En directo: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá Ver más

COMERCIO. NEGOCIOS POR TODOS LADOS.

Los empresarios de la luz roja

La autoridad está presente, pero nadie parece controlar las ventas ambulantes de los productos piratas.

Los precios aumentan en temporadas altas. A los extranjeros se les vende más caro.

NÚMEROS. En Panamá no hay estadísticas sobre las ganancias de los vendedores piratas. NÚMEROS. En Panamá no hay estadísticas sobre las ganancias de los vendedores piratas.
NÚMEROS. En Panamá no hay estadísticas sobre las ganancias de los vendedores piratas.

Ya no hace falta ir al "chinito" para comprar vegetales o ir a tiendas para adquirir los productos que están de moda. En prácticamente cada semáforo hay vendedores ambulantes que ofrecen desde limones y papayas hasta accesorios de celular y carteras, por precios inferiores a los que ofrecen los locales comerciales.

Semáforo de la Plaza New York. La luz roja del conductor es la luz verde del comerciante ambulante. Un joven de poco más de 25 años y buena presencia se acerca a la ventana de un carro. En su brazo derecho cuelgan ocho carteras: dos de Chanel, una de Tous, dos de Prada, una de Christian Dior y dos de Louis Vuitton. Todas valen 50 dólares, pero la Tous es 25 dólares más cara. Las originales no bajan de 300 dólares. En el carro le preguntan más de lo usual al vendedor y se aleja. Los otros vendedores de la cuadra -uno vende mangos y ciruelitas y el otro, limones- le dicen que aproveche, que una entrevista es "publicidad gratis". Pero él no lo ve así: "no quiero problemas con la Policía", responde, y se encamina hasta la sombra de un árbol.

La luz se pone roja y una señora que parece de porcelana asoma su mano por la ventana de su nuevo Mercedes Benz. Cartera Prada vendida.

En el próximo semáforo hay otro vendedor de carteras. Éste sí habla. Cuenta que vende siete u ocho carteras al día; cada una le cuesta 80 dólares y la vende entre 120 y 150 dólares. "Depende de la persona, si es blanca o negra, en qué carro viene, cómo se viste y eso... Mis carteras son de verdad, me las trae un tipo de España".

El semáforo de Tony & Geovanni es la siguiente parada: un punto caliente. Hay tres vendedores y dos de ellos tienen 18 años. Son primos y mejores amigos: "Cocho", le dicen a uno, Gerson se llama el otro. Gerson vende láminas escolares en el día y estudia de noche en el Colegio Torrijos Carter, y "Cocho" pasa sus días en la calle vendiendo frutas que compra en el mercado, mientras espera que algún funcionario del Inadeh lo llame para darle el sí para iniciar sus cursos de soldadura. A ambos les va mucho mejor que a un funcionario promedio: "Cocho" gana 90 dólares al día; y Gerson, 120. Ninguno de los dos mantiene a nadie. Viven en casa de sus padres, así que lo que ganan sirve para costear sus "antojos".

Los primos se unen al tercer compañero de trabajo, un tímido vendedor de discos pirateados. No los acompaña ningún menor de edad, como es costumbre ver pues, según cuentan, ayer las autoridades se aparecieron en el área. "No es la primera vez. Algunas veces los interrogan, otras veces se los llevan; pero seguro vuelven mañana o pasado".

El vendedor de discos es al que más "molestan" las autoridades. "Solo les regalo un disco y ya. No ha pasado nada".

Llega un busito de esos que venden comida, y cada uno saca un dólar de su bolsillo y a cambio reciben un envase con abundante sopa de pollo. Receso para almorzar.

En Calle 50 trabaja un carismático kuna que prefiere pasar calor que "trabajar sentado en una oficina refrigerada con saco y corbata". Con un sombrero que lo protege del sol, aprovecha las luces rojas para vender tarjetas de celular. Ninguna de las compañías de celulares exige exclusividad, y ambas pagan una comisión del 5% por las ventas. Así, se hace unos 60 dólares al día. "Los demás vendedores no ganan tanto. Es que yo tengo habilidad", dice con el pecho hinchado.

Los semáforos de El Dorado son la cúspide de la venta ambulante. Frente al restaurante Palacio Dorado son cinco los vendedores de discos piratas. Todos amigos. En estos últimos días han subido los precios: las películas, que normalmente venden en dos dólares, ahora cuestan tres. "Es Semana Santa, no hay televisión y las ventas suben", revelan. Los precios aumentan también en Navidad y en quincenas.

Luz roja. Los cinco vendedores se aglomeran en la ventana de un taxi. El pasajero pide un disco, que solo uno de ellos tiene y "son ocho dólares", dice. Es que a los extranjeros se les cobra más.

(Vea Reproducción ilegal en los cruces de las calles)

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Videos del día Combaten el estrés en el 'Día de la pereza'

Combaten el estrés en el 'Día de la pereza' Combaten el estrés en el 'Día de la pereza' Vídeo
Combaten el estrés en el 'Día de la pereza' AFP

Con camas, pijamas y bostezos, los colombianos se unieron a la celebración anual del “Día de la Pereza” que busca reivindicar ...

debido a inundaciones Clases siguen suspendidas en 4 planteles de Juan Díaz

Este martes continúa la entrega de ayuda a los afectados en 23 comunidades de Juan Díaz. Este martes continúa la entrega de ayuda a los afectados en 23 comunidades de Juan Díaz.
Este martes continúa la entrega de ayuda a los afectados en 23 comunidades de Juan Díaz. LA PRENSA/Gabriel Rodríguez

Las clases continúan suspendidas este martes 22 de agosto de 2017 en cuatro centros educativos de Juan Díaz, una de las zonas ...

Serie Mundial Infantil Venezuela y México, en semifinales de Pequeñas Ligas

El equipo venezolano reaccionó en el momento oportuno para llevarse la victoria. El equipo venezolano reaccionó en el momento oportuno para llevarse la victoria.
El equipo venezolano reaccionó en el momento oportuno para llevarse la victoria. AP

Venezuela estaba a dos outs de quedar eliminada de la Serie Mundial de Pequeñas Ligas, (Béisbol Infantil) pero había colocado ...