Proyecto folclore Proyecto folclore

05 ene Bejucos y motetes

Temas:

La profesora Dolores Cordero me mandó estos comentarios referentes al artículo "Sin bejucos para el motete"  de Alcibiades Cortés, que adjunto a este blog:

En el artículo se cita al profesor Pinzón, respetado sociólogo azuerense, en el que dice que las carretas y los motetes se introdujeron al país  en el siglo XIX.   Considero que hay un error de interpretación en lo dicho por el Prof. Pinzón.

En el libro SOCIEDADES ORIGINARIAS,  los autores Cooke y Herrera  (arqueólogo e historiador respectivamente) escriben sobre el uso de la cestería en la época indígena antes de la llegada de los españoles:  “Otras artesanías hechas de fibras vegetales constaron de cestas, jabas, petacas y bolsas. Las “lindas cestas y espuertas con sus tapadores” hechas por mujeres ‘cuevas’ se hacían de bihao (Calathea spp o Heliconia spp.). Las jabas se usaban para cargar víveres y guardar objetos de valor, como el oro y las perlas (refiriéndose en este caso al escrito de Pedro Martir de Angleria “Décadas del Nuevo Mundo”)”

Por otro lado, Mariano Arosemena señala en su libro  del siglo 19 APUNTAMIENTOS HISTÓRICOS  que “estos (indios) sin embargo, de vez en cuando, venían a nuestras poblaciones, a vender la pita, la bolsa o chácara  tejida de pita, las jabas o canastos de cortezas vegetales,…….. caraña y otras cosas que cambiaban por anzuelos, cuchillos i jéneros toscos para sus vestidos.”

Otro libro de principios de nuestro siglo, TRADICIONES Y CANTARES DE PANAMA de Narciso Garay, nos dice que “la mujer, bestia de carga del indio, llevaba a cuestas desde los enseres de cocina que su previsión le sugería, hasta la criatura recién nacida que acomodaba con ciertas precauciones al fondo del motete, (nombre criollo de un cesto grande de mimbre, que cargan a la espalda como arca abierta y que protegen del sol con varias capas de hojas vivas."

Por último, Reina Torres de Araúz escribe en PANAMA INDÍGENA que   “en su insuperable adaptación y dominio del hábitat tropical, nuestros grupos indígenas transmitieron aun hasta hoy, sistemas efectivos de subsistencia que  no tienden a arrasar sino a conservar la naturaleza.  En las tecnologías asociadas a loa alimentos en relación a su acarreo, envase, procesamiento etc., se ubica un buen legado indígena. La cestería y sus variados estilos configuran el clásico medio de acarreo de la producción, las “jabas” y los “motetes”. “

En otras palabras las cestas, jabas, motetes y otros artículos de cestería ya existían entre nuestros aborígenes al momento de la llegada de los españoles.

El motete es de uso común todavía en el campesinado que forma la masa de la población panameña, y el hecho de que el bejuco se extinga en Azuero, no significa que el resto del país pase por el mismo problema.  Lo he visto en los campos de Chiriquí, en la Comarca Ngäbe, en Coclé y en Veraguas donde resido.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.