Proyecto folclore Proyecto folclore

29 dic De Moros y Cristianos

Temas:

NOTA:  Agregué a este blog un reportaje en Mi Diario que hicieron el jueves 19 de abril sobre estas danzas a las que nos referimos, cuando fueron revividas por la población de Bugabita.

Bugabita (Chiriquí) es la única región de Panamá donde se practica la danza de los Moros y Cristianos.  El folclorista chiricano Oscar Atencio, quien fue cajero del grupo bugabeño en una presentación de la Universidad de Costa Rica, me facilitó un documento impreso sobre esta danza panameña, que reproduzco para compartir con ustedes.  Y si, sé que es irónico que el único documento que logré conseguir de esta danza en los dos años que trabajé Proyecto Folclore provino del vecino país y no de nuestro terruño.   Sin comentarios....

Las fiestas de Moros y Cristianos rememoran las batallas ocurridas entre ambos religiones durante la ocupación que los primeros hicieron en España durante más de 700 años, hasta ser expulsados definitivamente por los Reyes Católicos en 1492.  Estas representaciones fueron traídas a América durante el periodo de la conquista como parte del teatro misionero, y esta celebración se danza hoy de forma muy variada en las fiestas patronales de muchas comunidades latinoamericanas.

Durante la Colonia, se crearon las cofradías, las cuales eran grupos de laicos que celebraban las fiestas en honor del santo de la comunidad y que resguardaban el conocimiento de las danzas, los ritos, y los recursos comunales para las celebraciones.  Eran dirigidas por un Mayordomo y una Mayordoma.

La danza de Moros y Cristianos se representa con un enfrentamiento mediante acciones y parlamentos.  Los participantes se dividen en dos bandos, el cristiano y el moro.  Los cristianos suelen identificarse con los españoles, aunque pueden ser representados en otras localidades por romanos o ángeles.  Los moros suelen representarse con poblaciones no cristianas.  Ambos grupos tienden a usar trajes elaborados inspirados en la época medieval, aunque en algunas versiones latinoamericanas se adaptan a la realidad local.   Tal es el caso de Bugabita, donde el vestuario de los cristianos es camisa blanca y pantalón negro, con una cruceta con los colores de la bandera de Panamá;  y el vestuario de los moros es la pollera panameña con conos en la cabeza.  Ambos  llevan  una  espada  adornada  con  cintas.

La historia que narra la versión de Moros y Cristianos bugabeña se inspira en los 12 pares de Francia, en donde el Conde Oliveros y el gigante Fierabrás se enfrentan durante la batalla de Roncesvalles en el año 778.  Se hacía originalmente después de semana santa, en una festividad llamada Quasimoa, derivado de Quasimodo.  La danza  se realizaba en esta misa sabatina, aunque ya no se ejecutan con regularidad.  Los  danzantes  asisten  a  misa: los  cristianos  entran de  frente  y  los  moros,  como  paganos,  entraban  de  espalda  hacia  el  altar.   El enfrentamiento entre grupos se hace mediante acciones, danzas y parlamentos, que llaman “relaciones” y dura casi dos horas.   Se danza con acordeón y caja.

Esta es una recitación de Fierabrás de Bugabita, Panamá:

Yo me llamo Fierabrás

el más temible de Alejandría,

navego por estos mares

pues soy el rey de Turquía.

Solo quisiera encontrar

al afamado de Oliveros,

para darle fin a su vida

en los filos de mi acero

en solicitud ando buscando

a Oliveros y Roldán,

¿qué se han hecho?

¿dónde están?

Para mi mayor concepto

tienen miedo los cristianos,

pues no hallo en este sitio

quien se llame Carlos Magno

y si en este lugar lo hallara

juro por mis soberanos diosos

que mil vidas le quitará.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.