EDUCACIÓN.

En las cárceles se enseña más que delincuencia

Para el 2009 se debe ampliar la cobertura con el fin de duplicar la cantidad de internos que estudian.

TINAJITAS. El programa de educación de este centro penitenciario es uno de los que más se destaca. TINAJITAS. El programa de educación de este centro penitenciario es uno de los que más se destaca.
TINAJITAS. El programa de educación de este centro penitenciario es uno de los que más se destaca.

El maestro Jorge Gutiérrez pasa cinco horas al día entre delincuentes. De lunes a viernes llega a las 7:00 a.m. a la cárcel de Tinajitas para enseñarle a leer y a escribir a nueve reclusos e impartir clases a otros 18 reos que cursan diferentes grados de primaria. Cada promoción que logran los internos es reconocida por el Ministerio de Educación (Meduca).

Actualmente hay unos 750 reclusos en ocho cárceles del país aprendiendo a leer y escribir o terminando sus estudios primarios o secundarios, que representan apenas el 6.4% de los 11 mil 661 detenidos que componen la población penal del país.

Para estas tareas, el Meduca ha nombrado a unos 60 maestros, dice el director de Educación de Jóvenes y Adultos, Guillermo Smith.

Según Smith, el Meduca proyecta incluir educación media y ampliar la cobertura para duplicar la cantidad de internos que estudia en las cárceles en 2009.

Justo ese año, una reforma a la Ley Orgánica de Educación estableció la obligación al Estado de desarrollar programas educativos para los detenidos en las diferentes cárceles del país.

ALFABETIZAR

Gutiérrez educa a reclusos desde 1995, cuando comenzó a alfabetizar a presos de la extinta cárcel Modelo sin recibir remuneración alguna.

Entonces solo era un voluntario apoyado por la organización no gubernamental Alfalit Internacional , que ha producido textos especiales para la alfabetización, principalmente para adultos, los cuales son reconocidos por el Meduca y se entregan gratuitamente a maestros y alumnos.

En 1996 este maestro fue nombrado en el Ministerio de Educación y se encargó del programa de alfabetización y terminación de estudios primarios en las cárceles La Joya y La Joyita. Diez años después, Gutiérrez ya no es funcionario del Meduca, pero sigue haciendo su trabajo en Tinajitas y es todo un experto en andragogía [educación y aprendizaje del adulto], gracias al entrenamiento que le dio la fundación sueca Lakarmissionen.

Sostiene que, en promedio, los reos analfabetas pueden aprenden a leer y escribir en unos cinco meses y los otros reclusos, explica, culminan en tres meses un grado de primaria. Su retribución, dice, es ver cómo la educación que imparte regenera a gente como Andrés, un analfabeta que a los 43 años fue condenado a cinco años de prisión por violación carnal.

Cuando comenzó sus clases, este reo de La Joya ni siquiera había sacado cédula para esquivar la realidad de no saber escribir ni su nombre. Después de haber purgado su condena, Andrés pudo aprobar los exámenes escritos para obtener su carné de salud y ahora trabaja en un restaurante de comida rápida.

"Eso es lo importante... de nada vale que ganen cinco en español y matemáticas, pero que todavía estén pensando en mover un kilo de cocaína, violar o matar", indica. La educación académica, junto con la enseñanza de valores cristianos, son herramientas que pueden sacar a un convicto de la delincuencia, opina.

Otros no esperan salir de la cárcel para aplicar lo aprendido. Lidia Castañeda, directora de Tinajitas, dice que es la que recibe los primeros escritos (peticiones y quejas) de los reos que recién están aprendiendo a usar el lápiz.

La mayoría de los reclusos que se inscriben en estas escuelas lo hace para buscar una manera de pasar menos tiempo en sus celdas. Por eso, explica Gutiérrez, es necesario que entiendan que esto no es un juego. Cuando ven cómo es el sistema, se toman el estudio en serio. La tarea de enseñarles no es fácil, por varias razones, reconoce.

Hay que tener vocación para lidiar con reclusos y sus problemas de salud, psicológicos, legales y, en muchos casos, de aprendizaje, explica Gutiérrez, quien ha visto morir a algunos de sus alumnos de enfermedades como sida.

También hay internos con problemas de aprendizaje, dislexia y de retentiva porque eran consumidores de drogas o por otras causas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Videos Kevin Melgar, el mejor jugador de la fecha de la LPF

Kevin Melgar, el mejor jugador de la fecha de la LPF Kevin Melgar, el mejor jugador de la fecha de la LPF Vídeo
Kevin Melgar, el mejor jugador de la fecha de la LPF LA PRENSA/Jonathan Polanco

Kevin Melgar, el exarquero de la selección nacional y del CAI analizó lo bueno y malo de ser futbolista en Panamá.

Videos del día El delantero francés Gignac tiene un 'tocayo' en el zoológico

El delantero francés Gignac tiene un 'tocayo' en el zoológico  El delantero francés Gignac tiene un 'tocayo' en el zoológico Vídeo
El delantero francés Gignac tiene un 'tocayo' en el zoológico AFP

Cientos de niños nombraron al primer tigre de bengala nacido en un zoológico del estado mexicano de Nuevo León Gignac, en ...

LANZAMIENTO DE MISILES Rusia aboga por reducir ejercicios Estados Unidos-Corea del Sur para rebajar tensión

El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado 6 de agosto nuevas sanciones económicas contra Pionyang. El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado 6 de agosto nuevas sanciones económicas contra Pionyang.
El Consejo de Seguridad de la ONU aprobó el pasado 6 de agosto nuevas sanciones económicas contra Pionyang. AP/Archivo

El gobierno ruso considera que las tensiones con Corea del Norte disminuirían si Estados Unidos y Corea del Sur reducen los ...