crisis en el proyecto del tercer juego de esclusas del canal de panamá

´GUPC ejecutó su amenaza´

Después de agotar el período pactado de negociación sin acuerdo, el consorcio cesó actividades en la principal obra de la ampliación.
El administrador del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano, compareció ayer ante los medios de comunicación respaldado por los vicepresidentes de la entidad. LA PRENSA/Roberto Cisneros. El administrador del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano, compareció ayer ante los medios de comunicación respaldado por los vicepresidentes de la entidad. LA PRENSA/Roberto Cisneros.
El administrador del Canal de Panamá, Jorge Luis Quijano, compareció ayer ante los medios de comunicación respaldado por los vicepresidentes de la entidad. LA PRENSA/Roberto Cisneros.

“Habían planteado una amenaza y hoy la ejecutaron”, dijo ayer Jorge Luis Quijano, administrador de la Autoridad del Canal de Panamá (ACP), tras anunciar en una rueda de prensa que Grupo Unidos por el Canal (GUPC) paralizó por completo la obra más importante del programa de la ampliación del Canal.

“Dieron la instrucción a subcontratistas y trabajadores de suspender la obra. Exigimos que reanuden los trabajos al nivel que tenían en octubre o noviembre pasado”, enfatizó Quijano al referirse al consorcio a cargo del proyecto del tercer juego de esclusas.

El administrador de la vía se pronunció en una jornada en la que quedó de manifiesto el distanciamiento entre la ACP y su principal contratista, a pesar de las declaraciones previas, incluidas las del vicepresidente de la Comisión Europa, Antonio Tajani, y del presidente, Ricardo Martinelli, que apuntaban hacia una resolución positiva del conflicto.

En tanto, GUPC emitió un duro comunicado acusando a Quijano de mantener una posición “injustificadamente rígida”, que pone “en riesgo inminente” la expansión del Canal y 10 mil puestos de trabajo.

Se encona así una disputa que estalló el pasado 30 de diciembre, cuando GUPC, integrado por la constructora española Sacyr, la italiana Salini Impregilo, la belga Jan De Nul y la panameña CUSA, envió un preaviso de paralización de los trabajos 21 días después, si la administración de la vía no reconocía su cálculo de $1,600 millones en sobrecostos de obra.

Cliente y contratista iniciaron entonces un período de negociaciones que se aplazó hasta en dos ocasiones –el último venció el pasado martes–, y que finalmente se agotó sin acuerdo. Según Quijano, esto no fue posible “porque GUPC ha mantenido una posición inflexible, una y otra vez, pretendiendo que la ACP negociara fuera del contrato cifras exorbitantes no sustentadas”.

El 21 de enero, con la entrada en escena de la afianzadora del proyecto, Zurich American, pareció abrirse una vía de entendimiento. Sobre la mesa se planteó una propuesta que implicaba la conversión de los $400 millones de la fianza de Zurich American en un préstamo para el consorcio, además del aporte de $100 millones de la ACP y otros tantos de GUPC.

El grupo, además, pedía una moratoria en la devolución de los $783 millones adelantados por la ACP para el inicio de obra.

Quijano apuntó ante los medios que la entidad que representa “aceptó contribuir significativamente mediante una amplia moratoria para que pudiéramos adelantar las negociaciones”.

De esta forma, el consorcio ganaría tiempo para que se fueran resolviendo los reclamos interpuestos ante la Junta de Resolución de Disputas (DAB, por sus siglas en inglés) y la Cámara Internacional de Comercio de Miami, las otras dos instancias que contempla el contrato –además de la ACP– para dirimir las controversias.

Sin embargo, según Quijano, cada vez que se vislumbraba un acuerdo, el consorcio endurecía su posición y volvía a exigir que la ACP se hiciera responsable de “cifras exorbitantes por supuestos sobrecostos” a los que había llegado “unilateralmente”. “Aunque respetamos el proceso de negociación, esa posición indicaba la falta de voluntad en llegar a un acuerdo por parte de GUPC”, recalcó.

Las fricciones ya no solo se centran en el financiamiento de los sobrecostos. GUPC reclamó públicamente el pago de una factura pendiente de $50 millones para facilitar los desembolsos adicionales a los subcontratistas y los trabajadores. Consultado sobre este asunto en la rueda de prensa, Quijano aclaró que cuando la ACP solicitó al consorcio el paz y salvo de la Caja de Seguro Social para proceder con el desembolso de la factura, no lo presentó. “Hasta el día de ayer no lo tenían, y sin paz y salvo no podemos hacer el pago”.

la batalla que se avecina

A pesar de las fuertes acusaciones que se cruzaron ayer, ambas partes dejaron abierta la puerta a una posible reconciliación. GUPC dijo que el acuerdo “ofrece el único camino para terminar el Canal con prontitud y eficiencia”.

Por su parte, Quijano explicó que el hecho de haber completado este período de negociaciones no quiere decir que la comunicación se haya cortado, y recordó que ya entrada la madrugada de ayer miércoles, cuando se había vencido el plazo de GUPC, se recibió una comunicación de Zurich American alentando al entendimiento.

Para el consorcio, si se desatan definitivamente las hostilidades, el conflicto derivará “en años de litigios y arbitraje en las jurisdicciones de todo el mundo”.

