CIUDAD DE PANAMÁ. 2 mil millones de dólares se pierden al año.

Las cuentas del tranque

El secretario del Sindicato de Conductores de Taxis dice que cada chofer pierde 150 dólares por semana.

Protestas, accidentes, calles saturadas son algunos de los dolores de cabeza de los conductores.

Las colas de todos los días. Llegar al trabajo a tiempo y regresar a casa temprano se ha convertido en un desafío cotidiano.  Las colas de todos los días. Llegar al trabajo a tiempo y regresar a casa temprano se ha convertido en un desafío cotidiano.
Las colas de todos los días. Llegar al trabajo a tiempo y regresar a casa temprano se ha convertido en un desafío cotidiano.

Para Sion Palacios, un conductor de 35 años, es muy importante que las calles estén despejadas. Su recorrido comienza a las 6:00 de la mañana en Las Colinas Dorasol, en la Vía Tocumen, y termina casi una hora y media después en el barrio de Santa Ana, en el otro extremo de la capital.

Todos los días es lo mismo por donde conduce: una interminable fila de buses, camiones, taxis y vehículos particulares.

Por si fuera poco el estrés y los gastos de gasolina, cuando llegue la hora del pago de su salario encontrará un descuento por llegar tarde al trabajo.

La cosa se agrava aún más con los disturbios y cierres de calles. Amén de los accidentes vehiculares, que nunca faltan. Se calcula que en la ciudad de Panamá se producen 8.2 accidentes vehiculares al día, es decir, unos 247 al mes. Parece que más de una cosa conspira contra él.

MÁS DINERO

Todavía ningún economista ha estudiado cuánto significa en millones de dólares las pérdidas por los atascos vehiculares. Sin embargo, el empresario John Bennett no duda que el tránsito y el transporte ineficiente ocasionan al país dos mil millones de dólares anuales en pérdidas. Eso incluye, por ejemplo, el gasto de combustible, tiempo y mantenimiento de los vehículos.

Las autoridades alegan que la cantidad de vehículos en la capital (un poco más de medio millón) supera la infraestructura vial. A eso hay que agregar los 28 mil nuevos vehículos que entran cada año a circular por las mismas calles.

ALTERNATIVA

Solucionar este problemaes una prioridad, dice Arturo González, director de Operaciones de la Autoridad del Tránsito y Transporte Terrestre.

Señala que se estudia invertir de cinco millones a ocho millones de dólares en instalar semáforos inteligentes. Además, dice, se evalúa un nuevo sistema de transporte masivo (Transmilenio o tren ligero) para resolver los congestionamientos. Ello implicaría una inyección de entre 70millones y 180 millones de dólares.

Un tranque es, definitivamente, un mal negocio. No solo por los gastos en horas hombre y el tiempo que los capitalinos le roban a su sueño y a su familia para invertir en movilización.

El gasto de combustible aumenta en la medida en que se frena y se acelera el vehículo, según explicó Pedro Valdés, vicepresidente de Ventas de Petróleos Delta, S.A.

También se produce un mayor desgaste mecánico en los componentes del sistema de embrague, frenos y en la transmisión.

Los taxistas son los que más sufren los tranques, porque su trabajo está en la calle. Sergio Vega, de 53 años, dueño de una unidad de transporte selectivo que opera en Los Andes, dice que en una hora de tranque él deja de ganar cinco dólares.

Las pérdidas de los taxistas podrían ser mayores, según Américo Martínez, secretario general del Sindicato Único de Conductores de Taxi. Dice que los tranques son el principal obstáculo para la rentabilidad de su negocio. Calcula que cada conductor pierde 150 dólares cada semana por el tranque. Los intereses de los préstamos de auto, sin embargo, siguen corriendo.

Los disturbios de la semana pasada provocaron tranques tan graves que muchas actividades comerciales se paralizaron. Por ejemplo, hubo días en que los centros comerciales Multiplaza y Multicentro no registraron ventas, en tanto el Centro comerical Los Andes tuvo una disminución en su actividades cercana al 20%, confirmó su administrador, Moisés Ángel.

Pero, independientemente de las protestas no hay un buen sistema vial en el país, dice Adolfo Quintero, presidente del Colegio de Economistas de Panamá, lo que ocasiona un incremento en los costos de operación de las empresas, por el retraso en la entrega y recibo de mercancía. Además, al demorarse el trasiego de productos, los costos de almacenaje se disparan y se produce un efecto en cadena.

"Carecemos de una infraestructura adecuada para la competitividad; no hay suficientes semáforos ni vías de desahogo y alimentación", sostiene el economista.

Mientras tanto, Sion Palacios debe sacrificar el tiempo y el dinero de su familia en algo demasiado elemental: llegar a su trabajo y regresar a casa.VEA Atascos del tráfico son una lacra económica

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Pelotero de los Cachorros Javier Báez se desnuda para revista deportiva

Javier Báez afirmó que lo han felicitado porque se portó como un profesional. Javier Báez afirmó que lo han felicitado porque se portó como un profesional.
Javier Báez afirmó que lo han felicitado porque se portó como un profesional. Tomado de @javy23baez

Javier Báez no debió ir lejos para encontrar a alguien que le diera consejos sobre posar desnudo para ESPN The Magazine. Pudo ...

Fotografía ¡Ay Juan, ay Juan!

¡Ay Juan, ay Juan! ¡Ay Juan, ay Juan! Galería
¡Ay Juan, ay Juan! Chitré, Herrera/LA PRENSA/ Vielka Corro