PRESIDENCIA. Martín Torrijos asumió las riendas con mucha expectativa.

De promesas y otras hierbas

Las principales medidas relacionadas con el Pacto por la Justicia de 2005, están aún sin cumplir.

A la mitad del mandato de Torrijos, la Contraloría deja de estar en manos de una figura independiente.

CAMPAÑA. Era octubre de 2003 y las encuestas de opinión vaticinaban el triunfo electoral de Martín Torrijos. CAMPAÑA. Era octubre de 2003 y las encuestas de opinión vaticinaban el triunfo electoral de Martín Torrijos.
CAMPAÑA. Era octubre de 2003 y las encuestas de opinión vaticinaban el triunfo electoral de Martín Torrijos.

Tras un mes de estar sentado en la silla presidencial, Martín Torrijos tenía una popularidad del 80% de aceptación y un cajón repleto de promesas que cuatro meses antes había sido respaldado en las urnas por 711 mil 447 votos.

Era octubre de 2004, y los niveles de aceptación del mandatario solo se comparaban con los alcanzados por su copartidario Ernesto Pérez Balladares, quien 10 años antes recibió una calificación a su gestión que acariciaba el 90%.

Hoy, 30 meses más tarde de la llegada al poder, la popularidad de Torrijos sigue robusta –66% según la última encuesta de este diario– pero el cumplimiento de sus promesas no goza de la misma buena salud.

Algunos ejemplos.

El presidente Torrijos convocó a un Pacto de Estado por la Justicia, en lo que algunos calificaron como una estrategia para congelar la crisis del sistema, atizada por las acusaciones que mutuamente se hicieron algunos magistrados de la Corte Suprema de Justicia.

Era el 10 de marzo de 2005 y en su discurso de ese día, el mandatario empeñó su palabra al señalar que el informe final de la Comisión de Estado por la Justicia –nacida de ese Pacto– "contendría las políticas de Estado para la reestructuración y modernización del Órgano Judicial y del Ministerio Público, su fundamentación, los lineamientos operativos así como los responsables y tiempos para su ejecución".

Dos años después, Torrijos está en mora en la puesta en marcha de uno de los compromisos adquiridos en ese Pacto: la política criminológica de Estado que, según el cronograma establecido en la citada Comisión, debió entrar en vigencia el año pasado. El responsable directo: el Ejecutivo.

En su reemplazo, el gobierno se sacó de la manga como respuesta a la criminalidad –y no antes del trágico incendio en Curundú– unas reformas legales que apuestan por nuevas medidas para ahuyentar a los delincuentes.

Al principio la iniciativa logró lo esperado: el aplauso de casi todos ante el lógico miedo al crimen. Sin embargo, con el tiempo las críticas de técnicos y especialistas en la materia han aumentado. El proyecto ya está en segundo debate de la Asamblea.

Pero el rosario de promesas no empezó allí. Tres meses antes de la creación del citado Pacto y en cumplimiento de su promesa de respetar la independencia de las instituciones judiciales, Torrijos se anotó un tanto a su favor al designar a Ana Matilde Gómez como procuradora de la Nación, una abogada sin conocida militancia política.

Sin embargo, mientras los ojos ciudadanos se centraban en Gómez, colaba como procurador de la Administración a Óscar Ceville, quien no solo salía de las entrañas del Partido Revolucionario Democrático (PRD), sino que demandó al Estado cuando desapareció la efímera Sala Quinta de la Corte Suprema de la que formó parte.

Dos meses antes, en octubre de 2004, el Gabinete de Torrijos acordó la separación del cargo del magistrado de la Corte César Pereira Burgos, tras aplicársele la denominada Ley Faúndes que prohíbe el ejercicio de funciones públicas a los mayores de 75 años.

Sin embargo, hasta ahora no se ha producido el relevo de Arturo Melo, presidente de la directiva del Banco Nacional de Panamá, quien hace cuatro meses cumplió esa edad.

Ahora, con el clima electoral como fondo, se produce la salida de Dani Kuzniecky de la Contraloría y la llegada, con el voto mayoritario del partido que Torrijos dirige, de un miembro de su Gabinete y militante histórico del PRD. La prometida Contraloría independiente del Gobierno, quedó en el cajón de promesas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

SALUD PÚBLICA 30 toneladas de alimentos, a la basura

Basura en el mercado agrícola Basura en el mercado agrícola
Basura en el mercado agrícola LA PRENSA

Dieciséis mil panameños complementarían su dieta con las 30 toneladas de vegetales, hortalizas y frutas que por día se pierden ...

INVERSIÓN Tocumen, S. A. realizará pruebas de interconexión en la nueva terminal aérea

La T2 tendrá un total de 20 puertas de abordaje y le permitirá al aeropuerto manejar un promedio de 20 millones de pasajeros al año. La T2 tendrá un total de 20 puertas de abordaje y le permitirá al aeropuerto manejar un promedio de 20 millones de pasajeros al año.
La T2 tendrá un total de 20 puertas de abordaje y le permitirá al aeropuerto manejar un promedio de 20 millones de pasajeros al año. LA PRENSA/Archivo

El Aeropuerto Internacional de Tocumen comunicó a sus usuarios que este sábado 19 de agosto desde las 11:00 p.m. y hasta las ...

CONTROVERSIA Asamblea Nacional de Venezuela desafía a la constituyente

La constituyente emitió el decreto luego de que la directiva de la Asamblea Nacional se negó a comparecer ante el nuevo cuerpo al que considera ‘fraudulento’. La constituyente emitió el decreto luego de que la directiva de la Asamblea Nacional se negó a comparecer ante el nuevo cuerpo al que considera ‘fraudulento’.
La constituyente emitió el decreto luego de que la directiva de la Asamblea Nacional se negó a comparecer ante el nuevo cuerpo al que considera ‘fraudulento’. AP

La Asamblea Nacional convocó este sábado 19 de agosto a una sesión extraordinaria en abierto desafío a la oficialista Asamblea ...