Proyecto folclore Proyecto folclore

08 abr Tradiciones de Cañita

Temas:

(Este blog fue escrito por el profesor Eloy Pinzón, quien vive en el corregimiento de Cañita de Chepo.  La crónica que nos regala es lo que toda persona debería estar haciendo para su pueblo, y así  documentar y conservar su folclore.  Invito a los lectores que deseen hacer lo propio a escribirme a proyectofolclore@prensa.com)

Llegué a Cañita hace 12 años (2000).   Aunque mi cuñada era de allí, jamás había escuchado de sus bondades;  pensé que me había recomendado el lugar como traslado para estar más cerca de mi familia acá en Panamá.

Lo primero que me llamó la atención fueron sus parajes montañosos, la cercanía de sus ríos, el clima lluvioso y la hidroeléctrica a unos 15 minutos del pueblo.  La mayoría de su gente es interiorana, principalmente de descendencia santeña, pues sus fundadores son de allá.  Es más, el nombre de la escuela “Clímaco Delgado” donde laboro es santeño, asignado porque este señor fue quien donó las tierras para hacer la primera escuela primaria del pueblo.

Poco a poco descubrí sus peculiaridades.  Por ejemplo, se come la comida tradicional interiorana: arroz con pollo, sancocho, tamales, bollos, tortilla asada, entre otras.  Encontré comidas que  jamás había probado: guisado de zapallo con puerco (es como un puré, pero más aguado y por cierto muy rico) y los bollos de colores, que son platos tradicionales de Veraguas.

La música y bailes folclóricos de Cañita son principalmente santeños, aunque existen algunos que son darienitas (bullarengues), donde la Sra. Yasmina hace dotes de sus dones artísticos cantando y bailando.  Una vez me puso a tocarle la caja, pues dice que no hay quien sepa entonarla en Cañita como se hacen en Darién.

En sus fiestas hacen bailes comunes, pero siempre tienen un rinconcito (ya sea un rancho, una tolda o al aire libre) para los tradicionales tamboritos.  Y es que mientras el músico no está tocando las cantalantes entonan sus voces y la gente las acompaña cantando y bailando.  Lo que me extrañó fue que es el único lugar que yo conozco donde no hacen una rueda para bailar, sino que forman una aglomeración alrededor de los tambores y el que quiere bailar lo hace por fuera (raro, netamente cañiteño).

Otra actividad tradicional es la “matanza” donde por una suma módica puede comer carne asada en el almuerzo y la cena, además de bailar o disfrutar de la música.  También están las hierras, que no me gustan y por ende no he asistido.  Una vez me invitó un profesor a que lo acompañara al “Jardín de Nosotros” (nombre peculiar, lamentablemente se lo cambiaron por problemas económicos a Jardín Lo Nuestro).  Allí hay una barrera para las corridas de toros, muy tradicional en esta región y en un lugar accesible para todos.

Las tres principales festividades que se realizan son:

  • Santa Librada: con novenas y procesiones, además de los bailes en fechas que no interrumpan la procesión. Cada sector de la comunidad es responsable de cada novena, ofrendas, lecturas, fuegos artificialess, etc.  Además incluyen a las instituciones; a mi siempre me toca representar a la escuela.
  • Grito de Independencia de la Villa de Los Santos: organizado por el “Comité 10 de noviembre”, con apoyo de la Alcaldía y la contribución de algunos comercios (se han puesto "duros" últimamente). Como me encantan estas cosas me incluí como voluntario para apoyar en su organización.  Entre las cosas que se hacen está el carro de la Srta. 10 de noviembre;  en los últimos dos años, las madres de las reinas se han comprometido a hacerlos ellas con el aporte económico del comité.  En estos dos últimos años me han encargado la tarea de organizar presentaciones folclóricas en tarimas y así mantener a las personas entretenidas mientras se organiza el desfile folclórico. En este desfile participan los diferentes corregimientos de Cañita, así como las instituciones con su carro alegórico;  desde el año antepasado se ha solicitado que sean tradicionales: ranchos, carretas, otros.  La atracción del año pasado fue el carro de la tercera edad, donde la Señora Melva se vistió con su pollera de lujo (es muy conocida y alegre en el pueblo).  Participan escuelas de toda la provincia de Panamá, especialmente las que no pueden viajar al interior. Comenzamos a las 7:00 a.m. el acto protocolar.  Aquí somos muy puntuales, y si falta alguien se la perdió; imagínese que este año como la profesora encargada de dirigir el Himno Nacional no llegó a tiempo lo tuve que hacer yo.   Terminamos a las 3:00 p.m. con el apoyo de los policías, pues las bandas independientes se hacen las de rogar y quieren desfilar tarde, por lo que la policía está en la entrada del pueblo y si no se forman no desfilan.  Además, el comité organiza juegos tradicionales como carreras en saco, cuchara y limón, carreras de velocidad, maratón, palo encebao, rondas de la silla y otras luego de terminar los desfiles.
  • Carnavales: Existe también la “Junta de Carnaval”,  que en su mayoría son los mismos del Comité 10 de noviembre”.   Se hacen 4 días de mojadera, paseo de las reinas, juegos de toros, bailes y tamboritos.  Se ha perdido los carnavalitos que se dedicaban a los niños, con corridas de terneros donde los adultos tenían prohibida la entrada;  ahora hay que pagarles a los ganaderos para el uso de los terneros, y antes los ofrecían gratis.

Los parajes de Cañita son muy hermosos.  Cerca del río se escuchan los monos aulladores.  Hace 4 años atrás un acudiente de una niña de la escuela de Río Paja expuso un lugar turístico sin explotar, cercano a su casa donde el río pasa bajo la tierra y continua más abajo nuevamente en la superficie.  Pude hacer una expedición con docentes y alumnos para comprobar su existencia y es maravilloso.  En un sector montañoso existe una cascada muy hermosa que se puede divisar desde el camino al poblado de Buenos Aires y al otro lado se ve el muro del Viejo Pedro, que retiene el agua de la represa.

En cuanto a ocupaciones, lo común era ver talleres de ebanistería, pero han disminuido por la escasez de materia prima.  Otra actividad común es ver a los muchachos con una varilla de acero a la que les sacan punta para pescar en los ríos que nos rodean (Paja, Tumagantí, Piedra, Jenené y Cañita, que es la unión de todos ellos el cual desemboca en el río Bayano abajo, después de la represa).  Por cierto, cuando fui a Majé (en el Lago Bayano) me di cuenta que es costumbre propia de los indígenas sacar cantidades de tilapias para su consumo y la venta;  es más, hay compañías les compran cantidades grandes para consumo en la ciudad y exportar.

Se hacen juntas para cortar arroz.  También se ganan peones en las cortas de monte para sembrar. Casi paso por alto la cría de cerdos:   acá muchas familias tienen sus puerquitos para consumo propio y uno que otro para vender, especialmente para navidad.  Las mujeres del campo traen sus productos para la venta, al pueblo los fines de semana: ñame, yuca, pollos, guandú y otros.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.