Proyecto folclore Proyecto folclore

24 oct Este domingo en Polleras Panameñas: 3 afiches en vez de 2

Temas:

Este es el último domingo de Polleras Panameñas.  Han sido seis semanas a-go-ta-do-ras, pero con muchas recompensas para todos los que trabajamos en el proyecto.  Los comentarios de los lectores han sido excelentes, y un aumento de 27% en la circulación de La Prensa da fe del éxito del proyecto.  Más allá de las cifras y el enorme cansancio que nos embarga, Alex, Rosmery y yo nos quedamos con la satisfacción del aporte cultural hecho a Panamá.

Así pues, les resumo lo que verán este próximo domingo 28 de octubre.  Lo más importante: PUBLICAN 3 AFICHES EN VEZ DE DOS. Dicho en buen panameña, una ñapa…

  • Pollera congo:  probablemente mi afiche favorito de toda la colección.  Cuando Marcia Rodríguez, reina congo de Panamá, vino a su sesión de fotos, pidió música para “posar”.  ¿El resultado? El afiche transpira movimiento.  Además, la información que verán en el afiche es poco conocida.  Hay mucho más que decir sobre el ritual congo, que dejaré para un blog posterior.
  • Penaconfusa: la pollera de las viudas en Los Santos.  Un afiche muy sencillo, pero muy bien “actuado” por las modelos que se tomaron a pecho el dolor de la viuda.  Una de las polleras tiene más de cien años, al igual que el manto que la acompaña.
  • Montunas de Panamá Este: aparece la tumba hombre, una pollera misteriosa en cuanto a origen.  La mayoría piensa que surge de la capital;  hay algunos que consideran que proviene de la Villa de los Santos, aunque de esta última teoría no logré encontrar documentación convincente.  Chepo ocupa un lugar preponderante en este afiche, con sus montunas.  Nuevamente aparece el pañuelo chepano en el vestuario;  esta vez, bajo la manga.  El broche con piedras rojas es mi elemento favorito, pues había que llevarlo al cura y al brujo para buen resguardo.   Un pequeño detalle, que dice mucho del folclore panameño.
  • Montunas de Penonomé, Natá y Coclé del Norte: un potpurrí de polleras de esta región.  Se excluyen las antoneras, que ya publicaron en su afiche.
  • Gala de Penonomé: la verdad es que si pudiera hacerme una pollera de gala, sería al estilo penonomeño.  Me gusta muchísimo la labor pequeña, sus  poco vuelo y sobre todo, la cabeza penonomeña, donde se combinan una multitud de elementos que se las arreglan para no verse exagerados sino elegantes.
  • Gala, con labor marcada de Los Santos: tres polleras ultra diferentes con la misma labor ilustran este afiche.  Una encajonada, que fue la primera encarnación de la labor marcada y que ya prácticamente no se ve.  Una pollera de labor moderna, ancha y cargada, que debo admitir no es mi favorita personal, pero es lo que hoy se ve.  Y la última, una de las dos polleras que sobreviven de Ramona “La Trona” Lefevre, acaudalada capitalina que impulsó el folclore santeño en la ciudad, amén de incorporarle nuevos elementos como el uso de gruesas pulseras.    ¿La modelo?  ¡Yo!   Un privilegio personal usar esta pollera, de más de 80 años.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.