Radar Deportivo Radar Deportivo

09 jul El extraño caso de Pelenchín

Temas:

Todo boxeador que he conocido, escuchado y leído tiene un objetivo en su carrera: coronarse, ganar dinero y darle satisfacción al público que lo hace famoso. Esta tesis es repetitiva, pero cuando uno se encuentra un caso como el de Celestino 'Pelenchín' Caballero es obligatorio sentarse en una esquina y golpear varias veces la campana a manera de preocupación.

Lo primero que uno se pregunta: cómo es posible que un boxeador rechace una pelea en la que ganará la mejor bolsa de su carrera y con pleno conocimiento que es amplio favorito.  Es como si Pacquiao, Cotto y Chávez Jr. subieran al 'ring' con la única intención de ganarle a su oponente y cumplir con sus aficionados. No termino de tragarme ese cuento.

La Torre del Infierno como se le conoce a Caballero en Estados Unidos tenía previsto enfrentar a Miguel Ángel 'Mikey' García, pero el combate no se concretó por un cambio de fecha y sede del compromiso. ¿Cuántas veces esto ha ocurrido en el boxeo? Respuesta, muchas. Por esta razón siento que hay algo más en el rechazo de Pelenchín.

Recordemos que la pelea Caballero-García se le adjudicó a la empresa Sampson Boxing, mediante una subasta ganada por $440 mil dólares, 330 serían para el panameño. Luego, estando Pelenchín en Las Vegas se fija fecha como el 28 de julio para el posible compromiso. Parecía que todo iba camino a que el panameño  pudiera exponer su corona de las 126 libras de la Asociación Mundial de Boxeo.

Inesperadamente, la promotora cambia de fecha y anuncia que el pleito se llevaría a cabo el 7 de septiembre en Las Vegas. Supuestamente ninguno de los boxeadores estaba de acuerdo con la fecha y comienza el tira y afloja, cartas vienen y van, amenazas  y palabras de pocos amigos se cruzan entre sí.

Todos se acusan de no cumplir y el caso llega hasta las oficinas de la AMB que al final se lava las manos y emite  una  decisión salomónica: "Luego de la revisión de todos los argumentos y contratos suscritos para la realización de la pelea, Caballero contra García, la AMB ve todavía oportunidades para solucionar los problemas surgidos anteriormente, y que causaron la suspensión temporal del compromiso. La AMB concede un tiempo adicional al promotor para montar el combate y celebrarla antes del 7 de septiembre de 2012".

De no firmar alguno de los boxeadores la nueva fecha y sede, el organismo de boxeo no los reconocería. Además, obliga al promotor a pagar el 10% adicional.

Insisto en que Pelenchín, como todo boxeador, anda tras buenas bolsas por su trabajo. Esa es una ley de la vida y estoy seguro que nuestro campeón no la quiere violar. ¿Debe haber algo más para que Pelenchín no quiera aceptar una pelea por un cambio de fecha y lugar?

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.