EVASIONES CARCELARIAS.MOSQUERA HA VIOLADO LOS SISTEMAS DE SEGURIDAD DE LOS PENALES CINCO VECES.

Las vivencias de un ‘fuga fuga’

‘Hay que atreverse. Desde que sacas la cabeza del pabellón te pueden matar, y la lucha deja de ser por escapar y pasa a ser por sobrevivir’, cuenta el reo y asegura que mantenerse prófugo es como estar preso porque debe esconderse.

REFORMAS. Se han identificado los detenidos de alto perfil y se han reubicado a los extranjeros en pabellones más seguros. Según Landero, en lo que va del año no se han dado fugas. REFORMAS. Se han identificado los detenidos de alto perfil y se han reubicado a los extranjeros en pabellones más seguros. Según Landero, en lo que va del año no se han dado fugas.
REFORMAS. Se han identificado los detenidos de alto perfil y se han reubicado a los extranjeros en pabellones más seguros. Según Landero, en lo que va del año no se han dado fugas.

Al cumplir 20 años Mosquera Mosquera fue condenado a 15 años de prisión, hoy a los 37 todavía permanece recluido, porque, a pesar de haber estado detenido por más tiempo que su condena, aún le faltan cinco años por pagar.

Y es que su vida en prisión ha sido bastante accidentada. Mosquera se ha evadido cinco veces de cuatro penales, incluyendo uno de máxima seguridad. El detenido ha violado la vigilancia de la isla penal de Coiba y la de la extinta Cárcel Modelo, además de las medidas de seguridad en La Joya y La Joyita.

Mosquera forma parte, junto con otros cinco reclusos, del grupo conocido como los "fuga fuga", bautizado así por los custodios, que, obviamente, no les deben quitar los ojos de encima.

-¿Cómo se fuga uno tantas veces de la cárcel?

-Uno tiene que atreverse. Desde que sacas la cabeza del pabellón te pueden matar, y la lucha deja de ser por escapar y pasa a ser por sobrevivir.

Mosquera es un hombre de contextura delgada, tez morena y hablar pausado. Tiene mujer y tres hijos: dos mujeres de más de 20 años y un varón menor de ocho.

‘QUIERO ESTAR EN FAMILIA’

Asegura que sus constantes escapatorias solo tienen la finalidad de pasar un rato junto a su familia. "La última vez fueron tres meses", dijo.

Pero asegura que mantenerse prófugo de la cárcel es como estar detenido, porque no puede salir a ninguna parte, y cuando lo hace es como si estuviera prisionero porque se tiene estar escondiendo y en constante zozobra.

Mosquera narró que la última vez casi pierde la vida, porque por estarse escondiendo quedó metido en un intercambio de disparos en el que fue herido dos veces en la espalda. Ya herido fue capturado y llevado otra vez a la cárcel donde ingresó el 3 de enero de este año.

Mosquera escapó de La Joya el primero de octubre de 2006, junto a otros 13 reos y asegura que él solo vio la puerta abierta y huyó de la celda de máxima seguridad donde lo habían recluido.

Cinco meses antes de esta evasión, Mosquera, junto a otros detenidos, fue sorprendido cuando excavaba un túnel de 22 metros de longitud debajo de su celda, ubicada en el Pabellón 11, y que llegaba hasta una cancha de baloncesto. "Yo creo que están cansados de mí", comentó Mosquera.

Cambios para evitar fugas

Carlos Landero, director del Sistema Penitenciario, asegura que se han tomado medidas para evitar que se den fugas dentro de los penales.

Solo el año pasado hubo 62 evasiones, y entre éstas escapes insólitos, como un detenido que salió galopando a caballo y otro que huyó dentro de un tinaco de basura.

"Hemos cambiado los procedimientos de seguridad en los pabellones para que sean uniformes tanto en La Joya y La Joyita y mejorado la infraestructura", explicó.

Además se han identificado los detenidos de alto perfil y se ha reubicado a los extranjeros en pabellones más seguros y se ha hecho un estudio para reubicar las torres de vigilancia, labor que se adelantará este verano, y se ha revisado la cerca perimetral tanto de La Joya como La Joyita para reforzarla.

En cuanto a la parte administrativa, dijo Landero que se han cambiado a los oficiales y se realizan investigaciones para establecer la responsabilidad de los anteriores en las fugas que se dieron.

Agregó que se realizan simulacros que permiten identificar las deficiencias para luego corregirlas. También se realizan requisas constantes a los reclusos en los pabellones.

Landero asegura que en las últimas cinco semanas no ha habido conatos de fugas ni en La Joya ni en La Joyita.

SALIR POR LA PUERTA ANCHA

Pero Mosquera promete no tratar de fugarse más.

"A mí me faltan seis años, y nada más espero cumplir mi pena. Ya no me puedo fugar porque la pena son cinco años y si me evado, me pueden alargar la condena", explicó.

Ahora solo espera trabajar en el penal para que el tiempo se haga más corto y salga por la puerta ancha.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Expectativa Concurso de Excelencia Educativa realiza su última prueba hoy

Los resultados de las evaluaciones serán revelados el próximo 21 de septiembre. Los resultados de las evaluaciones serán revelados el próximo 21 de septiembre.
Los resultados de las evaluaciones serán revelados el próximo 21 de septiembre. LA PRENSA/Isaac Ortega

Un total de 220 estudiantes de 22 centros educativos del país realizan este miércoles 16 de agosto la última prueba para ...

ESTUVO 19 DÍAS DETENIDO Liberado Wuilly Arteaga, el violinista de las protestas contra Maduro

Arteaga, de 23 años, fue arrestado el 27 de julio e imputado tres días después por ‘instigación pública y posesión de sustancia incendiaria’. Arteaga, de 23 años, fue arrestado el 27 de julio e imputado tres días después por ‘instigación pública y posesión de sustancia incendiaria’.
Arteaga, de 23 años, fue arrestado el 27 de julio e imputado tres días después por ‘instigación pública y posesión de sustancia incendiaria’. Tomado de Twitter

El joven venezolano que toca el violín en las protestas contra el presidente Nicolás Maduro fue liberado la noche de este ...