Radar Deportivo Radar Deportivo

28 ago McGregor-Mayweather Jr., una de tantas excentricidades deportivas

Floyd Mayweather castigó a Conor McGregror en los últimos cuatro asaltos. Floyd Mayweather castigó a Conor McGregror en los últimos cuatro asaltos.
Floyd Mayweather castigó a Conor McGregror en los últimos cuatro asaltos. AP

Conor McGregor y Floyd Mayweather Jr. todavía no terminan de contar dinero, para ellos es tiempo de fiesta y desenfreno; mientras que los aficionados cuestionan su rendimiento arriba del cuadrilátero.

La pelea del pasado sábado demostró que hay público para todo, incluso para saciar la curiosidad deportiva, que ya no tiene límite.

Un luchador contra un boxeador en este caso, pero en la historia se han registrado otros combates muy parecidos como el de Mike Tyson, en peleas de la WWE; el de Usain Bolt corriendo contra un autobús; Roberto Durán ante un luchador; Michael Phelps tratando de nadar más rápido que un tiburón; Garry Kasparov contra una computadora o cuando Michael Jordan quiso ser beisbolista.

Las razones para desarrollar estas hazañas o espectáculos va más allá del triunfo, tal vez unos cuantos millones de dólares podrían ser la respuesta, tal como lo ocurrido este sábado en Las Vegas, donde el irlandés Conor McGregor, un especialista en artes marciales, y el estadounidense Floyd Mayweather Jr., campeón indiscutible de boxeo, se enfrentaron para averiguar quién era mejor y de paso llenar sus bolsillos con dinero.

Floyd Mayweather (Izq.) tomó control del combate ante Conor McGregor desde el cuarto asalto. Expandir Imagen
Floyd Mayweather (Izq.) tomó control del combate ante Conor McGregor desde el cuarto asalto. AFP

Se estima que el estadounidense obtendría una cifra de 300 millones de dólares, mientras su rival ganó 100 millones de dólares por los 10 asaltos que duró el espectáculo, de los 12 a que estaba programado y que finalizó con victoria por nocaut de Mayweather.

El irlandés tiró un total de 503 golpes durante todo el encuentro, aunque solo conectó 84, lo que le dio un 16.7% de efectividad. Los guarismos del irlandés son bajos en relación con los de Mayweather, quien tiró 291 golpes, de los cuales 118 pegaron en su oponente, lo que resultó en un 40.5% de efectividad, según Box Stat.

Por cada asalto que vimos, el estadounidense se ganaba 30 millones de dólares, una razón suficiente para regresar del retiro de dos años y que le ayudó a completar su victoria 50, un récord en el boxeo mundial.

Floyd Mayweather ante Connor McGregor. Expandir Imagen
Floyd Mayweather ante Connor McGregor. Archivo

Este fue el último caso, pero antes de ellos otros atletas han intentado saciar esa curiosidad de quién es mejor, tal es el caso de Mike Tyson, que saltó al ring en el programa Raw de la World Wrestling Entertainment (WWE) en 2010, pero lo increíble fue que el peso pesado de Estados Unidos noqueó a Chris Jericho, uno de sus compañeros, y luego celebró con los rivales. En ese momento no se anunció la bolsa que obtuvo Tyson por el show.

Otro de los atletas que han pasado por está incógnita es Roberto Durán, el panameño con mejores credenciales en boxeo, que se enfrentó sin mucha suerte al luchador Masakatsu Funaki. En You Tube se puede apreciar la pelea, publicada en 2009 y que no reposa en los registros del Cholo.

Este año, Michael Phelps, el legendario nadador ganador de 28 medallas olímpicas, enfrentó el desafío más difícil de su carrera: nadar contra un tiburón blanco. En un simulador presentado en un programa de televisión, Phelps nadó 100 metros en 38.1 segundos, pero el tiburón ganó con 36.1 segundos. Prometió volver a intentarlo.

Otro duelo que está registrado en la historia es el que sostuvo Garry Kasparov, un hombre invencible en el ajedrez. Como no había humano que le ganara, lo enfrentaron a una computadora. La primera partida la ganó el campeón ruso y después perdió. Argumentó que la mano del hombre había ayudado a la supermáquina.

A Bolt, el hombre más rápido del planeta y que este año se retiró, lo hicieron correr contra todo tipo de rivales, desde príncipes hasta animales, para satisfacer egos y curiosidades. Pero en 2013 en Argentina hizo algo insólito, corrió contra un autobús. El desenlace fue lo que se esperaba, Bolt volvió a ganar.

Michael Jordan, considerado uno de los mejores jugadores de baloncesto de toda la historia, dejó el deporte en el que ganó seis anillos con los Bulls de Chicago para cumplir una promesa a su padre, así llegó a firmar con los Medias Blancas de Chicago, novena con la que jugó 17 partidos antes de ser enviado a ligas menores. Eran los tiempos en que los atletas querían destacarse en varias disciplinas a la vez, como lo hizo Bo Jackson, tan bueno en el béisbol, como en el football americano y el atletismo. Una lesión en la cadera lo alejó poco a poco de los deportes.

Los ejemplos de lo que hicieron Mayweather Jr. y McGregor el pasado sábado en Las Vegas podrían haber matado la curiosidad de ambos gladiadores, pero seguro es que pronto saldrán nuevos protagonistas.

Floyd Mayweather (Izq.) y Conor McGregor pelearon en el peso de las 154 libras. Expandir Imagen
Floyd Mayweather (Izq.) y Conor McGregor pelearon en el peso de las 154 libras. AFP

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.