ENTREVISTA

‘No estoy retirado... esta es una etapa productiva’

Eduardo Frangias recuerda la época en la que trabajó con el comediante Leopoldo Fernández, Trespatines.

El presentador y productor panameño trabajó por más de 35 años en la televisora ‘ RPC Canal 4’.

ANÉCDOTA. Frangias recuerda los años en que los cubanos fueron criticados por trabajar en la televisión panameña. ANÉCDOTA. Frangias recuerda los años en que los cubanos fueron criticados por trabajar en la televisión panameña.
ANÉCDOTA. Frangias recuerda los años en que los cubanos fueron criticados por trabajar en la televisión panameña.

El teatro ha sido una de las grandes motivaciones de Eduardo Frangias, quien durante más de tres décadas fue una de las figuras principales del mundo de la televisión panameña.

Frangias podría estar disfrutando su jubilación, pero se mantiene activo y dedicándole tiempo a la enseñanza del teatro en la Universidad de Panamá.

Piensa que estos años de su vida deben ser los más productivos y quiere hacer teatro o trabajar en cine. Además, está decidido a enseñar actuación.

Prefiere no opinar sobre los programas que se producen en la actualidad en la televisión panameña, primero porque sus actividades diarias no le permiten mirar la televisión y segundo porque sería poco ético hablar de los colegas. "Mira, solo veo los noticieros locales", afirma.

RENOVACIÓN

Frangias es un apasionado de la vida y siempre dedica algo de tiempo a sus planes, sobre todo a los relacionados al mundo de las tablas, actividad que domina gracias a maestros que le sirvieron de ejemplo como Daniel Gigi y Ramón María Condomines.

En su vida también tuvo una gran influencia Leopoldo Fernández, Trespatines, con quien laboró en la década de 1960. Su primer trabajo en el mundo de la televisión fue como vendedor en la entonces Televisora Nacional Canal 2.

Pero el dominio del medio lo logra en RPC Canal 4, televisora para la cual labora por más de 35 años. Quién no recuerda, por ejemplo, Pentagrama o las traducciones simultáneas del concurso de Miss Universo junto a la actriz y presentadora Maritza Diez de Morales.

Su carrera de televisión ha incluido las facetas de presentador, productor, guionista, traductor y distribuidor de programas.

Además logró trabajar en Televisión Española, específicamente en el programa 300 millones.

No se quedó trabajando en aquel país porque por esos tiempos su hijo tenía tres años. Además, consideraba que el mercado panameño era más seguro para él y en España había una época de cambios.

¿Cómo llega al mundo de la televisión?

–Bueno, gracias a la experiencia que tuve en el teatro. Empecé en una escuela de teatro que dirigía un señor que se llamaba Daniel Gigi. Entre los estudiantes estaba Aristides Royo, quien llegó a ser presidente de la República y es el actual embajador de Panamá en la Organización de Estados Americanos.

También estaba Bucho Pinzón y mucha otra gente famosa en Panamá, quienes estudiamos el Método Stanislavski de actuación.

Comencé mi carrera de televisión en Canal 2 y de allí pasé a Canal 4. Me acuerdo que en Canal 2 me dijeron que no servía para la televisión.

Sin embargo en Canal 4 me contrataron y trabajé para ellos 35 años en la conducción y la producción de diferentes programas.

¿Cuál fue la primera obra que protagoniza?

–Al dejar el maestro Gigi su puesto porque tenía que viajar a México, tuve de instructor a Ramón María Condomines, con el que realizamos teatro experimental.

Con Condomines efectué mis primeros pasos como actor… encarné a Edipo Rey… Estamos hablando de 1959, momento en que comenzó en mi vida un año entero de teatro clásico… Después comencé a trabajar en inglés con directores de la Zona del Canal. Trabajé en Bodas de sangre de Federico García Lorca, obra que presentábamos un día en español y otro día en inglés.

¿Cómo ocurre su acercamiento al mundo del cine ?

–El cine siempre ha sido una gran pasión en mi vida, al punto que alquilaba los fines de semana -por esos tiempos- películas de 16 milímetros que veía en un pequeño proyector que tenía.

Un día el gerente de la compañía Paramount en Panamá me ofreció ser el representante de la cinta Los diez mandamientos; para eso tenía que dejar mi trabajo. Les dije que lo iba a pensar, pero salí de esa oficina con una risa de oreja a oreja porque se me había cumplido el deseo de trabajar con la industria cinematográfica. Claro que regresé y me dediqué a viajar por toda Centroamérica y Ecuador. Luego estuve involucrado en la distribución de las películas Psicosis y One Eyed Jack, que fue dirigida por Marlon Brando.

¿Logró actuar en el cine?

–La gran oportunidad me llegó de la mano del director argentino Armando Bo. Quedé en el elenco de la cinta Desnuda en la arena (1969), protagonizada por Isabel Sarli. Fue una coproducción argentina-panameña.

De sus 35 años de televisión, ¿que recuerda?

–Realmente el que me catapultó en la televisión y de una forma casual fue Leopoldo Fernández, Trespatines. Por esas fechas en la prensa panameña había ciertos comentarios que rechazaban a los cubanos que se estaban metiendo en la televisión panameña. Quedé metido en esa lista con todos los cubanos, pero lo que ellos no sabían es que yo era de la Bajada del Ñopo en calle 12, nacido en calle Colón y buhonero en Salsipuedes cuando niño.

Sea como sea, ese malentendido se aclaró, y la verdad es que en ningún momento puedo decir que por el hecho de ser cubanos no ayudaron en mi formación profesional y me dieron empuje.

A Frangias, los panameños lo recuerdan por La buat de Trespatines, Música y risas, Pentagrama, Detrás de las Cámaras, y otros. "Me siento muy orgulloso de Pentagrama, porque ese fue el primer programa que superó en rating a las telenovelas mexicanas", afirma.

Sus programas, recuerda, se filmaban como las películas y los detrás de cámara fueron producidos en Panamá y distribuidos en América Latina.

De sus entrevistas recuerda la de Sarita Montiel, a quien tuvo oportunidad de besar; la de Mario Moreno, Cantinflas, Pedro Vargas y Marco Antonio Muñiz. "El gran amigo mío era Cantinflas; lo entrevistaba cada vez que hacia una película".

PERFIL

INVENTIVA: Eduardo Frangias abandonó las carreras de derecho y arquitectura. Es licenciado en relaciones públicas. En la televisión ha sido presentador, guionista, productor y distribuidor de programas. Entre sus grandes amigos estaba el actor mexicano Mario Moreno, Cantinflas. Fue nombrado por el rector Gustavo García de Paredes como director del Teatro Cine Taller de la Dirección de Cultura de la Vicerrectoría de Extensión de la Universidad de Panamá, donde da clases de teatro. Su última obra de teatro fue 'Sobran las palabras', en 2004.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Leganés debuta ganando Comienza Liga Española, con homenaje a víctimas de atentados

Los jugadores del Laganés guardan un minuto de silencio en honor a las víctimas de ataques terroristas. Los jugadores del Laganés guardan un minuto de silencio en honor a las víctimas de ataques terroristas.
Los jugadores del Laganés guardan un minuto de silencio en honor a las víctimas de ataques terroristas. Tomado de @CDLeganes

Después de un emotivo homenaje a las víctimas de los atentados en Barcelona y Cambrils, Leganés se impuso este viernes 1-0 al ...