Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

DESASTRES NATURALES. PANAMÁ SE PREPARA, PERO ESPERA NUNCA SER VÍCTIMA.

La amenaza de una catástrofe

Desde 2003, Sinaproc elabora y adecua cada año lo que se conoce como el Plan Nacional de Emergencias.

Las autoridades coinciden en que si hubiera un desastre de gran magnitud, el país no está preparado.

EXPERIENCIAS. En 2004, las inundaciones en Prados del Este, en Panamá, dejaron 16 muertos y 14 mil 416 afectados. EXPERIENCIAS. En 2004, las inundaciones en Prados del Este, en Panamá, dejaron 16 muertos y 14 mil 416 afectados.

EXPERIENCIAS. En 2004, las inundaciones en Prados del Este, en Panamá, dejaron 16 muertos y 14 mil 416 afectados.

14_mapadesastres_b 14_mapadesastres_b

14_mapadesastres_b

¿Está Panamá preparada para enfrentar una catástrofe? La respuesta no es simple, pues como explicó el director del Sistema Nacional de Protección Civil (Sinaproc), Luis Sucre, cuando de calamidades se trata el prisma con el que se ven las cosas va más allá del blanco y el negro.

Sucre, quien asumió el cargo hace tres semanas, trató de contestar la interrogante con los siguientes argumentos: “estamos bien, pero podemos estar mejor. Tenemos la capacidad de enfrentar casi todos los eventos comunes que ocurren en Panamá [inundaciones, incendios, temblores], pero si se nos presenta uno de gran envergadura, la mitigación no será tan sencilla”.

El jefe del Departamento de Emergencias y Desastres de la entidad, Omar Smith, fue más allá y sostuvo que ni los países del primer mundo están cien por ciento preparados. Para muestra, citó el ejemplo de Estados Unidos y la devastación que dejó en 2005 el huracán Katrina.

“Los riesgos están allí; sin embargo, nuestra ventajosa posición geográfica y la preparación de nuestro personal nos pone en un sitial ‘privilegiado’ respecto de los demás países de la región”, agregó, por su parte, el jefe de Cooperación Técnica Internacional, Guido Rafael Bonilla.

En papel

Todo lo que se debe hacer en caso de un desastre natural está plasmado en lo que se conoce desde 2003 como Plan Nacional de Emergencias, que según Sucre se actualiza anualmente en función de los cambios climáticos.

Es decir, frente a los embates de la “Niña”, por ejemplo, los esfuerzos estarían orientados hacia eventuales incendios forestales, pues el clima tendería a ser más seco; mientras que si se tratase del “Niño” deberían tomarse previsiones para casos de inundaciones.

En el plano legal, la Ley 7 del 11 de febrero de 2005 confiere al Sinaproc la responsabilidad de diseñar, adecuar y ejecutar el Plan Nacional de Emergencias, lo que supone que en el caso de un desastre será esa entidad la que coordine las acciones de mitigación, con mando por encima de las demás instituciones del Estado.

En el tema de recursos, Sucre explicó que Sinaproc tiene un presupuesto propio –de 2.4 millones de dólares este año-, pero en el caso de una catástrofe puede disponer de los recursos de otras entidades.

Según las experiencias más recientes, el sistema ha operado con sus recursos y con apoyo del Despacho de la Primera Dama, pero si fuera necesario podría pedir ayuda, incluso, a la Fuerza Pública.

En la tragedia

En el caso de registrarse un desastre, Sinaproc operaría en diferentes etapas: evaluación de daños, búsqueda y rescate de víctimas, mitigación de daños, entre otras.

Aunque hoy día solo hay tres centros de operaciones de emergencia (COE) en el país con infraestructura propia –Panamá, Colón y David–, Sucre dijo que en el caso de una calamidad los COE se pueden instalar en cualquier escenario y operar en perfecta coordinación con el resto del país.

