Proyecto folclore Proyecto folclore

12 ene El acordeón en Panamá

Temas:

Mi nombre es Mario Chung.  Soy panameño de ascendencia china.  A los 37 años  me atreví  a comprarme un acordeón para Navidad.  Quería experimentar eso de sentirse “orgulloso de ser panameño”.  Mi experiencia con instrumentos era limitada;  solo había tocado en mi infancia el tambor para año nuevo chino, y la flauta dulce en la secundaria.

En internet hay libros para el aprendizaje de acordeón con música mexicana, colombiana, europea, etc.  Lo cierto es que nunca encontré uno que enseñara música panameña.  Averigüé en todas las escuelas y  tiendas  de música de Panamá y el interior, y nadie ofrecía la enseñanza del acordeón,  cosa que me pareció sorprendente debido  a  su  popularidad en la cultura panameña.

Mientras buscaba, descubrí  cosas interesantes.  La música de acordeón se transmite oralmente, por imitación y por oído; los músicos no leen un pentagrama con notas musicales, ya que es complicadísimo escribir y leer tres pentagramas en la mano derecha y uno en la mano izquierda, además de abrir o cerrar el fuelle.  Además, un acordeonista profesional requiere de doce acordeones para tener toda la escala musical: cada vez que cambia de acordeón, cambian las notas musicales. Finalmente, tampoco se encuentran integradas la letra de la canción a la música.

Me tomó un par de años coleccionar varios libros de acordeón.  Cada uno tenía una metodología diferente de enseñar a tocar el instrumento.  Usando estos como base en conjunto con mi experiencia, diseñé un método único para aprender a tocar el acordeón y también documentar todos los registros de notas integrándolo con la letra del compositor, y así crear un cancionero de música típica popular.

He tenido por suerte buenos maestros, entre ellos Raúl Aparicio y Alexis Moreno.  Ha nacido una buena amistad con ellos y con sus padres, Abdiel Aparicio (Paritilla, Los Santos) y Chabelo Moreno (Ocú, Herrera),  de quienes mis maestros heredaron el  talento y amor por la música.

En este proceso investigativo, me convertí en un etnomusicólogo, una persona que estudia la música en su entorno sociocultural y étnico a través del tiempo. Aprendí que el acordeón tuvo su origen en China y que actualmente el modelo que utilizamos en Panamá , el Hohner Corona III se fabrica en China, cuando inicialmente se hacía en Alemania.

He expuesto mis investigaciones en el Museo de la Música Vallenata en Valledupar, Colombia, y fui invitado por el compositor panameño Carlos Cleghorn a participar en la Expo Mundial de Shanghai 2010. Fue en China que me presenté por primera vez en tarima, tocando acordeón.  (como te sentiste?)

En el video adjunto podrán ver una entrevista que me hizo el personal de Aprendo para Proyecto Folclore sobre la historia del acordeón y su influencia en Panamá.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.