CURUNDÚ. Las pandillas nuevamente salen a relucir en doloroso incidente.

Mueren dos niños en incendio

A las 7:43 a.m. la estación de bomberos Segismundo Navarro, en Balboa, recibió la primera llamada de alerta.

Las autoridades reportaron que como consecuencia del fuego 37 personas quedaron damnificadas.

MUERTOS. Personal del Ministerio Público hizo el levantamiento de los cuerpos de los menores calcinados. MUERTOS. Personal del Ministerio Público hizo el levantamiento de los cuerpos de los menores calcinados.
MUERTOS. Personal del Ministerio Público hizo el levantamiento de los cuerpos de los menores calcinados.

Curundú volvió a convertirse en el centro de la noticia. Como consecuencia de un incendio que afectó siete viejos caserones de madera, los cuales servían de albergue en el sector El Águila, dos niños perdieron la vida y otras 37 personas se quedaron sin hogar.

De acuerdo con el reporte de las autoridades, las víctimas son los hermanos Emanuel Rodríguez, de 3 años, y John Jairo Gudiño, de apenas año y medio.

Según el Cuerpo de Bomberos de Panamá (CBP), los infantes murieron devorados por las llamas que consumieron la vivienda donde vivían junto a su madre, Kaira Rodríguez, una joven mujer que se mantiene con la venta de periódicos.

La primera llamada de alerta fue recibida en la estación de bomberos Segismundo Navarro, ubicada en Balboa, a las 7:43 a.m. Dos minutos más tarde llegó a la zona del siniestro el primero de los cinco carros bombas utilizados en el operativo.

Ochenta minutos después, los cuerpos calcinados de los menores fueron encontrados en medio de escombros de madera húmeda y hojas de zinc ennegrecidas por el fuego.

La vieja historia

Pero no es la primera vez que este corregimiento vive una tragedia. En agosto de 2006, en medio de un tiroteo protagonizado por pandilleros, el niño Bryan Hinks murió tras recibir un disparo en la cabeza. El hecho ocurrió a pocos metros del siniestro de ayer.

Siete meses más tarde, en marzo de 2007, dos menores muertos y un tercero desaparecido; 735 damnificados y 137 casas destruidas fue el resultado de otro incendio.

Luego, en mayo del mismo año, 400 personas quedaron damnificadas tras un fuego en tres barracas que servían de albergue a 85 familias en el sector El Triángulo.

Reacción oficial

La abuela de los menores muertos ayer –que se dedica a la venta de bollos– dijo, entre sollozos, que sus nietos dormían mientras ella molía el maíz a pocos metros de allí.

El pánico se apoderó de todo su cuerpo cuando escuchó voces de vecinos del área, que alertaban sobre el fuego. "De repente empecé a desesperarme, pero cuando corrí la casa ya estaba prendida...", narró. Segundos después, las lágrimas inundaron sus ojos.

A su hija, Kaira Rodríguez, la madre de los menores fallecidos, el impacto de la infausta noticia no le permitía expresar palabra.

Al sitio del siniestro llegaron las autoridades: personal del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), del Ministerio de Vivienda, Ministerio de Desarrollo Social, la Alcaldía de Panamá, el Despacho de la Primera Dama, la Policía Nacional y la junta comunal, que intentaban asistir a las 37 personas afectadas.

Mientras el Ministerio de Vivienda informaba que iniciaba el proceso para reubicar a los damnificados, personal de la Alcaldía capitalina aseguraba que asumiría la responsabilidad de suministrarle la alimentación durante los próximos días.

La Oficina de Seguridad para la Prevención de Incendios del CBP, en coordinación con funcionarios del Ministerio Público, que levantaron los cuerpos, abrió una investigación para determinar las causas del siniestro y susresponsables.

El dedo de la comunidad apuntaba ayer, insistentemente, a viejas rencillas entre bandas que operan en la zona.

Curundú era otra vez foco de atención de las autoridades, que juraban nuevamente encontrarle solución a los innumerables problemas que enfrenta esa comunidad, considerada como una de las más pobres de la capital.

Un vecino del sector El Águila comentó que, en medio de la desesperación, derribaron cuatro de las siete viviendas de madera afectadas para evitar que el incendio se propagara y otras casas fueran pasto de las enormes llamas.

Horas antes, Kaira Rodríguez había abandonado su residencia, como casi todos los días, para cumplir con la faena de vender periódicos, aunque sin imaginar que, al día siguiente, su trágica historia ocuparía la portada de todos los diarios nacionales.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

CORRUPCIÓN El Salvador: imputan nuevo delito al expresidente Elías Antonio Saca

El exmandatario, que vestía una camisa color blanco, lucía visiblemente cansado. El exmandatario, que vestía una camisa color blanco, lucía visiblemente cansado.
El exmandatario, que vestía una camisa color blanco, lucía visiblemente cansado. AFP

El expresidente salvadoreño Elías Antonio Tony Saca regresó el jueves a los tribunales de justicia para enfrentar nuevos ...

ÓRGANO JUDICIAL Pleno de la Corte no sesiona; magistrados se ausentan

Un reciente fallo de la Corte Suprema anuló una orden de la Anam que había revocado el EIA a Vertikal Corporation, Inc., para la construcción del oleoducto. Un reciente fallo de la Corte Suprema anuló una orden de la Anam que había revocado el EIA a Vertikal Corporation, Inc., para la construcción del oleoducto.
Un reciente fallo de la Corte Suprema anuló una orden de la Anam que había revocado el EIA a Vertikal Corporation, Inc., para la construcción del oleoducto. LA PRENSA/Archivo

La reunión ordinaria del pleno de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) no se pudo efectuar este jueves 17 de agosto por la ...

Hospital Roosevelt Guatemala: dan último adiós a muertos en ataque de pandilleros

Despiden a Margarito Sucuc, una de las víctimas mortales de los pandilleros. Él trabajaba como agente de seguridad en el Hospital Roosevelt. Despiden a Margarito Sucuc, una de las víctimas mortales de los pandilleros. Él trabajaba como agente de seguridad en el Hospital Roosevelt.
Despiden a Margarito Sucuc, una de las víctimas mortales de los pandilleros. Él trabajaba como agente de seguridad en el Hospital Roosevelt. AFP/Johan Ordoñez

Familiares y amigos despedían este jueves en distintas ceremonias a las siete personas que murieron la víspera durante un ...