AMBIENTE. Europa ya ha CREADO fondos para comprar certificados de emisiones.

Kyoto, el balance del carbono

Las corporaciones europeas buscan industrias ‘limpias’ que cumplan con el Protocolo de Kyoto.

Panamá tiene la oportunidad de capitalizar en proyectos sostenibles y reducir la contaminación.

RECICLAJE. La cáscara de arroz podría convertirse en una fuente sostenible de energía eléctrica. RECICLAJE. La cáscara de arroz podría convertirse en una fuente sostenible de energía eléctrica.
RECICLAJE. La cáscara de arroz podría convertirse en una fuente sostenible de energía eléctrica.

Cuando Enrique Marti partió de España para irse de compras, su lista era poco común. Andaba en busca de desechos humanos, vacunos y vegetales, lo que entre los círculos científicos se conoce como biomasa. Además, buscaba papeles, plástico, cartón, en fin, todo en materiales orgánicos e inorgánicos que se puedan transformar en fuentes de combustión. Y está contento porque, al parecer, encontró lo que buscaba en Panamá.

Marti es director de Tecno Holding S.A., una empresa especializada en procesar biomasas provenientes de árboles de plantaciones cultivadas para ese propósito específico, y de residuos agrícolas (como la cascarilla de arroz) y forestales (como el aserrín y la maleza) que se generan cada día y que contaminan el ambiente.

"Ustedes tienen al Cerro Patacón aquí, un pecado que clama justicia, porque mil 200 toneladas diarias de basura son una enorme biomasa orgánica para procesar, que está contaminando las aguas, en vez de ponerla en buen uso", opina el especialista europeo.

Reduce, reúsa, reclicla

En la actualidad, la compañía de Marti se interesa en la creación de dos proyectos locales. El primero busca generar energía eléctrica mediante la biomasa producida por plantaciones de árboles de unas 5 mil hectáreas cada una.

Cada plantación deberá producir alrededor de 30 megavatios de electricidad. Estas plantas de energía estarán directamente conectadas a la red de distribución nacional y la electricidad que produzcan estará disponible para la venta.

Estos cultivos utilizan árboles de rápido crecimiento (como el eucalipto, la gomelina) que se regeneran solos una vez cortados. Ahora estudian la posibilidad de utilizar la paulownia, una especie de árbol chino que además es la de más rápido crecimiento en el mundo, explica Marti.

El segundo proyecto es el de la creación de microplantas que generen energía eléctrica para comunidades rurales que no están conectadas a la red de electricidad. En vez de contaminar el ambiente con querosén o diésel para producir luz, se almacenan los residuos agrícolas y se los deja descomponer de manera natural. Los gases que estos producen son procesados para llevar energía a comunidades de entre 50 a 400 a familias en el interior del país.

El mundo atraviesa por una crisis enorme debido al cambio climático, un resultado de los gases contaminantes que se almacenan en la atmósfera, especialmente el dióxido de carbono (CO2), el metano (CH4), y el óxido de nitrógeno (N2O).

Hace tiempo que los países europeos se percataron de que están entre los mayores contaminadores de la Tierra. Por tal razón, se creó el Protocolo de Kyoto, un acuerdo internacional que busca reducir las emisiones de CO2 que despide la quema de combustibles, y que entró en vigor en febrero de 2005.

Cada empresa de cada país adscrito al Protocolo tiene un cupo máximo de polución anual que pueden arrojar a la atmósfera en unidades de CO2 equivalentes a una tonelada. Si la empresa o el país no cumplen esto, se establecen altas multas.

Europa dio un plazo de siete años (hasta el año 2012) para que sus empresas cambien las tecnologías y compensen la "suciedad" que causan con limpieza en otras partes del mundo. Eso significa que un país desarrollado como España puede acercarse a un país de economía en desarrollo como Panamá e invertir en proyectos "limpios" para balancear así la contaminación. En el mercado de carbono se negocian dos tipos de productos: certificados de reducción de emisiones relacionados con proyectos y cupos de emisión.

El Banco Mundial administra varios fondos aportados por empresas y gobiernos para comprar certificados de emisiones y financiar proyectos que las reducen en países emergentes.

Eso se logra mediante un sistema llamado el Mecanismo de Desarrollo Limpio (MDL), a través del cual el Protocolo de Kyoto promueve la inversión de los países industrializados en estos proyectos sostenibles.

"No es cuestión económica de pagar menos multas. Es un compromiso moral, ético, del mundo con nuestros hijos", concluye Marti.

Relacionado: Cómo vender un crédito de carbono en Panamá

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Operación Rescatistas panameños buscarán a desaparecidos en Linda Vista

Equipo USAR Panamá arriba a suelo mexicano. Equipo USAR Panamá arriba a suelo mexicano.
Equipo USAR Panamá arriba a suelo mexicano. Cortesía/Sinaproc

Rescatistas de la Fuerza de Tarea Conjunta (FTC) ya se encuentran en México para reforzar las labores de rescate y asistencia ...

cifra de muertos sube a 245 México aún lucha para rescatar sobrevivientes tras sismo

La señal de silencio (el puño en alto) en la escuela Enrique Rébsamen se da para que los rescatistas puedan escuchar algún ruido que les señale dónde hay una persona con vida. La señal de silencio (el puño en alto) en la escuela Enrique Rébsamen se da para que los rescatistas puedan escuchar algún ruido que les señale dónde hay una persona con vida.
La señal de silencio (el puño en alto) en la escuela Enrique Rébsamen se da para que los rescatistas puedan escuchar algún ruido que les señale dónde hay una persona con vida. AP/Marco Ugarte

A pesar de la lluvia que caía sobre la Ciudad de México la noche del miércoles, rescatistas seguían trabajando con ...

CINE 'Una mujer fantástica' podría hacer historia en los Oscar

Daniela Vega, de 28 años, protagoniza la cinta de Sebastián Lelio Una mujer fantástica. Daniela Vega, de 28 años, protagoniza la cinta de Sebastián Lelio Una mujer fantástica.
Daniela Vega, de 28 años, protagoniza la cinta de Sebastián Lelio Una mujer fantástica. AP

Una chilena ofrece una de las actuaciones más comentadas del año y algunos esperan que sea la primera actriz transgénero en ...