‘Perdona nuestras ofensas’: Manjarrez

El reo, condenado a 20 años de prisión, dice que se arrepiente de haber matado al padre Jorge Altafulla.

La inteligencia emocional, según el detenido, le falló y privó el hastío que sentía por las humillaciones recibidas.

ARREPENTIMIENTO. El ex seminarista pidió perdón a los familiares del sacerdote Altafulla. ARREPENTIMIENTO. El ex seminarista pidió perdón a los familiares del sacerdote Altafulla.
ARREPENTIMIENTO. El ex seminarista pidió perdón a los familiares del sacerdote Altafulla.

Empuñando una frase del Padre Nuestro, la oración más importante de los católicos, hoy pide perdón, porque él dice que también ha perdonado; sin embargo, no puede olvidar. La sociedad tampoco ha olvidado al asesino confeso Marco Manjarrez.

El 19 de mayo de 2002, la noticia estalló esparciendo sus esquirlas que parecieron herir el alma de un pueblo mayoritariamente católico. El sacerdote Jorge Altafulla había sido violentamente asesinado. Los feligreses de la Iglesia de Guadalupe esperaban a que el religioso oficiara la misa, mientras que, a pocos metros, el cuerpo de Altafulla yacía ensangrentado en el frío piso de su recámara.

Han pasado tres años y 10 meses desde entonces y el tiempo ha sido lentamente eterno para Manjarrez, a quien encontramos en La Joyita, no en su celda sino en una desvencijada oficina. Se ve sereno, resignado, midiendo el tiempo en función de su condena de 20 años.

Manjarrez viste un suéter amarillo chillón y un pantalón caqui corto hasta la altura de las rodillas. En los pies, unas sandalias color cuero desgastadas. La mayor parte del tiempo parece mirar sin realmente ver nada. El calor es tan violento como el penal, y la sed seca las gargantas ya agrietadas por la crudeza de la conversación. Tras casi cuatro años de cautiverio, Manjarrez habla por primera vez ante un medio de comunicación.

¿Cómo se siente después del tiempo que ha pasado?

Al principio fue muy difícil, y no es que no sea difícil ahora. Pero sí fue muy duro al principio. Ahora mismo me siento tranquilo, en paz con Dios.

¿... eso quiere decir que se arrepiente de lo que hizo?

¡Cómo no! estamos hablando de la vida de un ser humano, independiente de que haya sido sacerdote o de cómo se haya manejado. Estamos hablando de la vida de un ser humano y la vida es sagrada... nadie tiene derecho a quitarle la vida a otra persona. Pero a veces la inteligencia emocional falla.

¿Y a usted le pasó eso?

Sí. La inteligencia emocional falla, entonces cuando uno viene de un historial de mucha humillación, entonces llega una gota que derrama el vaso y uno termina haciendo daño.

¿Qué lo llevó a asesinar al padre Altafulla?

Era como hastío de la vida y mucho cansancio. Uno soporta humillaciones y ofensas, hasta que llega un día en que uno dice "no más" y explota.

Le repito: ¿Por qué lo mató ?

Me sentí cansado de la humillación, impotente porque todas las autoridades donde yo acudí guardaron un silencio cómplice. Si monseñor José Dimas Cedeño, arzobispo de Panamá, se hubiera puesto los pantalones como autoridad de la Iglesia [católica] que es, Altafulla estaría vivo.

Pero Cedeño le puede contestar que Altafulla estaría vivo si no lo hubiera matado.

Pero él no asumió su responsabilidad. Había una situación de escándalo y su objetivo era sacar a Manjarrez de su horizonte. Vino la audiencia y el escándalo se destapó con el doble de fuerza y yo no quería eso. Por eso le pedí a Dimas Cedeño que me permitiera hablar con él. Pero, bueno, él llama a los demás al diálogo y sin embargo no lo practica.

¿En qué pensaba cuando se dirigía a la iglesia, aquel día?

Lo que menos me imaginé es que me iba a encontrar con el padre Altafulla.

¿Usted qué pensaba hacer, ir a la misa?

Exacto, yo estaba esperando que comenzara la misa y lo que menos me imaginé era que me iba a encontrar al padre Altafulla. Yo tuve muchos problemas con él, cuando fue rector del Seminario Mayor San José. Soporté mucha humillación del padre Altafulla, incluso en una ocasión me tiró la hostia al suelo cuando yo estaba haciendo la fila para comulgar. Eso me marcó mucho. Yo te puedo decir que hubo un momento en que yo lo idolatré y ese altar se vino abajo.

¿Las versiones dicen que ese día usted le pidió que lo confesara?

Eso es falso. Él sería la última persona que yo habría buscado para confesarme.

