Radar Deportivo Radar Deportivo

18 mar Terror en el ring

Temas:

Miro mi boxeo y siento espanto. Desde hace diez años están subiendo los mismos boxeadores a los tinglados panameños, las camadas son escasas y las pocas figuras que destellan las apagan a punta de golpes.  Nuestro boxeo pierde credibilidad, aunque sigue siendo un atractivo para los promotores locales e internacionales.

El pasado fin de semana hubo boxeo en Panamá y quedó en evidencia que nuestras jóvenes promesas les falta más que un simple entrenamiento en un gimnasio de lujo. Lo que vimos la madrugada del domingo demuestra que estamos lejos para que Panamá corone su campeón 30.

Antes quiero destacar el trabajo de Roberto La Araña Vásquez, uno de los protagonistas de la cartilla de fin de semana. Salve Araña.  Lució bien; sin embargo le faltó ese extra para convencer a los jueces, quienes al final votaron por un empate con el filipinio John Mark Apolinario, por el cetro gallo de la Asociacion Mundial de Boxeo (AMB).

En el combate hubo buenos intercambios de golpes y durante la refriega la Araña, de 29 años de edad estuvo rápido, aunque a simple viste tenía más libras que las pactadas. Ya sabemos que no tiene pegada, pero algunos lo vimos ganar.

No puedo decir lo mismo de una de las supuesta esperanza del boxeo panameño. Luis Pan Blanco Ríos cayó ante el filipino John Riel Casimero, que de paso retuvo su cetro minimosca de la Federación Internacional de Boxeo. No fue el resultado, sino la forma.

La derrota de Ríos, de 23 años de edad dejó un mal sabor en el ambiente boxístico, por no decir directamente que decepcionó. Fue vergonzoso como se fueron levantando los fanáticos, los puestos quedaron vacíos y en un momento la supuesta mejor pelea parecía un  relleno al que nadie le prestaba atención. La gente los abucheó.

Pan Blanco no demostró boxeo. Sus japs eran tímidos,  parecía que no sabía caminar el ring y lo peor nunca se le notó esa hambre o agresividad para conquistar un campeonato.

En Perú se reportó que el panameño  Walter Ratoncito Tello perdió una oportunidad titular al caer ante el campeón minimosca de la AMB Alberto Chiquito Rossel. Los jueces rayaron en sus cartones 117-111, 118-114.5 y 118-113.5, todos a favor del peruano Rossel.

Los boxeadores panameños enfrentan los compromisos con miedo, con dudas y con poca preparación; al menos esas son las señales que observo cada vez que sube al tinglado un púgil panameño en los últimos años. Por eso decía que el boxeo panameño gira en torno a los mismos púgiles de hace diez años: Pelenchín, Jones, Chemito.

Creo que la falta de gimnasios bien equipados podría ser la causa del mal momento que viven nuestros boxeadores, pero recuerdo que en Panamá ha sido un mal de toda la vida. Podría ser la preparación; sin embargo los púgiles van al gimnasio y los ¿entrenadores?, tal vez.

Me inclino a que simplemente nuestros boxeadores no están preparados técnica ni mentalmente cuando enfrentan a un rival, al menos los últimos que han intentando ganar la tan ansiada corona número 30. Creo que les aterra pensar en chocar con el éxito y por ello suben al ring ya derrotados.

Miro hacia atrás y pareciera una película que se repite una y otra vez con el mismo argumento y final. William González, Whyber García, Irving Berry, Ameth Díaz, Roinet Caballero, Alberto Mosquera, Edwin Díaz, Ricardo Núñez, José El Indio Miranda y Dirceu Explosivo Cabarca.

Desde 2009 Panamá no logra un campeonato, así de lejos estamos.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.