Las formas más extremas de violencia ejercidas por los hombres contra las mujeres AÚN persisten en panamá

‘El amor no cambia al agresor’

Entre 2000 y 2007 se registraron 169 asesinatos de mujeres por razones asociadas con su género. Las autoridades advierten que la situación ha empeorado.

TENDENCIA. Investigaciones recientes han comprobado que los agresores tienen discursos recurrentes: ‘O es para mí o no será de nadie’, ‘ella me irrespetó y por eso la maté’. FOTO ILUSTRATIVA/LA PRENSA/David Mesa TENDENCIA. Investigaciones recientes han comprobado que los agresores tienen discursos recurrentes: ‘O es para mí o no será de nadie’, ‘ella me irrespetó y por eso la maté’. FOTO ILUSTRATIVA/LA PRENSA/David Mesa
TENDENCIA. Investigaciones recientes han comprobado que los agresores tienen discursos recurrentes: ‘O es para mí o no será de nadie’, ‘ella me irrespetó y por eso la maté’. FOTO ILUSTRATIVA/LA PRENSA/David Mesa

Marisa ya no llora por su ex novio. Dice que tiene la fuerza suficiente para contar su triste historia. “Cambié de trabajo y de teléfono. No podía salir con nadie porque él me celaba por todo y siempre me hacía un escándalo. Yo no sabía qué hacer, solo lloraba”.

“Tú jamás piensas que un hombre que fue tan lindo contigo cambie de repente, drásticamente. Es tan difícil”, dice Marisa, de 30 años, cuyas otras generales se mantienen en reserva porque teme represalias de su ex novio.

Marisa no vivió con su ex novio, pero asegura que fue su víctima. Y, por eso acudió a las autoridades judiciales. “Saqué dos boletas de protección y, finalmente, interpuse una demanda por extorsión y hurto contra él”, dice Marisa, una exitosa ejecutiva de empresa.

Realidades

Entre 2000 a 2007 hubo en el país 169 asesinatos de mujeres por razones asociadas con su género, según registros del Ministerio de Desarrollo Social y de la Defensoría del Pueblo.

En lo que va de 2008, se han reportado 31 homicidios de este tipo. Las cifras “preocupan”, tanto a las víctimas que sobreviven a la violencia doméstica, como a las autoridades que tienen que atender los casos.

“Con la situación de violencia extrema que se ve, no solo entre personas que tienen hijos, en materia de violencia doméstica la situación es grave”, admite Adolfo Pineda, fiscal primero de Familia.

“Nos hemos encontrado con personas que a primera vista no se les puede determinar su peligrosidad”, dice el fiscal Pineda.

Es por eso que –como en el caso de Marisa– la violencia contra mujeres por cuestiones de género no se limita a las relaciones entre cónyuges o ex cónyuges.

Ni siquiera se puede decir que solo ocurre entre personas de escasos recursos económicos, dice el fiscal, ya que “ocurre en todos los niveles sociales”.

De hecho, el ex novio de Marisa es un ingeniero y empresario.

‘no me hará daño’

Yamiselis Guevara, de 21 años, salía de un baile típico la madrugada del lunes 20 de marzo de 2006. Eran cerca de las 3:00 a.m. y Yamiselis se dirigía hacia su casa en compañía de un amigo, en el sector de Nuevo México de Caimitillo, corregimiento de Alcalde Díaz.

En el camino se encontró, enfurecido, a Milciades Urriola, de 28 años, quien cuchillo en mano le hizo cuatro heridas, tres de ellas en el pecho. Yamiselis murió en el Hospital Santo Tomás.

Según el reporte policial del caso, el homicida era el “compañero sentimental” de la víctima.

Al día siguiente del crimen, Crítica y El Siglo reportaron que Yamiselis tenía muchos problemas con su pareja y que horas antes del baile, Urriola le había advertido: “hasta hoy tú tienes vida”. Pero ella no le hizo caso.

Cada palabra cuenta

Ese tipo de amenazas, según el fiscal Pineda, “ya no quedan solo de boca”.

No hay que esperar. Las víctimas muchas veces aguantan. Pero hay que saber que “el amor no cambia al agresor. Lo único que los cambia son los especialistas en salud mental”, asegura el fiscal.

Pineda, cada vez que puede, le insiste a las mujeres: “no tomen en juego nada que el agresor –o agresor en potencia– ha manifestado. Desde el primer momento; desde antes de que vivan juntos; incluso, si han tenido una relación de noviazgo”.

La insistencia del fiscal Pineda tiene fundamento en los 18 años que lleva atendiendo estos casos en la Fiscalía de Familia. “Las denuncias que recibíamos en 1995 no son las mismas que recibimos ahora”.

En 1995 solo la Fiscalía Primera de Familia recibió entre 400 y 500 denuncias en seis meses, mientras que hasta agosto de 2008 ha recibido 892.

De hecho, en las fiscalías de familia del primer circuito judicial de Panamá han ingresado 3 mil 361 expedientes penales en los primeros ocho meses del año.

Esto sin contar con las denuncias interpuestas en San Miguelito (mil 511), La Chorrera (mil 232) y el interior del país.

