el RECLUTA DE LAS FARC ESCAPÓ Y SE ENTREGÓ AL SENAFRONT

‘Yo para el campo no puedo entrar más’

El joven de 23 años fue reclutado en un poblado maderero de El Chocó colombiano y terminó en un campamento cerca de El Real de Santamaría.

Temas:

SENTIMIENTO. Pedro, o Alexis, como lo bautizaron los guerrilleros, aseguró no tener miedo, pero se confesó arrepentido ‘mil veces’ de haberse enlistado. CORTESÍA/Servicio Nacional de Fronteras SENTIMIENTO. Pedro, o Alexis, como lo bautizaron los guerrilleros, aseguró no tener miedo, pero se confesó arrepentido ‘mil veces’ de haberse enlistado. CORTESÍA/Servicio Nacional de Fronteras
SENTIMIENTO. Pedro, o Alexis, como lo bautizaron los guerrilleros, aseguró no tener miedo, pero se confesó arrepentido ‘mil veces’ de haberse enlistado. CORTESÍA/Servicio Nacional de Fronteras

A pesar de su ignorancia manifiesta en asuntos relacionados con el terrorismo, el narcotráfico y el crimen organizado, a Pedro solo le tomó poco más de un mes darse cuenta de que se había equivocado al dejarse reclutar por el Frente 57 de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), y por ello desertó y se entregó a las autoridades del Servicio Nacional de Fronteras (Senafront) en territorio panameño.

Pedro, cuyo nombre completo se omite por razones de seguridad, dijo estar tan consciente de su equivocación, que reconoció que nunca más podrá volver al “campo”, como le dice a su natal Quirdó, en El Chocó colombiano. “Mil veces me arrepiento”, expresó a este diario 24 horas antes de ser entregado a las autoridades de su país.

De apenas 23 años, Pedro –o Alexis, como lo “bautizaron” los guerrilleros– es un hombre que parece haber trabajado varias décadas. Sus manos repletas de callos lo muestran como el ayudante de leñador que era antes de irse a la montaña.

Y fue precisamente cortando leña en Bijao, cerca del río Cacarica, en el departamento colombiano de El Chocó, como lo encontraron los guerrilleros el 30 de mayo pasado.

“Hubo una reunión en el pueblo y al terminar me llamó el jefe, alias Iván, y me dijo que debía irme con ellos. La verdad es que ahora no sé si aquello fue una pregunta o una orden, pero lo cierto es que agarré mis cosas y me fui con ellos”, contó.

Al salir de Bijao, la columna caminó varios días hasta llegar a un campamento situado a las orillas de un afluente del río Cacarica. Y allí Pedro estuvo su primer mes con la guerrilla más vieja del continente.

“Lo único que hacían era hablarme de que la lucha era por el pueblo y de que sería hasta el final”, recordó.

Al terminar lo que evidentemente era parte de su adoctrinamiento preliminar, Pedro fue llevado con otros 8 o 9 hombres a un campamento más pequeño, esta vez cerca de una quebrada que llamaban Oruseca y de la que no tuvo mayores datos de ubicación hasta que decidió desertar. Tras por lo menos dos horas de recorrido, llegó a la comunidad de El Real de Santamaría, en Darién.

Él no lo sabía, pero su estadía en el segundo campamento había sido en territorio panameño.

“Me iba hasta tres horas a buscar camarón y cuando regresaba esos hombres seguían durmiendo”, dijo sobre lo que parece haber sido un campamento de descanso para combatientes.

Según Pedro, con él eran 10 hombres en el campamento. Siete tenían armas largas, y los otros dos, pistolas. A él no le dieron arma ni uniforme ni nada. Solo le hablaba Manuel, alias del jefe del sitio, y solo lo hacía para ordenarle hacer cosas y advertirle que si se iba, lo mataban.

Unos ocho días después de llegar, Manuel le pidió a Pedro que lo acompañara hasta un potrero que estaba relativamente cerca y, una vez allí, le dijo que se distanciara unos metros pues iba a hablar con alguien por teléfono.

“Yo aproveché y llamé a mi hermano desde mi celular; y mi hermano me dijo que me saliera de esa vaina”, contó.

En ese mismo lugar, Pedro habló con un “civil” y como quien no quiere la cosa le preguntó hacia dónde llevaba el camino y a qué distancia estaba el poblado más cercano. Luego, al día siguiente actuó como cualquier otro día y en la noche, aproximadamente a las 9:50 p.m., cuando el “guardia estaba arriba”, escapó.

Al llegar al camino, casi una hora más tarde, se asustó pues pensó que los guerrilleros podrían encontrarlo y decidió quedarse en una trocha cercana hasta el amanecer. Después caminó y corrió hasta llegar a El Real de Santamaría, donde buscó la iglesia, habló con las monjas y luego con funcionarios del Senafront.

Varios días más tarde, el 16 de este mes, otros funcionarios del servicio de fronteras fueron a buscarlo y le informaron que para ese momento, según información de los moradores, la guerrilla ya lo estaba buscando para matarlo.

Pedro afirmó que en el tiempo que estuvo con los guerrilleros no oyó hablar de planes ni de drogas. Solo una noche vio cuando traían unos uniformes, pero a él no le dieron.

En el lado colombiano ingirió alimentos de marcas colombianas; en el lado panameño, algunos productos que nunca antes había visto. Arroz, pastas, sardinas enlatadas, jamonadas, entre otros.

Y mientras esperaba para irse a su país, Pedro comentó que lo que más le preocupaba era que la guerrilla se vengara con su familia y que por eso debía llamarla. Tiene cuatro hermanos y él vivía solo con su madre.

“Me iré a Bogotá, donde tengo un hermano, porque yo para el campo no puedo entrar más”, admitió.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Destacados

Lo último en La Prensa

Videos del día Moscú desvela estatua de Kalashnikov, inventor del AK-47

Moscú desvela estatua de Kalashnikov, inventor del AK-47 Moscú desvela estatua de Kalashnikov, inventor del AK-47 Vídeo
Moscú desvela estatua de Kalashnikov, inventor del AK-47 AFP

Oficiales rusos y sacerdotes ortodoxos desvelaron una estatua del inventor Mikhail Kalashnikov, creador del famoso rifle de ...

Se le decomisan sus bienes y dinero Sala Penal de la CSJ condena a José Urrego a 10 años de prisión

Urrego fue detenido el 15 de septiembre de 2007 en isla Chapera, en el archipiélago de Las Perlas. Urrego fue detenido el 15 de septiembre de 2007 en isla Chapera, en el archipiélago de Las Perlas.
Urrego fue detenido el 15 de septiembre de 2007 en isla Chapera, en el archipiélago de Las Perlas. LA PRENSA/Archivo

A 10 años de prisión fue condenado por blanqueo de capitales José Nelson Urrego por la Sala Penal de la Corte Suprema de ...

Cultura Chichita Ibañez, la dama del tango

A sus 83 años Chichita ama bailar tango y hacer ejercicios A sus 83 años Chichita ama bailar tango y hacer ejercicios
A sus 83 años Chichita ama bailar tango y hacer ejercicios LA PRENSA/Jazmín Saldaña

Norma Ibañez tiene 83 años de edad y le gusta bailar tango, practicar taekwondo y hacer tae bo. La salud se lo permite y ...