Destacado: 'La Prensa’ es finalista al premio Gabo 2017

NORIEGA. SE DISIPA SU ANSIADO RETORNO A PANAMÁ.

El dictador seguirá preso en otra cárcel de Miami

Pese a que los cargos que Noriega enfrenta en Panamá son más graves, Estados Unidos lo enviará a Francia.

‘Por todos sus crímenes, a Noriega se le debió enviar a la silla eléctrica o a cadena perpetua’, Petra de Ortega.

PENDIENTE. En Panamá, Manuel Antonio Noriega enfrenta cinco condenas por, al menos, 55 años. PENDIENTE. En Panamá, Manuel Antonio Noriega enfrenta cinco condenas por, al menos, 55 años.
PENDIENTE. En Panamá, Manuel Antonio Noriega enfrenta cinco condenas por, al menos, 55 años.

Un hombre que tuvo una vez el mundo en sus manos, poder, dinero, mujeres, placer y vasallaje de muchos civiles, hoy camina, de un lado a otro, dentro de su celda en el Centro Correccional de Miami, frustrado por las estratagemas políticas y los recursos judiciales que lo mantienen prisionero, a pesar de haber cumplido 17 años de encierro y soledad.

Noriega fue condenado por el juez William Hoeveler, en la Corte Federal de Miami, Florida, el 10 de julio de 1992, a 40 años de prisión por tráfico de drogas a Estados Unidos y asociación ilícita para delinquir.

Irónicamente, el mismo juez tuvo a su cargo desestimar la petición de sus abogados Frank Rubino y Jon May, de devolverlo a Panamá, para que encarara la justicia en su país.

Sin embargo, al conocer su próxima salida, la justicia francesa terció y elevó una solicitud de extradición del ex "hombre fuerte de Panamá" a París, donde tiene pendiente una condena de 10 años por lavado de 3.1 millón de dólares.

HOEVELER MIRA A FRANCIA

A pesar de que sus abogados han insistido al juez Hoeveler, que las sentencias que tiene pendientes por cumplir en Panamá rebasan la gravedad de la esgrimida por Francia, el tribunal estadounidense parece no prestar oídos para complacer a la justicia panameña.

Tras desestimar sus recursos judiciales para bloquear el pedido de extradición francés, ahora se espera resolver el penúltimo cartucho de sus abogados, quienes recurrieron al Undécimo Tribunal de Apelaciones, en Atlanta.

Rubino y May argumentan que Francia no le dará a Noriega el mismo tratamiento de "prisionero de guerra" que le otorgó Hoeveler desde 1990, cuando se entregó, tras la invasión a Panamá, el 3 de enero de 1990.

Hoeveler ya dejó claro en su fallo que la Convención de Ginebra, de la cual se aferran los abogados de Noriega para mantener el tratamiento especial de que goza, no prohíbe la extradición de un prisionero de guerra como es su caso.

CONDENAS PENDIENTES

En tanto, familiares de las víctimas de sus abusos en materia de derechos humanos y la oposición política insisten en que Francia debe ceder en sus pretensiones y permitir que venga a pagar sus crímenes en Panamá. Aquí, Noriega enfrenta cinco condenas que le representan, al menos, 55 años de cárcel, lo cual no soportaría por su avanzada edad.

Entre ellas está la de 15 años de prisión por la muerte de Hugo Spadafora Franco; 20 años por el asesinato de su ahijado, el mayor Moisés Giroldi, y otros 20 años por la "masacre de Albrook", donde fueron fusilados nueve oficiales que se le rebelaron el 3 de octubre de 1989.

No obstante, dado que la justicia panameña solo admite un máximo de 20 años, el ex dictador panameño no tendrá que cumplir 55 años preso.

APELACIÓN DEMORARÁ

Según la práctica judicial estadounidense, una apelación de este tipo puede prolongarse entre 6 y 12 meses. De fallar el intento, a Rubino y May les quedaría entonces recurrir ante el Tribunal Supremo de Estados Unidos, el cual, según expertos consultados, es casi que un muro infranqueable en cuanto a admitir estos casos.

Despachos internacionales han señalado que el juez Hoeveler ha desestimado también los planteamientos de Rubino y May relativos a que Francia no otorgará el mismo trato de que goza Noriega en Miami.

