Auge y autocracia

Temas:

La economía ruge y la desigualdad también. El índice de crecimiento se convierte en mueca en los bolsones de pobreza, que afectan a más de un millón 300 mil compatriotas.

¿De qué estamos hablando? ¿Cuánta gente pasó de ese escandaloso número a disponer de una vida aceptable con el cacareado crecimiento? Crecimiento no es desarrollo, y si no se interviene con sensatez y eficacia en la gestión pública, ese crecimiento es un espejismo frente a las necesidades sociales.

Para los más desfavorecidos es un chiste que la economía sea pujante, que haya crecido 10% (2011), y que se calcule que aumentará del 5% al 7% (2012).

Nada indica que si se aplican sinergias positivas, la nación puede conquistar mayor equidad y sostenibilidad.

El sistema autocrático juega en contra de las aspiraciones sociales, sobre todo las de aquellas personas que llevan la cruz en los sectores urbanos y rurales desfavorecidos.

Nuestra organización social es deudora de un sistema estadístico científico, alejado del partidismo, que muestre, con periodicidad, los niveles de desarrollo y sus relaciones con aquellos en los que se sitúa el crecimiento de la economía.

En la región, Panamá es uno de los campeones en desigualdad: 52.3%. Ese es el índice en el sistema Gini (la perfecta igualdad es el 0 y la perfecta desigualdad, 100), que mide la desigualdad entre los distintos sectores sociales. El de Chile es de 22.6% y el de Noruega, 25.8%. Noruega posee los mejores indicadores de bienestar en el Informe de Desarrollo Humano (IDH) a escala mundial. Chile es el número 44, primer latinoamericano, y Panamá, el 58. Argentina es el número 45.

En desigualdad, nuestra nación se destaca dentro de un grupo de países latinoamericanos que transitan un nivel similar de desarrollo humano: Uruguay (48), Cuba (51), México (57), Trinidad-Tobago (62), Costa Rica (69) y Venezuela (73).

El promedio de escolaridad es de 9 grados, cuando la aspiración debe ser 14 (preescolar, básica general y secundaria), mínimo.

Demoramos 16 años para aumentar dos grados en ese promedio. El de Chile no varía mucho, es de 9.7 grados. De la masa escolarmente activa, solo el 79% asiste a la escuela. ¿Dónde va el 20% restante?

La esperanza de vida al nacer es de 76 años, mientras que es de 79 en Cuba, Chile y Costa Rica.

A la desigualdad, entre los males de la nación, se encuentra la connivencia con el autoritarismo, que un sector de la sociedad estimula, considerándolo necesario, si contribuye a paliar las necesidades económicas.

Entra en juego el populismo, que no es exclusivo del régimen militar. El autoritarismo se ejerce con cualquier ideología -derecha, izquierda, ultraizquierda, ultraderecha- y con gobiernos de signo militar o civil, surgido de elección popular o por asalto.

El progreso del país debe estar en sintonía con los valores de la democracia, y el afán de perfeccionarlo para que más personas pueden representar a los distintos sectores sociales, y que las decisiones trascendentales, como la ampliación de la Corte Suprema de Justicia con el proyecto de la quinta sala, surjan de un consenso entre las instancias sociales.

Corresponde a todos luchar para que refundemos la república, con instituciones y actores que sean dignos de nuestra nacionalidad, con un contrato social en el que se arrincone el juegavivo y que la representación de los asociados ante el Estado no sea un botín político que signifique esquilmar los recursos y patrimonio de cada uno de todos los panameños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Destacados