Musulmanes de Noruega comparten el dolor por los ataques

Los ciudadanos noruegos esperan que la masacre permita generar más unidad nacional.

OSLO, Noruega (Reuters). -Mientras el centro de Oslo se recupera de la peor masacre en la historia moderna de Noruega, un hombre rubio en medio de la multitud afligida le pidió un abrazo a Iman al-Kofi, una mujer nacida en Irak y que lleva un velo para cubrir sus cabellos.

Kofi, quien tenía un amigo en terapia intensiva con tres heridas de bala y se había enterado de que al menos otro amigo de origen iraquí murió en la masacre del viernes perpetrada por un extremista anti-Islam, lo complació al hombre y éste volvió a perderse en la multitud sin pronunciar palabra.

Kofi, de 19 años, y otros inmigrantes musulmanes dicen que habrían sido tratados de forma muy diferente si el autor de uno de los crímenes más atroces vistos en el país hubiera sido otro musulmán, y no el noruego de extrema derecha Anders Behring Breivik.

"Si hubiera sido un musulmán, culparían a todos los extranjeros y nos odiarían", dijo la joven, añadiendo que había viajado a Oslo para unirse al duelo de las decenas de miles de personas que se congregaron en la capital noruega el lunes a presentar sus respetos a las víctimas.

Los musulmanes en Noruega dicen compartir el dolor por sus compatriotas cristianos luego de la masacre, en la que Breivik disparó contra jóvenes en una pequeña isla cercana a Oslo e hizo estallar una bomba un edificio del Gobierno, causando la muerte de 77 personas.

Noruegos de todos los orígenes se unieron para condenar las atroces acciones y opiniones de Breivik, mientras que líderes musulmanes esperaban que al menos la masacre ayude a establecer un mejor futuro para el multiculturalismo.

Los musulmanes dijeron sentirse aliviados de que la creciente ola de sentimiento anti-inmigración y anti-Islam en Europa no cobrara un renovado impulso con otra matanza inocentes por parte de un extremista. 

"Pensamos 'Alabado sea Dios que no era un musulmán'", dijo el inmigrante argelino Mahmoud Tariq, de 23 años, quien estaba en una mezquita de Oslo cuando sus ventanas estallaron producto de la bomba que había colocado Breivik.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Manuel antonio noriega Una vida de sombras

TÍMIDO Un niño introvertido y silencioso. Así era Manuel Antonio Noriega cuando estudiaba la primaria en la Escuela República de México. TÍMIDO Un niño introvertido y silencioso.  Así era Manuel Antonio Noriega cuando estudiaba la primaria  en la Escuela República de  México.
TÍMIDO Un niño introvertido y silencioso. Así era Manuel Antonio Noriega cuando estudiaba la primaria en la Escuela República de México.

El hombre blande un machete y arenga a una multitud desde un atril en el Centro de Convenciones Atlapa, la tarde del 30 de ...

Obras Públicas A través de adenda, modificarán el diseño de la vía Pedregal-Gonzalillo

La obra lleva 16% de avance. La obra lleva 16% de avance.
La obra lleva 16% de avance.

El diseño  conceptual de la  ampliación de la carretera  Pedregal-Gonzalillo- Transístmica, que se adjudicó a un precio de ...

El exgeneral murió a los 83 años de edad Noriega, el ascenso y caída de un dictador

La invasión a Panamá el 20 de diciembre de 1989 saca del poder al dictador Manuel Antonio Noriega. Esta foto del exdictador fue tomada en marzo 1988. La invasión a Panamá el 20 de diciembre de 1989 saca del poder al dictador Manuel Antonio Noriega. Esta foto del exdictador fue tomada en marzo 1988.
La invasión a Panamá el 20 de diciembre de 1989 saca del poder al dictador Manuel Antonio Noriega. Esta foto del exdictador fue tomada en marzo 1988. Panamá/LA PRENSA/Archivo

15 de diciembre de 1969. Manuel Antonio Noriega, entonces jefe policial en las provincias de Chiriquí y Bocas del Toro, ...