POLÍTICA. UN PARTIDO HISTÓRICO Y ACTIVO.

Compañeros, la lucha continúa

El Partido del Pueblo existe aunque no esté legalizado, tenga figuras presidenciables o cuota de inscritos exigida.

Permanecen por ‘conciencia’ y porque tienen claro su papel de generar pensamientos en la gente.

MILITANTES. Valentín Jakin y Rubén Souza. Sentados: Ivanor Ruíz y Moisés Carrasquilla. MILITANTES. Valentín Jakin y Rubén Souza. Sentados: Ivanor Ruíz y Moisés Carrasquilla.
MILITANTES. Valentín Jakin y Rubén Souza. Sentados: Ivanor Ruíz y Moisés Carrasquilla.

En un local de Perejil, sin letrero afuera, está la sede del Partido del Pueblo, que en este mes cumple 77 años de fundación. Es media mañana de un viernes y Valentín Jakin está pendiente del teléfono. Trabajan los siete días de la semana y la oficina siempre está abierta. "¡Prácticamente no tenemos tiempo!", exclama ajetreado.

No tienen tiempo, no tienen dinero, no tienen presidenciables, no tienen muchos adherentes ("como militancia nunca fuimos más de mil", dice Moisés Carrasquilla) y su partido no es legal. Pero en la deteriorada sede, que tiene afiches de Hugo Chávez y de Evo Morales, entre mesas viejas, banderas rojas en una esquina y un abanico de techo que guinda por solo un par de cables, huele a constancia.

El más constante es Rubén Darío Souza, de 83 años, que desde 1951 dirige el colectivo. "Tomamos partido por los pobres, los marginados, los tratados injustamente. Ese es nuestro caldo de cultivo y es lo que determina nuestra permanencia", resume.

Explica que el partido no crece, porque afiliarse siempre representó "romper con toda la sociedad", y además ellos no tienen "nada que brindar como premio material para darle a la gente".

Carrasquilla, coordinador del área política del partido, repasa los altibajos de la organización, fundada el 4 de abril de 1930.

El coordinador político se enorgullece de que ellos impulsaron el movimiento sindical en las décadas de 1940 y de 1960, los movimientos estudiantiles y los asentamientos campesinos.

Sufrieron persecuciones en la década de 1930 y durante el gobierno de Remón, el McCarthyismo, y su "mejor época" con los militares. En ese período, figuras del partido fueron ministros y diputados, pero "se voltearon" y no volvieron a la las filas del colectivo.

Souza destaca que el gobierno de Omar Torrijos fue el que "más se acercó a consultar con las masas." La relación con los militares fue "una alianza de hecho, pero ningún acuerdo firmado", dice Carrasquilla. Se trató de conversar con Torrijos "buscando un camino democrático" pero éste llegó a "amedrentar y amenazar" y no se pudo continuar conversando porque "la Guardia estaba penetrada por agentes de la CIA".

Carrasquilla aclara que aunque "coincidían políticamente" con Torrijos en la recuperación del Canal y la salida de Estados Unidos, no participaban en decisiones ni se les consultaba. Y, por otro lado, "Torrijos no profundizó. Se hacían cosas, pero no se hacían las leyes. Por eso es que el país no se desarrolló".

Ahora, sin una fuerte produ-cción industrial y agraria, y con un crecimiento dependiente en el sector externo (Zona Libre, centro bancario, Canal, puertos, turismo) Carrasquilla pregunta ¿qué sucederá cuando esa riqueza no llegue a la mayoría de los panameños? Critica que el país "esté en venta" cuando se luchó tanto para recuperar el territorio; y la millonaria ampliación del Canal mientras aún existen "escuelas ranchos e indígenas muriendo de desnutrición".

El papel del partido lo tienen claro, no ha variado. "Nosotros no podemos poner en la calle a 50 mil personas, pero podemos crear formas de pensar para el resto de la sociedad", dice Carrasquilla. No les interesa "desgastarse y perder tiempo" buscando 60 mil personas para legalizar el partido. "Esas leyes electorales son para partidos grandes y de dinero. Son antidemocráticas".

Carrasquilla cree que los grupos de izquierda deben trabajar por crear "una fuerza popular democrática más amplia" que incluya a todo el que esté en contra del modelo actual y no tenga partido.

Souza advierte que por estar dispersos, los grupos de izquierda "no están aprovechando el ambiente" de descontento que hay en el pueblo.

Pero, ¿sucederá? "Lo dará la necesidad, la urgencia. Si no, aquí no hay salida. Ellos seguirán gobernando, porque ellos sí son unidos", dice Souza.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

ESTADO ISLÁMICO Operativo policial en marcha tras los atentados en España

Se efectúan un extensa operativo en toda Cataluña. La Policía no desea revelar los detalles por seguridad. Se efectúan un extensa operativo en toda Cataluña. La Policía no desea revelar los detalles por seguridad.
Se efectúan un extensa operativo en toda Cataluña. La Policía no desea revelar los detalles por seguridad. AFP

La Policía desplegó este sábado 19 de agosto por la tarde un “gran operativo policial” en la región española de Cataluña, ...

OCHO IMPLICADOS Jueza extiende período para investigar homicidio y robo de banco en Chanis

De las ocho personas bajo investigación, seis se encuentran con medida de detención preventiva. De las ocho personas bajo investigación, seis se encuentran con medida de detención preventiva.
De las ocho personas bajo investigación, seis se encuentran con medida de detención preventiva. LA PRENSA/Archivo

La jueza de garantías del Primer Distrito Judicial, Yanina Mosquera, declaró causa compleja y extendió el período de ...

Cultura Fallece Janusz Glowacki, dramaturgo y guionista

Janusz Glowacki cobró fama en la década de 1960 con cuentos y guiones. Janusz Glowacki cobró fama en la década de 1960 con cuentos y guiones.
Janusz Glowacki cobró fama en la década de 1960 con cuentos y guiones. AP/David Azia

El renombrado dramaturgo y guionista polaco-estadounidense Janusz Glowacki, que ganó premios por su agudo e irónico análisis ...