COMARCA WARGANDÍ. MIL 500 KUNAS DE WÁLA SE DEDICAN A LA PESCA, A LA CACERÍA Y A LA AGRICULTURA DE CONSUMO.

Imágenes Cuando la pobreza planta bandera

Dos mujeres indígenas tantean la profundidad del río con una vara. Ellas llevan sus productos a la comunidad de Wála. La piragua se desliza hacia la orilla en otro día de esperanza. Dos mujeres indígenas tantean la profundidad del río con una vara. Ellas llevan sus productos a la comunidad de Wála. La piragua se desliza hacia la orilla en otro día de esperanza.

Dos mujeres indígenas tantean la profundidad del río con una vara. Ellas llevan sus productos a la comunidad de Wála. La piragua se desliza hacia la orilla en otro día de esperanza.

El fuego que recientemente azotó al pequeño poblado de Wála casi acaba con todo. Pero siempre se consigue un par de leños para cocinar un buen arroz con coco, plátano y pescado. El arte culinario nunca se pierde. El fuego que recientemente azotó al pequeño poblado de Wála casi acaba con todo. Pero siempre se consigue un par de leños para cocinar un buen arroz con coco, plátano y pescado. El arte culinario nunca se pierde.

El fuego que recientemente azotó al pequeño poblado de Wála casi acaba con todo. Pero siempre se consigue un par de leños para cocinar un buen arroz con coco, plátano y pescado. El arte culinario nunca se pierde.

Los pueblos indígenas siempre tienen una nueva cara de pobreza que mostrar a una sociedad sumida en el comentario compasivo, pero que al final hace poco por ellos. La situación de pobreza que viven los indígenas es permanente; la atención que se le presta a sus necesidades es momentánea, siempre movida por las desgracias de turno.

Ya es tradición que los bien empastados informes sobre la pobreza extrema que diezma a las comarcas solo sirvan para engordar las bibliotecas y agregar más líneas al currículo de los consultores que viven de los organismos internacionales.

La historia de siempre desde Bartolomé de las Casas: lástima, promesas, ayudas fugaces, de las que después solo recordamos la postal de hombres en taparrabos, mujeres con los pechos al viento y niños chorreados forzando una sonrisa. Ahora el interés por estos pueblos se ha avivado por las llamas de los últimos incendios. Nuestra sociedad está impactada: "pobrecitos, quién ha sido capaz de hacerles eso". Es esta misma colectividad, con caras renovables y costumbres viejas, la que los ha marginado al limbo en el cual viven.

Una de las poblaciones indígenas que ahora se ha puesto como tiro al blanco de la "misericordia" es Wála, comarca Wargandí.

Para llegar a esas tierras hay que utilizar caballos, cruzar ríos, abrir trochas por la jungla de la vecina Darién, que se despierta todos los días con el ruido de las motosierras, los grandes comejenes mecánicos.

Los hombres y mujeres de Wargandí se dedican a la pesca, la agricultura y la madera. Por acá, en las ciudades, no comprendemos nada de los indígenas. Pensamos siempre que ellos solo necesitan unas frazadas, alimentos enlatados y unas aspirinas.

Con eso ya apaciguamos la conciencia, con el ruego callado de que no vuelvan más incendios ni inundaciones.

La naturaleza, que nos hemos empecinado en destruir, nos dice: "vengan, aquí subsisten unos hermanos suyos". Con nuestra gente de Wála no se puede, no cabe mencionar la trillada frase "mala distribución de la riqueza". Ellos no asisten a ninguna repartición de nada. Los hemos enseñado a extender los brazos para recibir las migajas de una sociedad que únicamente los toma en cuenta, muy superficialmente, en tiempos de desastres.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

TENSIÓN POLITICA Maduro pide al papa Francisco ayuda contra 'amenaza militar' de Estados Unidos

El presidente Maduro marcó distancia entre el papa Francisco y la secretaría de Estado del Vaticano, a la que acusa de confabularse con la jerarquía católica local y la oposición para desestabilizarlo. El presidente Maduro marcó distancia entre el papa Francisco y la secretaría de Estado del Vaticano, a la que acusa de confabularse con la jerarquía católica local y la oposición para desestabilizarlo.
El presidente Maduro marcó distancia entre el papa Francisco y la secretaría de Estado del Vaticano, a la que acusa de confabularse con la jerarquía católica local y la oposición para desestabilizarlo. AP/Ariana Cubillos

El presidente venezolano, Nicolás Maduro, pidió el martes al papa Francisco ayuda para impedir que se concrete la advertencia ...

VIAJE A ARIZONA Trump encabezará mitín político cerca de la frontera con México

El mandatario estadounidense Donald Trump. El mandatario estadounidense Donald Trump.
El mandatario estadounidense Donald Trump. AP/Alex Brandon

Donald Trump buscará este jueves el apoyo de sus seguidores para su cuestionado gobierno, en un mitín político en el estado de ...

competencia de talento Televisa retira a Julión Álvarez como entrenador de 'La Voz Kids'

Julio César Álvarez Montelongo fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por sus supuestos vínculos con una organización de narcotraficantes, encabezada por Raúl Flores Hernández. Julio César Álvarez Montelongo fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por sus supuestos vínculos con una organización de narcotraficantes, encabezada por Raúl Flores Hernández.
Julio César Álvarez Montelongo fue sancionado por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos por sus supuestos vínculos con una organización de narcotraficantes, encabezada por Raúl Flores Hernández. AP/Archivo

Julión Álvarez será reemplazado como coach de la competencia de talento La Voz Kids, anunció Televisa el martes..