Partidas discrecionales. se gastaron miles de dólares en plumas, relojes y mancuernas.

En bien de la ‘colectividad nacional’

¿En qué ayudaron al pueblo panameño los costosos obsequios que hizo el ex presidente Pérez Balladares?

Pese a que el ex gobernante afirma lo contrario, en sus partidas hay gastos estrictamente personales.

LOS VIAJEROS. Ernesto Pérez Balladares y su asesor y hombre de confianza, Rómulo Abad LOS VIAJEROS. Ernesto Pérez Balladares y su asesor y hombre de confianza, Rómulo Abad
LOS VIAJEROS. Ernesto Pérez Balladares y su asesor y hombre de confianza, Rómulo Abad

En su página web, el ex presidente Ernesto Pérez Balladares publicó los sustentos legales que le permitieron hacer uso de las "partidas discrecionales". Uno de ellos es la Resolución No. 357 del Ministerio de Hacienda y Tesoro –fechada el 8 de abril de 1995–, en la que se se considera que los programas del Despacho Superior, es decir, de la Presidencia, "van dirigidos al beneficio de la colectividad nacional...".

No hay duda de que el ex gobernante cumplió en buena medida. No obstante, hay numerosos gastos que ponen en duda ese objetivo, pese a que este argumento fue la base para que el desaparecido Ministerio de Hacienda y Tesoro lo autorizara a hacer gastos sin el requisito de la solicitud de precios, como debía cumplir el resto de las instituciones gubernamentales.

Aprendiendo a confiar

En su informe, destacan tanto la discrecionalidad como la falta de comprobantes que motivaron los gastos. O, dicho de otro modo, hay compras –suficientes como para darle la vuelta al mundo– sin respaldo alguno. Pérez Balladares reconoce que faltan los sustentos para el 4% de los gastos. Y, a juzgar por los resultados de una búsqueda al azar, ese 4% no es poca cosa.

Por ejemplo, en el informe de la cuenta No. 43220 en su página web no consta una sola factura que sustente el desembolso de los 250 mil dólares asignados a ésta. No se sabe si el ex gobernante presentó las facturas al entonces contralor, Gabriel Castro, quien otorgó el finiquito.

¿Qué gastos se hicieron con esos fondos? 100 mil dólares a favor de la Junta del Carnaval capitalino Milenio 99; 61 mil 813 dólares para "saldar" un "gasto imprevisto" en Distribuidora David, y hasta el asesor presidencial Rómulo Abad recibió 15 mil dólares para "cubrir costo de viajes a Estados Unidos".

El hombre del efectivo

A Abad se le asignaron decenas de miles de dólares, pero en su informe, Pérez Balladares no consigna las facturas que motivaron los gastos. Con su consentimiento, Abad recibió 40 mil dólares para gastos de una misión oficial a Chile, el 7 de abril de 1998. Un mes después, volvió a recibir 50 mil dólares para otra "misión oficial" a Nueva York. El 15 de octubre de ese mismo año, Abad recibió 10 mil dólares para otro viaje a Chile, y antes de que terminara 1998, se le entregaron 30 mil dólares para cubrir "atenciones del Despacho Superior".

Ya se sabe: en ese renglón hay decenas de miles de dólares en compra de regalos, flores y joyería para obsequiar a funcionarios, co partidarios, amigos y familiares del ex presidente, gastos estos en los que cabe preguntarse ¿dónde está el beneficio para la colectividadnacional?

La asesoría de Abad a Pérez Balladares también lo llevó a varias otras ciudades de EU, así como a Brasil, Cuba, México y España –por listar solo algunos destinos–. El denominador común, al menos según los informes de Pérez Balladares, era que el Estado le daba dinero a Abad, pero si se lo gastaba o no en sus viajes, no es cosa que haya quedado clara, pues no hay papeles de respaldo. Así pues esta parte del informe, en vez de despejar, acentúa las dudas.

Abad, entrevistado por este diario, señaló que está en el proceso de "rebuscar" todas las facturas que generaron los gastos en los que incurrió durante sus "viajes oficiales". "Ahora –explicó– esto no se puede recopilar al 100%, pero sí haré la tarea de recopilar todo lo que pueda".

El ex asesor dijo que él no manejaba la "parte técnica de estos fondos", pero que ahora se ha tomado la molestia de llamar a los hoteles para obtener copias de las facturas a fin de incluirlas en la página web de Pérez Balladares.

Abad aseguró que, en su momento, él entregó las facturas originales a los auditores de la Contraloría. "Nunca –precisó– me autorizaron un cheque sin haber sustentado lo que se había gastado en el anterior".

Lo que queda bastante claro es que esas elevadas asignaciones no eran para comprar pasajes. Eso era misión del Ministerio de la Presidencia que, además, tenía la delicadeza de que Abad no viajara en las incómodas butacas de la clase económica. Cuando fue a Europa, por ejemplo –en septiembre de 1998– el pasaje de Abad costó más de 7 mil dólares, adquirido en la agencia de viajes de la "casa", Royal Tours.

