Radar Deportivo Radar Deportivo

20 nov Decepción en el Rod Carew

Temas:

Robero Kelly, director de Panamá en la eliminatoria al Clásico Mundial de Béisbol 2013,  no quiso aceptar que se tilde de fracaso el no haber clasificado a la siguiente fase del torneo. 10 mil aficionados acudieron al Rod Carew el lunes por la noche para apoyar a los nuestros.

Hoy en Panamá hay tristeza. El béisbol panameño está de luto, así lo calificó. Y pregunto ¿cuándo volveremos a tener una novena de tan primera línea como la que jugó aquí en la eliminatoria que daba un cupo a la próxima ronda, que se disputará en abril en Puerto Rico?.  Brasil jugó al fundamento y se llevó el cupo, bien por ellos, nos ganaron dos veces y convicentemente.

Panamá presentó un equipo de lujo, tal vez no volveremos a ver esta alineación nuevamente. En la recepctoría Carlos Ruiz, que juega para los Filis de Filadelfia; en la primera, Carlos Lee, que estuvo para los Astros y Marlines; segunda, Ashley Ponce, propesto de los Piratas; campo corto, Rubén Tejada, el niño mimano de los Mets; tercera base, Ángel Chávez, también con paso por ligas menores; Concepción Rodríguez, quien estuvo con los Azulejos; jardín central, Rubén Rivera, todos hemos oído mucho de él y jardíen derecho, Iasaís Velásquez, el Velaz que suplantó a Luis Durango.

Entre los lanzadores solo faltaron Bruce Chen y Randall delgado, tuvimos lo mejor, el apoyo necesario para prepararnos, un cuerpo técnico de lujo y el calor del público. ¡Qué más se podía pedir! Pero así es el béisbol, se gana o se pierde con jugadores veteranos o nuevos.

El análisis despues de cada partido es prudente. Ver en qué se falló y corregir, lástima que para la siguiente fase muchos de estos peloteros ya no participen por su edad, para mi era el momento de hacer grandes cosas. El último episodio fue para el recuerdo. Miles de fanáticos esperando la reacción de Rubén Rivera y Carlos Lee, quienes se poncharon seguidamente con corredores en posición anotadora. De inmediato caras de decepción en las gradas y alegría en el equipo brasileño.

En la serie Panamá jugó cuatro partidos en los que conectó 29 imparables, sus jugadores se poncharon 28 veces. Y tuvieron el peor promedio ofensivo (.235) de los tres países participantes.

El mejor bateador de los panameños fue Tejada con promedio de .313, producto de cinco imparables en 16 turnos.  En cuanto al departamento de lanzadores ganamos dos juegos y perdimos dos.

Siento que despues de ver las estadísticas a Panamá le faltó el bateo oportuno, la jugada pícada, el corrido de bases, la sorpresa y el toque de bola cuando el pitcher estaba duro; sin embargo todos queremos ganar, igual pensamiento tuvieron los brasileños, impensable que nos ganaran y dos veces.

Trago amargo el de la noche del lunes en el Rod Carew. Me queda felicitar a nuestros jugadores por darle el sí a Panamá si condiciones. Esta vez faltó suerte. "Los muchachos están mal y yo también porque hemos decepcionado a la afición", me quedo con esta frase de Kelly.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.