Si bien Francia admitió que no es posible tratarlo como prisionero de guerra por los cargos penales que enfrenta (lavado de 3.1 millones de dólares), la justicia norteamericana manifestó estar conforme con la promesa de Francia de otorgarle a Noriega iguales derechos a los que ha disfrutado en su prisión en la Florida.

FRUSTRADA LIBERTAD

Jack Jenkins, oficial de información del Centro Correccional Federal de Miami, dijo en un comunicado que Manuel Antonio Noriega quedará en libertad hoy, según un reporte de Telemetro Canal 13.

Sin embargo, aclaró que si el litigio legal concerniente a la extradición de Noriega no ha terminado para esta fecha, Noriega continuará detenido por el Buró Federal de Prisiones, o sea en el Centro Correcional de Miami. "Ahí estará hasta que sea requerido por los alguaciles de Estados Unidos", agregó Jenkins, en el comunicado fechado el 7 de septiembre.

Pero extraoficialmente se conoció que Noriega puede ser trasladado a una prisión de más baja seguridad, localizada en un edificio de la Corte Federal ubicada en el centro ( downtown), en Miami.

Hasta ayer por la tarde, el abogado de Manuel A. Noriega en Panamá, Julio Berríos, se mostró confiado en que el depuesto general fuera favorecido con un arresto domiciliario o enviado a una base militar estadounidense por su condición de prisionero de guerra.

"El caso [de Noriega] todavía da para más; la defensa tiene un trabajo que hacer en un tribunal de apelaciones de Atlanta y después irá hasta la Corte Suprema de Justicia", dijo Berríos.

Pero Berríos tampoco descartó la posibilidad de que el caso Noriega sea resuelto de forma rápida por el interés del Departamento de Estado de Estados Unidos, de enviarlo a Francia, país que lo requiere en extradición por el delito de lavado de dinero.

LA VOZ DE LAS VÍCTIMAS

Petra de Ortega, esposa del subteniente de la Compañía Urracá Ismael Ortega, muerto en la masacre de Albrook, el 3 de octubre, tras una sublevación, dijo que Noriega no debería ir a Francia sino regresar a Panamá a responder por los crímenes cometidos.

"No creo que el lavado de tres millones de dólares en Francia sea más importante que la muerte de muchas personas", dijo la dolida esposa del oficial de las Fuerzas de Defensa.

Para ella, por todos los crímenes que cometió Noriega, se le debió llevar a la silla eléctrica o imponerle cadena perpetua.

Edilma Gallego, hermana del asesinado padre colombiano Héctor Gallego, quien evangelizó en Santa Fe, Veraguas, estima que con enviar a Noriega a Francia se violan los derechos de los familiares de las víctimas, que quieren saber que pasó con sus muertos.

"Noriega era el único que podía sacarnos de la duda; si lo envían a Francia hemos perdido la esperanza, nunca sabremos dónde está Héctor Gallego", dijo la hermana del sacerdote asesinado.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

TENSIÓN Trump: Estados Unidos sancionará a empresas que negocien con Corea del Norte

Donald Trump. Donald Trump.
Donald Trump. AFP

El presidente estadounidense Donald Trump anunció el jueves sanciones contra empresas extranjeras que negocien con Corea del ...

INFORME Imponen 735 infracciones de tránsito en las últimas 24 horas

La vía que conduce al puente Centenario es una de las carreteras del área metropolitana donde más accidentes vehiculares ocurren. La vía que conduce al puente Centenario es una de las carreteras del área metropolitana donde más accidentes vehiculares ocurren.
La vía que conduce al puente Centenario es una de las carreteras del área metropolitana donde más accidentes vehiculares ocurren. LA PRENSA/Archivo

Un total de 735 infracciones fueron impuestas –en las últimas 24 horas– por la Dirección Nacional de Operaciones de Tránsito ...

LA MUJER MÁS RICA Fallece multimillonaria francesa Liliane Bettencourt, heredera de L'Oréal

Liliane Bettencourt. Liliane Bettencourt.
Liliane Bettencourt. AFP

Liliane Bettencourt, heredera del grupo de cosméticos L'Oréal y la mujer más rica del mundo según el semanario estadounidense ...