De acuerdo con las cuentas de la Defensoría del Pueblo, Royal Tours recibió de las partidas asignadas a Pérez Balladares 197 cheques por un tal de un millón 375 mil dólares, lo cual es menos de lo que recibió Abad: un millón 596 mil dólares, producto de la entrega de 72 cheques.

Abad y Royal Tours son, después del Banco Nacional, los que más dinero recibieron de las partidas discrecionales de Pérez Balladares.

La primera familia

En varias de las cuentas que manejó Pérez Balladares aparecen arreglos de flores pagados con fondos estatales a sus familiares más íntimos y a personas no tan íntimas, como Ivonne Young (junio de 1996) y su colega Mireya Moscoso, quien recibió de su parte, al menos, dos arreglos de flores en mayo y julio de 1996.

Las flores eran de envío común a la familia Pérez Balladares: Isabella Pérez Balladares de Pretelt; María Enriqueta de Pérez Balladares; Dorita de Pérez Balladares; incluso hay un ramo que fue hecho a nombre de "Ernesto Pérez Balladares y señora", en julio de 1996.

El 27 de diciembre del año pasado, este diario publicó una carta que Pérez Balladares había enviado días antes. En ella, el ex presidente afirmaba que había "una diferencia sustancial y de fondo en el uso que se hizo de esas partidas en mi administración y el que hizo la administración Moscoso: no hay un solo gasto que se haya hecho en mi administración para uso personal del Presidente ni de la Primera Dama".

Aparentemente, el ex gobernante no recordó los viajes ni los ramos de flores a sus hijas como tampoco las "80 rosas rojas" que envió a "Dora de Pérez Balladares" el 21 de julio de 1999. El motivo: "aniversario".

En cuanto a viajes, la ex primera dama Dora Boyd de Pérez Balladares hizo uno a Japón y a Taiwan, en 1996. El total de gastos que presentó sumó mil 942 dólares, de los cuales mil 400 dólares eran propinas.

Los impuestos de los panameños también pagaron un viaje –en misión oficial a Londres– de una hija del ex presidente: Isabella Pérez Balladares y su esposo, Enrique Pretelt. El costo fue de 7 mil 794 dólares por butaca.

Hasta el marco de plata –de 90 dólares– "para la fotografía de su nieta", fue anexado por la ex primera dama a las partidas discrecionales para ser pagado con dinero del Estado.

Los detalles

Pérez Balladares, sin duda, será recordado como una persona generosa. El ex ministro de Gobierno y Justicia Raúl Montenegro le agradecerá por siempre un par de mancuernas de oro blanco que le regaló con sus iniciales. El detalle costó a los panameños 350 dólares. Otro par de mancuernas fueron a dar a las mangas de la camisa del poderoso empresario "Chairman" Chang, el mandamás de Evergreen. Un detalle de 480 dólares.

En mayo de 1996, Pérez Balladares también ordenó la adquisición de 200 plumas Cross "para ser usadas como regalos que dará el señor presidente".

La delicadeza le costó a los panameños más de 30 mil dólares. En promedio, cada bolígrafo costó 150 dólares, que no es tan poco, considerando que el 25 de mayo de 1995 el entonces asesor presidencial Gerardo Solís ordenó la confección de un cheque por 437 dólares "en concepto de gasto imprevisto para la adquisición de un juego de plumas marca Sheaffer para el Despacho Superior".

El ex presidente también solía regalar relojes. Varias facturas así lo evidencian, como una de Representaciones Kat’z, de más de 9 mil dólares, en la que se detalla la compra de 64 relojes Bulova para hombre y 47 para mujer. Solo en estos "detalles", PérezBalladares gastó más de 40 mil dólares, suficiente para pagarle por un año a 10 personas con salario de unos 330 dólares por mes.

Si bien es cierto que Pérez Balladares presentó los finiquitos de estas cuentas, la pregunta es si esos gastos se justifican porque se hicieron basados en que eran en beneficio de la "colectividad nacional".

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Mundo Papa Francisco reduce sanciones a curas abusadores de niños aplicando visión de Iglesia misericordiosa

El papa Francisco. El papa Francisco.
El papa Francisco. REUTERS

El papa Francisco ha reducido discretamente las sanciones a un puñado de curas pederastas, aplicando su visión de una Iglesia ...

Tecnología BlackBerry presenta su nuevo telefóno fabricado por el chino TCL

Imagen del nuevo Blackberry Imagen del nuevo Blackberry
Imagen del nuevo Blackberry Tomado de Android Authority

El grupo BlackBerry, que intenta relanzarse en el competitivo sector de la telefonía móvil, presentó el sábado en Barcelona un ...

Mundo Obama regresa a Broadway a ver 'The Price', de Arthur Miller

El expresidente Barack Obama y su hija Malia Obama asistieron a una reposición de "The Price", de Arthur Miller. El expresidente Barack Obama y su hija Malia Obama asistieron a una reposición de "The Price", de Arthur Miller.
El expresidente Barack Obama y su hija Malia Obama asistieron a una reposición de "The Price", de Arthur Miller. Tomado de nytimes.com

Los Obama no pueden mantenerse alejados de Broadway. El expresidente Barack Obama y su hija Malia Obama asistieron a una ...