Claro está, explica el fiscal Pineda, hace 18 años no se conocía la Ley 27 de 16 de junio de 1995, “por la cual se tipifican los delitos de violencia intrafamiliar y maltrato de menores”.

Ni tampoco existía la Ley No. 38 de 10 de julio de 2001, que reforma y adiciona artículos al Código Penal y Judicial, sobre violencia doméstica. Entre las modificaciones que se aprobaron destaca la inclusión de las medidas de protección que puede adoptar la autoridad competente, a favor de las víctimas (ver tabla).

Sin embargo, dice el fiscal, es evidente que “cada día los actos de violencia contra las mujeres son mayores y más agresivos”. Algunos, agrega Pineda, llegan a asesinarlas en presencia de quien sea.

¿Amor o sometimiento?

La noche del martes 4 de julio de 2006, María Eugenia Dávila, de 24 años, murió de dos balazos que le hizo Omar Sinisterra, de 42 años.

El crimen ocurrió en el trabajo de María Eugenia (Laboratorios Rally, en El Dorado). Esa noche Sinisterra, un guardia de seguridad que estaba obsesionado con la mujer, llegó armado. Disparó contra los compañeros de María Eugenia y, luego, antes de matarla, abusó de ella.

Horas antes del suceso, Sinisterra le dijo a unos familiares: “hoy voy a ver a mi novia”, refiriéndose a María Eugenia, a quien acosaba incesantemente. Ella nunca le hizo caso.

Urania Ungo, investigadora del informe Femicidio en Panamá 2000-2006, explica que comportamientos como este revelan a los típicos “femicidas”. Ellos, dice Ungo, creen que sus víctimas son de su posesión.

Por eso, agrega la investigadora, sus discursos son recurrentes: “O es para mí o no será de nadie”; “ella me irrespetó y por eso la maté”.

Hay que ver bien

Según Ungo, muchas veces pasa que “por un simple firteo o porque le guiñaste un ojo, el agresor piensa que te conviertes en su propiedad”.

Ante estas situaciones, la mujer tiene que estar prevenida porque “ser novio no le hace propietario de nadie”, enfatiza Ungo.

De esto tiene experiencia la empresaria Marisa. Luego de cuatro años de noviazgo, dijo “me cansé de tanto maltrato y sufrimiento... por eso, decidí dejarlo”.

Aunque Marisa admite que “no me nace odiarlo”, dice que contó su historia “para que otras mujeres se atrevan y aprendan de su experiencia”.

$600 mil destinados a campañas

Este mes de noviembre se cumple el segundo año consecutivo de la campaña que advierte sobre los daños de la violencia doméstica. En ambas campañas, “Si le pegas a una, nos pegas a todas” y “Ya basta de violencia”, se han destinado 600 mil dólares, señala Rosina Pérez, directora de Mujer del Ministerio de Desarrollo Social (Mides).

Aunque Pérez dice que “científicamente” es difícil medir el impacto de ambas campañas, lo cierto es que, al menos, han servido para “sensibilizar a la población y concretamente a las víctimas”. Por tal razón, agrega, la campaña continuará en 2009.

TIPOS DE VIOLENCIA MÁS COMUNES

FÍSICA.

Uso de la fuerza por parte del agresor para que la víctima haga algo que no desea.

SICOLÓGICA.

Coaccionar, degradar o controlar las acciones, sentimientos o creencias de la víctima.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

PROYECTO La ecología, un huerto orgánico y los gusanos como terapia

La historia de Jabal e Ismael La historia de Jabal e Ismael Vídeo
La historia de Jabal e Ismael

La percepción sobre el cuidado de la naturaleza de Ismael Tenorio y  Jabal Rodríguez, ambos  estudiantes de  la escuela de ...

PROCESO DE PAZ Entregan 21 restos de desaparecidos en conflicto en Colombia

Las víctimas perecieron a manos de paramilitares, guerrillas y fuerzas estatales en los departamentos de Antioquia, Nariño y Sucre. Las víctimas perecieron a manos de paramilitares, guerrillas y fuerzas estatales en los departamentos de Antioquia, Nariño y Sucre.
Las víctimas perecieron a manos de paramilitares, guerrillas y fuerzas estatales en los departamentos de Antioquia, Nariño y Sucre. AFP PHOTO / JOAQUIN SARMIENTO

Las familias de 21 víctimas del conflicto armado que estaban desaparecidas, recibieron el viernes sus restos en una emotiva ...

COMPRAS Regreso al pasado: prosperan tiendas de juegos retro en Japón

Dado el dominio de Nintendo del mercado de videojuegos local en la década de 1980, no es extraño que buena parte de las compras y las ventas tenga lugar en Japón. Dado el dominio de Nintendo del mercado de videojuegos local en la década de 1980, no es extraño que buena parte de las compras y las ventas tenga lugar en Japón.
Dado el dominio de Nintendo del mercado de videojuegos local en la década de 1980, no es extraño que buena parte de las compras y las ventas tenga lugar en Japón. Bloomberg/Archivo

Un renovado interés en los video juegos japoneses antiguos está llevando a compradores a los mercados online y tiendas que ...