Y es a través de los COE por los que migrarían las estrategias a seguir. Si la calamidad estuviera centrada en una sola zona, los refuerzos llegarán inicialmente de las áreas circunvecinas y luego de la capital. Actualmente, Sinaproc tiene 216 funcionarios fijos y cerca de 800 voluntarios activos.

‘No estamos listos’

Para los bomberos, la respuesta a la interrogante de si el país está o no preparado para enfrentar un desastre es clara: “cuando se habla de desastres, el término en sí indica que se han excedido las capacidades de los organismos de rescate”, según explicaron la subteniente Matilde Torres y el capitán Gilberto Thomas, del Servicio de Atención Médica de Emergencias y Rescates.

Lo importante en un estado de calamidad es que se reduzca al máximo el tiempo de caos, porque si se trata de un desastre, advirtieron, de seguro habrá caos. En ese sentido, admitieron que Panamá debe fortalecer una serie de debilidades que harían mucho más difícil la mitigación del caos, sobre todo cambiar la visión de que aquí no pasa nada y como no pasa nada es innecesario invertir en equipos y personal.

“La mejor preparación frente a un desastre está en el hogar. Si estamos conscientes de los riesgos y tenemos un plan, de seguro podremos sobrellevar lo que ocurra. Por ello, es necesario tener a mano los teléfonos de las instituciones de rescate y saber exactamente qué hacer”, dijo Thomas.

¿Y el plan de la ACP?

En el Canal de Panamá se han dado tres eventos “significativos” y que podrían considerarse como los grandes accidentes en la vía acuática: dos casos de derrame de hidrocarburo, de aproximadamente 4 mil barriles de crudo, en 1980 y 1990, y un derrumbe en el Corte Culebra durante 1982, según los registros de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP).

También se han reportado otros “eventos menores” y siempre se les ha dado repuesta, afirma Antonio Michel, gerente de Protección y Respuesta a Emergencias de la ACP. Michel explica que hay un “plan para contingencias” en el que se organizan los componentes de respuesta (equipo y el recurso humano) a través del Sistema de Comando de Incidentes. El plan, dice Michel, incluye lo que se debe hacer para responder a “todo tipo de emergencias marítimas, deslizamiento de tierras, desastres naturales y consecuencias de algún acto terrorista”.

Según Michel, “los fondos están presupuestados”. Y solo en los casos en que se exceda la capacidad de respuesta de la institución, se solicitaría apoyo del Equipo de Respuesta de Estados Unidos (con el cual la ACP tiene un acuerdo de entendimiento desde 2002) o del Clean Caribbean and the Americas (cooperativa de la cual la ACP es miembro afiliado).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

BALANCE Reemplazo de viga del puente de Villa Lucre terminará en menos de un mes

En izar las piezas y luego reemplazarlas se está utilizando una grúa de brazo articulado En izar las piezas y luego reemplazarlas se está utilizando una grúa de brazo articulado
En izar las piezas y luego reemplazarlas se está utilizando una grúa de brazo articulado

En menos de un mes podría terminarse la reparación de una de las vigas del puente vehicular de Villa Lucre, en el cual los ...

Protestas callejeras Miles de catalanes exigen la libertad de presos

Grupos cívicos independentistas llamaron en la víspera a realizar manifestaciones en toda la región. Grupos cívicos independentistas llamaron en la víspera a realizar manifestaciones en toda la región.
Grupos cívicos independentistas llamaron en la víspera a realizar manifestaciones en toda la región. AP

Miles de manifestantes se congregaron este jueves 21 de septiembre frente al organismo judicial de Cataluña para exigir la ...

declaración Presidente Donald Trump declara emergencia para la isla de Puerto Rico

El servicio meteorológico local estima que las lluvias se prolongarán hasta el sábado. El servicio meteorológico local estima que las lluvias se prolongarán hasta el sábado.
El servicio meteorológico local estima que las lluvias se prolongarán hasta el sábado. AFP

El presidente Donald Trump aprobó este jueves 21 de septiembre una declaratoria de desastre para Puerto Rico después de que el ...