VENTANA FISCAL

Metamorfosis fiscal

OPINIÓN

En esta vida todo está sujeto a un proceso de cambios que muchas veces implican un sacrificio. Aun aplaudiendo lo bueno y criticando lo malo, estamos sujetos a cumplir las obligaciones que emanan de una autoridad.

En ese proceso de cambios, la Dirección General de Ingresos (DGI) no se ha quedado atrás, pues producto de las reformas fiscales realizadas por la actual administración, los contribuyentes-declarantes y sus contadores enfrentan ahora un cambio radical para cumplir con la obligación de presentar la declaración jurada de rentas (DJR) de 2011. Como ejemplo de ello, ahora tenemos nueve formularios diferentes para las declaraciones de personas jurídicas.

El susto no es por los diferentes formularios, sino por la cantidad de información requerida por la DGI, que más que una declaración de rentas parece un boletín informativo.

Aun así, debo admitir dos cosas: que la DGI está haciendo uso del derecho que le asigna la ley y que los nuevos formularios tienden a cumplir una misión fiscalizadora, pues le permiten a la DGI cruzar información jurada y confirmar el monto de los ingresos que deberán declarar las personas que están obligadas a presentar DJR al tenor del artículo 710 del Código Fiscal. El literal d) de ese mismo artículo obliga al declarante a utilizar medios magnéticos o formularios autorizados por la DGI para presentar la DJR. Y es que la tecnología, que ya venía siendo un importante medio de fiscalización, le permite a la DGI verificar quién debe declarar cuánto y hasta confirmar el concepto o fuente de los ingresos gravables, pues quien deduce un gasto debe informar la identificación del receptor del pago.

La regla general, con las excepciones legales que confirman la regla, es que si es deducible para quien paga será gravable para quien lo recibe, compensando así la balanza fiscal.

Las nuevas regulaciones sobre las DJR tienden a producir:

• importante información fiscal para uso de la DGI;

• aumento en los costos de confección de la DJR para el contribuyente;

• aumento en la responsabilidad de quienes confeccionan las DJR; y

• desplazamiento de los contadores que no están al día con la tecnología.

Mientras se digiere lo anterior, veamos quiénes no tienen que presentar declaración jurada de rentas:

1. Los trabajadores que hayan devengado salarios de una sola fuente durante el año.

Dicho en otra forma, cuando dentro de un mismo período fiscal se devenguen salarios de dos o más empleos, se deberá presentar la declaración jurada de rentas.

2. Las personas con actividades independientes con ingreso bruto anual no mayor de 3 mil balboas y con renta neta gravable de hasta mil balboas.

Como resultado, no pagan ISR ni Seguro Educativo.

3. Las personas que se dediquen a la actividad agropecuaria, siempre que sus ingresos brutos no superen los 250 mil balboas en el período fiscal.

Por efecto del impuesto de dividendos (o el impuesto complementario) esta norma no aplica para las personas jurídicas, más por lógica que por norma escrita.

Aunque las disposiciones fiscales sobre el asunto en estudio no lo señalan, existen ingresos gravables que no requieren ser incluidos en la declaración jurada de rentas.

Esto es material para otro artículo.

Lo importante, siempre, es entregar la DJR anual dentro del plazo que corresponde y confeccionada en debida forma a fin de evitar las sanciones establecidas en la ley.

Hacerla correctamente tiene sus beneficios, pues se paga lo justo y se eliminan conflictos onerosos con la DGI.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Fotografía Agua, preciado recurso

Agua, preciado recurso Agua, preciado recurso Galería
Agua, preciado recurso Nigeria/AFP / ISSOUF SANOGO

ganador del Óscar Director de ‘Moonlight’ toma vacaciones en México

El director Barry Jenkins. El director Barry Jenkins.
El director Barry Jenkins. AP/Archivo

Dos meses después de que su película Moonlight fuera revelada en el último minuto como la verdadera ganadora del Óscar, el ...

Estudio Amazon y Google presionan para que se autorice el uso de drones

El estudio de la FAA encontró que un pequeño dron que pesa 2.7 libras tiene hasta un 13% de probabilidad de causar una lesión grave en el cuello. El estudio de la FAA encontró que un pequeño dron que pesa 2.7 libras tiene hasta un 13% de probabilidad de causar una lesión grave en el cuello.
El estudio de la FAA encontró que un pequeño dron que pesa 2.7 libras tiene hasta un 13% de probabilidad de causar una lesión grave en el cuello. AP/Archivo

Un pequeño dron que cae del cielo plantea una probabilidad de menos del 1% de causar una lesión grave en la cabeza en caso de ...