MASACRE DE ALBROOK

Familiares de asesinados todavía esperan justicia

Fracasado el intento de golpe en su contra, Manuel Antonio Noriega mandó a fusilar a 11 hombres que participaron en la revuelta.

Temas:

Torturado. Ismael Ortega recibió un balazo que le desfiguró el rostro. Petra de Ortega, a la derecha, dice estar resignada. LA PRENSA/ Cortesía de familia Ortega Torturado. Ismael Ortega recibió un balazo que le desfiguró el rostro. Petra de Ortega, a la derecha, dice estar resignada. LA PRENSA/ Cortesía de familia Ortega

Torturado. Ismael Ortega recibió un balazo que le desfiguró el rostro. Petra de Ortega, a la derecha, dice estar resignada. LA PRENSA/ Cortesía de familia Ortega

1273272 1273272

1273272

Veinte años después de la muerte de su esposo, Petra de Ortega está cansada.

Cansada de contar siempre lo mismo y frustrada porque, según dice, no se hizo justicia. “Todos quedaron libres”, se lamenta.

Lo mismo siente Giselle de Bonilla. “Pasarán 20, 30 ó 40 años, y yo igual voy a pedir justicia”.

El martes 3 de octubre de 1989, Petra estaba cuidando a dos señoras en un apartamento de El Cangrejo, cuando vio salir humo del Cuartel Central, en El Chorrillo. Pensó que se trataba de alguna revuelta de esas que se habían hecho comunes para esos días, pero cuando siguió viendo humo se quedó pensando.

Angustiada, llamó al cuartel y preguntó por su esposo: “Señora, no mencione ese nombre aquí”, le dijeron.

Su esposo era Ismael Ortega y formaba parte de la Compañía Urracá de las Fuerzas de Defensa.

Sin que Petra lo supiera, había decidido apoyar una intentona golpista contra el general Manuel Antonio Noriega.

Jorge Bonilla también pertenecía a la Compañía Urracá. “Yo estaba en mi oficina, en el Ministerio de Vivienda, cuando escuché por la radio lo que pasaba. Eran como las 8:00 de la mañana”, señala Giselle.

En una proclama transmitida por televisión, los “alzados” pidieron elecciones y el retiro de varios oficiales, entre ellos, el de Noriega.

“Por supuesto que me vino un mal presentimiento cuando escuché la proclama”, agrega Giselle.

Para la 1:00 p.m., cinco horas después de iniciada la revuelta, todo se había acabado.

Al día siguiente en el diario La República se leía: “Ninguna persona podrá circular por las calles sin una razón justificada ni tampoco realizar reuniones de ninguna índole”.

El país había amanecido con toque de queda, y el decreto estaba firmado por el ministro de Gobierno y Justicia de entonces, Olmedo Miranda.

Mientras todo esto ocurría, Petra de Ortega, en su casa de Panamá Viejo y sin saber nada de Ismael, se pasó toda la tarde llorando. “Lloré hasta que me aburrí”, recuerda.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Expectativa Concurso de Excelencia Educativa realiza hoy su última prueba

Los resultados de las evaluaciones serán revelados el próximo 21 de septiembre. Los resultados de las evaluaciones serán revelados el próximo 21 de septiembre.
Los resultados de las evaluaciones serán revelados el próximo 21 de septiembre. LA PRENSA/Isaac Ortega

Un total de 220 estudiantes de 22 centros educativos del país realizan este miércoles 16 de agosto la última prueba para ...

ESTUVO 19 DÍAS DETENIDO Liberado Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas contra Maduro

Arteaga, de 23 años, fue arrestado el 27 de julio e imputado tres días después por ‘instigación pública y posesión de sustancia incendiaria’. Arteaga, de 23 años, fue arrestado el 27 de julio e imputado tres días después por ‘instigación pública y posesión de sustancia incendiaria’.
Arteaga, de 23 años, fue arrestado el 27 de julio e imputado tres días después por ‘instigación pública y posesión de sustancia incendiaria’. Tomado de Twitter

El joven venezolano que toca el violín en las protestas contra el presidente Nicolás Maduro fue liberado la noche de este ...