¿Qué pasó?, ¿usted llegó a la iglesia y se encontró con él ?

Me encontré con él. Le pregunté cómo estaba.

¿Qué le respondió?

La reacción de él fue altanera, fue un trato soberbio, patán.

¿Y eso justifica lo que hizo?

No, definitivamente que no, pero llegué al tope con él.

¿Cuénteme, llegó a la iglesia, se encontró con el padre, y... ?

Él me ignoró olímpicamente, luego regresó y me dijo que por favor me fuera de la iglesia.

¿Qué le respondió ?

Me ofreció 20 dólares para que me fuera, pero yo le respondí: "padre, yo no le he pedido nada. Yo no tengo necesidad de nada y, si la tuviera, no le pediría nada a usted". Entonces él me reiteró que no quería verme allí, que por favor me fuera. Ese odio hacia mí vino de lo que yo denuncié cuando él era rector del seminario.

¿Cómo llegó a la recámara de Altafulla?

Él dijo que iba a llamar al seguridad para decirle que yo me había metido a robar, pero le riposté que el seguridad me acaba de ver llegar en mi carro. Es más, cuando entré por la puerta principal lo saludé. Pero él quería que yo me fuera, no quería que yo estuviera presente en la misa.

—Manjarrez recuerda cómo le respondió que le diría a sus feligreses que la razón por la que un médico se separó de su esposa fue porque lo encontró "a usted en la cama con ella"—.

¿Usted le dijo eso?

Yo le dije eso. Entonces allí fue donde él me levantó la mano, y le digo que uno puede soportar todas las palabras, pero ya cuando te levantan la mano... ya no hay ninguna clase de respeto y me embrutecí.

-"¡Me embrutecí!", reitera y añade que hubo un intercambio de insultos y de golpes, y "una cosa llevó a la otra, y cuando volví en mí el hombre ya estaba muerto".

Manjarrez dice que tras la escena dantesca, procedió a irse, aunque niega que se haya cambiado de ropa, como lo publicaron algunos medios en aquel momento. Asegura que iba "bañado en sangre", por lo que se sorprende de que nadie lo haya visto durante la huida.

Dice que estaba turbado, pero antes de irse de la escena del crimen dejó unos mensajes.

Dentro del cuarto había varios artículos de mujer, medicamentos recetados para una señora, un lápiz labial, que con eso fue que escribí el mensaje que ya ni me acuerdo cuál era ["Sucio no toques a mis pelaos"].

¿Sintió miedo cuando esa misma tarde volvió al lugar?

Sentí miedo, claro. Sentí miedo. En un principio yo me negaba a aceptar que había hecho eso. No lo podía creer.

¿Por qué ha tratado de suicidarse varias veces en la cárcel?

Para una persona que nunca ha estado detenida y que cae en una cárcel después de los 30 años, quizás es más duro que para un joven de 17 ó 18 años. El estar en prisión, te hace sentir que no vales absolutamente nada. Los mismos policías te martirizan. Y para rematar vienes de la calle con fama de monstruo. Es una presión psicológica muy grande y a veces la fe falla; no tienes el apoyo de la iglesia a la que tú perteneces, de la fe y te encuentras solo.

¿A usted le han atacado sexualmente dentro de la cárcel?

Sí, fui atacado en el 2002, cuando un capitán me obligó a entrar a una celda con gente que yo no conocía. Ese fue un episodio muy duro... muy duro. Y, sobre todo, cuando uno lo denuncia porque todo el sistema se vuelve en contra. Es lo mismo que en la iglesia, donde una vez que tú denuncias cosas, te van arrinconado, para fracturar tu autoestima.

¿Luego de ese crimen, qué espera Manjarrez de la vida?

De la vida mucho, de Dios todo. De los hombres no espero nada. No tengo sueños, tengo metas. Una de ellas es fortalecer el amor que me une a mis familiares y a mis amigos. También me gustaría terminar mi carrera de Derecho y Ciencias Políticas a distancia. En La Joyita hay muchas limitaciones, pero como no soy Bolívar Pariente, ni Amael Acosta no califico para El Renacer.

¿Por qué habla con rencor de la Iglesia católica?

No es rencor, es realismo. Aquí vino el padre Foskini y me dijo: "mira Manjarrez tu caso está difícil". Me dijo que me iban a condenar: "tú no vas a soportar la vida en medio de delincuentes. La existencia para ti va a ser un infierno", me dijo y me afirmó que a veces es preferible la muerte.

¿Qué piensa usted que trataba de decirle?

"Busca la salida fácil". Yo tenía tres días de haber salido del Santo Tomás por intento de suicidio [ahorcamiento].

¿Cuando salga de aquí qué piensa hacer?

