo el derecho de los taxistas a decir no voy, porque comprendo que cuando un taxista, por ejemplo, va cansado para su casa después de una jornada de más de 10 horas y ve a un pasajero necesitando transporte, su formación hace que pare a brindarle el servicio, pero si el pasajero va por otra ruta o va más lejos que el destino final del cansado taxista, aunque le duela mucho a él y a su bolsillo, tiene que decirle “no voy”.

La tecnología está cambiando los negocios y la forma de vida de las personas; la tecnología viene para quedarse hasta cuando una más avanzada la desplace; solo imagínese a las telefónicas fijas protestando en las calles por el uso de teléfonos portátiles y celulares, y las telegrafías protestando por el uso de teléfonos en las casas sin la ayuda de una experta telegrafista. Los taxis tienen que cambiar su forma de operar para que puedan subsistir haciendo lo que saben hacer mejor.

Les deseo que puedan cambiar su modus operandi y subsistir ante los cambios tecnológicos que ya están llegando a Panamá, porque así como Uber nos sorprendió, en el futuro vendrán, además de otros Uber, otras sorpresas mejores, y no podemos quedarnos en una tecnología ineficiente e inefectiva anclada en el pasado.

El autor  es economista y presidente de la Fundación para el Desarrollo de la Libertad Ciudadana.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

La Prensa se lleva tres premios Estudiantes de la Usma premian a lo mejor de los medios de comunicación

Los premios Victoria son organizados por los estudiantes de la USMA. Los premios Victoria son organizados por los estudiantes de la USMA.
Los premios Victoria son organizados por los estudiantes de la USMA. Tomado de Twitter

Los estudiantes de la Universidad Santa María la Antigua realizaron este jueves, 21 de septiembre, la entrega de los premios ...

Videos del día Japón, país de videojuegos, intenta ser potencia en el eSport

Japón, país de videojuegos, intenta ser potencia en el eSport Japón, país de videojuegos, intenta ser potencia en el eSport Vídeo
Japón, país de videojuegos, intenta ser potencia en el eSport AFP

Japón, país puntero en la tecnología de los videojuegos, quiere recuperar su retraso en el eSport, una disciplina con un ...

YOLANDA SANDOVAL PREGUNTA La vida según Majo

Yolanda Sandoval Pregunta:  La vida según Majo Yolanda Sandoval Pregunta:  La vida según Majo Vídeo
Yolanda Sandoval Pregunta:  La vida según Majo

Un ícono, una joven que ha demostrado que una alteración en un cromosoma no es un impedimento para lograr lo que se quiere.