Obreros de la construcción piden dinero para continuar LA huelga.

Huelguistas: entre hurras y repudio

Los 2 millones de dólares que tenía el fondo de huelga del SUNTRACS alcanzó solo para dos semanas.

PROTESTA. De acuerdo con la dirigencia, hay 20 mil trabajadores activos que participan en la paralización. PROTESTA. De acuerdo con la dirigencia, hay 20 mil trabajadores activos que participan en la paralización.
PROTESTA. De acuerdo con la dirigencia, hay 20 mil trabajadores activos que participan en la paralización.

Ana Teresa Benjamínabenjamin@prensa.comHay que decir que Manuel se ve de lo más animado. Son las 9:30 de la mañana y está allí, parado en medio de la vía Tocumen –frente a la entrada de la barriada Villa Lucre– con otros compañeros, todos trabajadores de la construcción.

Banderola en alto y cajeta en mano, Manuel aplaude, rechifla y grita consignas en medio de la calle. A cambio, recibe pitazos, pulgares en alto y dinero. Todo va a parar a una caja marrón de cartón que dice: Galletas Pascual.

Del otro lado, más obreros, misma función. En total son unos 20 hombres que piden dinero para engordar la cuenta corriente No. 160006701358 del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (SUNTRACS) que, según dicen, se quedó corta de fondos.

Resulta que, cuando el Frente Nacional por la Defensa de la Seguridad Social (FRENADESSO) se lanzó a huelga, el SUNTRACS determinó que le daría un subsidio a sus trabajadores de 50 dólares semanales. Considerando que el sindicato tiene –según su secretario de Defensa, Luis González– 20 mil trabajadores activos, en dos semanas se gastaron 2 millones de dólares y ya no se pudo más.

Fue entonces cuando la dirigencia citó a las bases en la iglesia que se levanta sobre una enorme roca en La Cresta. Allí, en Hossana, se les planteó a los trabajadores la alternativa: "O suspendíamos la huelga o continuábamos sin subsidio", cuenta González. Las 8 mil bocas que había allí dijeron que seguirían, dice la fuente.

Durante una semana los trabajadores continuaron en paro sin recibir subsidio, hasta que se lanzó la idea de pedir ayuda a la población. "El Gobierno pensó que el Frente estaba solo; que el SUNTRACS estaba solo, pero se equivocó", manifiesta González.

"Teníamos una suma considerable cuando empezó la huelga. Tampoco es que hayamos quedado desbancados, pero nos quedamos sin la posibilidad de hacer un gasto de esa magnitud", agrega.

Cada trabajador del SUNTRACS aporta el 2% de su salario mensual al sindicato. Esto quiere decir que, de cada dólar, dos centavos van para el colectivo: un centavo para gastos de administración, otro para el fondo de huelga.

El fondo se estableció luego del paro de 13 días que efectuó el SUNTRACS en 1995, en medio de las reformas al Código de Trabajo.

La huelga –en la que también participan los docentes y médicos del sector público– está por cumplir el mes –el 27 de junio próximo– y hace una semana que los trabajadores piden dinero en las calles. "La misma gente nos pide que sigamos la lucha", cuenta Rigoberto, que dirige a otro grupo de obreros en la Avenida Ricardo J. Alfaro, frente a la entrada de Condado del Rey. "Hace una semana estamos recogiendo plata y hemos logrado como 4 mil dólares", agrega con evidente entusiasmo.

Claro que no todo lo que reciben en la calle son hurras. Como dice Rigoberto, también hay quienes pasan frente a ellos y los mandan a trabajar. "Pero son la minoría", se apresura a decir, mientras se acomoda el casco amarillo que tiene en la cabeza.

FRENADESSO ha dicho que no cesarán las marchas, los piquetes y las protestas hasta que el Gobierno los invite al diálogo y suspenda los efectos de la Ley 17 de seguridad social por 90 días.

Los empresarios, por su parte, están preocupados porque –según ellos– son más de 150 millones de dólares lo que arrastra el país en pérdidas, como consecuencia de la inestabilidad política y social.

Pero Manuel sigue tranquilo, optimista. "¡Solo el pueblo salva al pueblo! ¡Sin lucha, no hay victoria!", grita, una y otra vez con sus compañeros, casi todos en jeans, todos muy sudados, la mayoría con dedos tan gruesos como el mejor embutido.

"¿Está viendo? La gente nos está apoyando", dice de pronto, interrumpiendo su faena.

En medio de todo, también se han encontrado casos de personas que solicitan dinero en la calle y que no necesariamente responden a la organización. Por esta razón, el sindicato está pidiendo que las donaciones se hagan directamente en el banco.

Por lo pronto, dentro de la organización se evalúa la posibilidad de eliminar el subsidio. "Hay quienes piensan que se debe ir a huelga por conciencia y no por un subsidio", explica el secretario de Defensa. La decisión, sin embargo, se tomará después de que acabe "este tornado de problemas".

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Mundo Llega a China el primer tren directo desde Londres

El viaje duró tres semanas. El viaje duró tres semanas.
El viaje duró tres semanas. AFP PHOTO / Niklas Halle'n

El primer tren de mercaderías entre Londres y China llegó el sábado a destino luego de un viaje de tres semanas, evocando un ...

MUNDIAL DE FÚTBOL PLAYA BAHAMAS 2017 Panamá busca su primera victoria ante Emiratos Árabes Unidos

Selección nacional de fútbol playa. Selección nacional de fútbol playa.
Selección nacional de fútbol playa. CORTESÍA

Panamá enfrenta este domingo a Emiratos Árabes Unidos en su segunda salida en el Mundial de Fútbol Playa que comenzó el pasado ...

INVESTIGAN LAS CAUSAS Por daño en subestación cuatro provincias quedaron sin electricidad

La subestación de Llano Sánchez está ubicada en Aguadulce, provincia de Coclé. La subestación de Llano Sánchez está ubicada en Aguadulce, provincia de Coclé.
La subestación de Llano Sánchez está ubicada en Aguadulce, provincia de Coclé. Tomado de Twitter

Las provincias de Coclé, Veraguas, Herrera y Los Santos están sin los servicios de electricidad debido a un daño en la ...