Al respecto, Quijano dejó claro que lo que viene no será sencillo y no estará exento de riesgos, pero también sentenció que “el Canal de Panamá no se va a someter a chantaje. Le haremos frente a cualquier demanda que estas empresas nos interpongan. Estamos seguros de que la verdad está con nosotros, que los hechos los podemos sustentar y que nuestra posición es clara y vertical, y que únicamente actuamos para defender el derecho de todos los panameños”.

el cambio de roles

En las dos últimas semanas de discusiones se produjo un cambio de papeles en GUPC. Quijano reconoció que, en un principio, las conversaciones se mantenían con el líder del consorcio, Sacyr, pero en la fase final, la italiana Salini Impregilo tomó el mando en la negociación.

Además del comunicado del consorcio, en el seno de ambas empresas se produjeron reacciones tras conocerse el pronunciamiento de la ACP. Fuentes internas de la empresa de construcción italiana desacreditaron la posición de Quijano tildándola de “absurda”. En el coloso italiano se rumorea que hay una batalla política interna en Panamá entre Quijano y Martinelli. Este planteamiento, no obstante, es negado por la ACP.

El conflicto llegó a las más altas esferas del Gobierno italiano. Tal es así que el primer ministro, Enrico Letta, mantuvo una conversación telefónica con el presidente Martinelli, y según refirió el Palacio Chigi, residencia oficial del presidente del consejo de ministros en Roma, la comunicación entre ambos mandatarios habría favorecido “el desbloqueo en la controversia”.

Según confirmaron a este medio fuentes del Ministerio de Infraestructuras italiano, la ruptura de las negociaciones “ha sido una desagradable sorpresa para todos”, también, añadieron, “para el presidente Martinelli”.

El presidente de Sacyr, Manuel Manrique, declaró desde España que el consorcio “no puede hacer nada más”. En un gesto de resignación, apuntó que “la vida sigue” y que el proyecto de ampliación del Canal de Panamá representa una “pequeña parte” de la cartera de la compañía. “Sacyr seguirá adelante. Ha demostrado al mundo que ha sabido solucionar los problemas técnicos de, quizás, la obra más difícil del mundo”, agregó en declaración recogida por la agencia EFE.

Las acciones de Sacyr cayeron ayer un 6.86% en la Bolsa de Madrid, poco más que los 6.19 puntos que subió el día anterior, cuando se vislumbraba la cercanía de un acuerdo.

La italiana Impregilo registró solo un descenso del 1% en el valor de sus títulos.

La tensa negociación de un mes largo parece haber culminado ayer con una suerte de reedición de la Historia, cuando se cumplen 100 años desde que Estados Unidos completó la fallida apuesta francesa en la construcción del Canal.

(Con información de Isabel Cerdán).

Trabajadores exigen sus derechos

Los trabajadores contratados por el consorcio Grupo Unidos por el Canal exigieron a través del Sindicato Único de Trabajadores de la Construcción y Similares (Suntracs) que se le reconozcan sus derechos laborales, ante la evidente paralización de las obras.

“Estamos exigiendo el respeto de los salarios de los trabajadores, las prestaciones sociales a las que tienen derecho, el respeto al convenio colectivo, el aumento de salario y los puestos de trabajo que deben ser de panameños”, dijo ayer Saúl Méndez, en representación del Suntracs.

De acuerdo con las estadísticas de la Autoridad del Canal de Panamá, en las obras de la ampliación han laborado más de 33 mil trabajadores desde que comenzó el proyecto, en 2007.

En diciembre había unos 8 mil obreros laborando en la construcción del tercer juego de esclusas, cifra que disminuyó a unos mil empleados y ayer ya no trabajaba ninguno, tras la orden de Grupo Unidos del Canal de suspender los trabajos.

Indistintamente de que la empresa termine de construir el tercer juego de esclusas, añadió, estos derechos deben ser reconocidos.

La compañía procedió ayer a enviar a los trabajadores a sus casas, anunciando el pago de los salarios, remarcó Médez, quien replicó que “no sabemos claramente en qué circunstancias van a terminar las negociaciones entre la empresa y ACP”.

Después de concluir una reunión de junta directiva, el Suntracs pidió a la ACP y al Gobierno que “se le hable claro al pueblo sobre lo que está pasando con el financiamiento de las obras del Canal”.

El administrador de la ACP, Jorge Luis Quijano, afirmó que la obra se va terminar con la misma fuerza laboral.

Luis Guillermo Martínez

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

DIPLOMACIA Mike Pence ya está en camino a Panamá

El avión despegó rumbo a Panamá a las 6:26 a.m. El avión despegó rumbo a Panamá a las 6:26 a.m.
El avión despegó rumbo a Panamá a las 6:26 a.m.

El Air Force 2, en donde viaja el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence junto con su comitiva, salió desde la ciudad de ...

INVESTIGACIÓN Vehículo atropella a un grupo de personas en Barcelona

Ramblas en Barcelona, España. Ramblas en Barcelona, España.
Ramblas en Barcelona, España. Google Maps

La Policía de Barcelona confirmó que un vehículo atropelló a un grupo de personas en Las Ramblas, de la ciudad de ...

FUE CAPTURADA EN ISLANDIA Veterinarios de SeaWorld sacrifican a una orca enferma

Los veterinarios tomaron la difícil decisión de sacrificar a la orca luego de que su salud comenzó a decaer en los últimos días a pesar del tratamiento que recibía. Los veterinarios tomaron la difícil decisión de sacrificar a la orca luego de que su salud comenzó a decaer en los últimos días a pesar del tratamiento que recibía.
Los veterinarios tomaron la difícil decisión de sacrificar a la orca luego de que su salud comenzó a decaer en los últimos días a pesar del tratamiento que recibía. AP

Los veterinarios del SeaWorld de San Diego sacrificaron a una de las últimas orcas de la compañía que fueron capturadas en ...