No lo sé -Se ríe-.

¿Por qué se ríe?

Me gustaría largarme de este país. Panamá está podrido.

¿Por qué dice eso?

Le pongo como ejemplo la Corte Suprema de Justicia. Si el órgano encargado de la justicia está podrido, lo demás está podrido porque el que tuerce el derecho, tuerce la justicia, y sin justicia no se puede vivir.

¿Tiene fe en Dios?

Yo la tengo. Y bueno acuérdese de Moisés, que queriendo hacer justicia le quitó la vida a un egipcio y sin embargo Dios lo perdonó, y a través de Moisés vinieron los 10 Mandamientos. Ninguno de nosotros tiene derecho de juzgar a otro.

¿Pero no se puede usar el nombre de Dios para justificar un crimen?

Exactamente, pero Dios tiene misericordia para que nosotros aprendamos a tener misericordia.

¿Ha hablado con la familia de Altafulla?

No he tenido la oportunidad. Me apena esa situación y siempre he tenido el deseo pedirle perdón personalmente.

¿Y ahora qué?

Me gustaría tener una familia, pero en estos días me trajeron mi mandamiento del sistema penitenciario, y son 20 años. Estamos tratando de mejorar nuestra situación, siendo ejemplo para los demás.

¿Cree que pueda volver a intentar ser sacerdote?

Jamás. El derecho canónico no contempla un perdón hacia las personas que han cometido un homicidio. Están inhabilitadas. Por el derecho canónico no puedo, y la libre voluntad mía tampoco.

¿Por qué ya no?

La escritura dice que el hombre sabio ve el mal y se aparta.

¿Eso es lo que usted va a hacer?

Correcto. Creo que jamás pondré un pie en algún templo de la Iglesia católica.

¿Entonces ya no va a practicar más el catolicismo?

Mi vocación no es católica, es cristiana, porque yo creo en Cristo, el catolicismo es una forma de seguir a Cristo, así como los evangélicos.

¿Se perdona a sí mismo?

¡Cómo no!

¿Cree que Dios ya lo perdonó?

Estoy seguro de eso.

¿Y cree que los panameños lo han perdonado?

La gran mayoría...

¿Quiere agregar algo?

Solo una frase que uno la dice todos los días en el Padre Nuestro, "perdona nuestras ofensas, como nosotros perdonamos a los que nos ofenden".

PERFIL

Marco Manjarrez, quien nació el 4 de marzo de 1969, fue arrestado el 20 de mayo de 2002, como principal sospechoso del crimen. El 24 de mayo de 2004, casi dos años después del homicidio, un jurado de conciencia, integrado por cinco mujeres y dos hombres, lo declaró culpable. Fue condenado a la pena máxima y cumple su sentencia en La Joyita.

(Vea Iglesia católica espera que reconversión sea real)

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

DIPLOMACIA Panamá rechaza la disolución de la Asamblea Nacional de Venezuela

Panamá reitera que las decisiones que tome la Asamblea Nacional Constituyente y sus resultados no serán reconocidos. Panamá reitera que las decisiones que tome la Asamblea Nacional Constituyente y sus resultados no serán reconocidos.
Panamá reitera que las decisiones que tome la Asamblea Nacional Constituyente y sus resultados no serán reconocidos. AFP

El Gobierno de Panamá expresó su rotundo rechazo a la disolución de la Asamblea Nacional de Venezuela, a través de un decreto ...

Trabajos en la Domingo Díaz Perforan tubería de 24 pulgadas y dejan sin agua a 25 barriadas

La empresa contratista realizará los trabajos de reparación este viernes, por lo que una vez culminados se iniciará el proceso de recuperación del sistema. La empresa contratista realizará los trabajos de reparación este viernes, por lo que una vez culminados se iniciará el proceso de recuperación del sistema.
La empresa contratista realizará los trabajos de reparación este viernes, por lo que una vez culminados se iniciará el proceso de recuperación del sistema. LA PRENSA/Archivo

El Instituto de Acueductos y Alcantarillados Nacionales (Idaan) anunció la tarde de este viernes 18 de agosto que el personal ...

ADUJO PROBLEMAS DE SALUD Niegan otorgarle el arresto domiciliario a Ignacio Fábrega

El exfuncionario se encuentra detenido desde el pasado 25 de agosto de 2015 en el centro penitenciario El Renacer. El exfuncionario se encuentra detenido desde el pasado 25 de agosto de 2015 en el centro penitenciario El Renacer.
El exfuncionario se encuentra detenido desde el pasado 25 de agosto de 2015 en el centro penitenciario El Renacer. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Ignacio Fábrega, exdirector de Supervisión de la Superintendencia del Mercado de Valores y quien se encuentra en el centro ...