GUERRA CIVIL. lA BATALLA DE ALEPPO SE CONVIERTE EN LA CLAVE PARA EL FUTURO DE SIRIA

Assad, el león acorralado

De momento, Bashar se niega a dimitir o abandonar su cargo de presidente, a pesar de la presión internacional y de las deserciones en su Gabinete.

Su vida cambió radicalmente el 24 de enero de 1994. Bashar al Assad pasó de ser una persona anónima en Londres, donde ejercía como médico oftalmólogo, a convertirse en el sucesor de su padre, Hafez al Assad, que gobernaba con mano férrea Siria desde 1970.

El cambio fue consecuencia de la muerte de su hermano mayor, Basel, en un accidente de coche.

El 10 de enero de 2000 falleció Hafez, más conocido como el León de Damasco, porque Assad significa león en árabe.

El 17 de julio, Bashar a los 34 años juró como presidente sirio. Doce años después, Siria está envuelta en una rebelión civil para derrocar el régimen dictatorial del sucesor del dictador Hafez.

ÚNICO

Tras un golpe de Estado en 1970, Hafez al Assad ocupó la Presidencia de Siria con mano férrea al frente del Partido Baath.

Por 30 años, prohibió la creación de partidos políticos así como la participación de los ciudadanos en los mismos. Durante su gobierno tuvo lugar la masacre de Hama en la que decenas de miles de personas fueron asesinadas en 1982 como resultado de una revuelta de corte islamista promovida por suníes.

Hafez pertenecía igual que sus hijos a la minoría alauí, que es una derivación heterodoxa chií ismailí. A lo largo de las tres décadas en el poder, el progenitor de Bashar sustentó su poder en un partido-Estado y en el ejército, así como en las fuerzas de seguridad sirias.

El 10 de junio de 2000, Hafez falleció a los 69 años, de los cuales 30 gobernó Siria con poder absoluto. Ese era el país que heredó Bashar y para el cual se había preparado desde 1994.

El primer escollo fue solventado cambiando la Constitución que establecía la edad mínima para gobernar en 40 años. Este cambio fue realizado por la Asamblea Popular siria. El día 11 de junio fue nombrado candidato a la Presidencia y también comandante en jefe de las Fuerzas Armadas.

El 10 de julio se confirmó su victoria en el referendo para su nominación. Venció con 97.3% de los votos, con una participación de 94.5%.

Una semana más tarde juraba como presidente por un mandato de siete años por el Partido Baath Árabe Socialista. En 2007, volvió a salir victorioso de otro refendo para mantenerse en su cargo con 97.62% de los votos. Esto le permitía gobernar hasta 2014.

REBELIÓN

En enero de 2010, en Túnez se inició la llamada revolución árabe que después se extendió a varios países como Egipto, Yemen, Bahrein o Libia. Un año después, el 26 de enero, comenzó la rebelión popular en Siria que exige plena democracia y más libertades.

Hoy, 17 meses después, el enfrentamiento entre los rebeldes y el gobierno de Bashar es considerado ya una guerra civil. Una guerra que de momento ha dejado, según el Observatorio de los Derechos Humanos sirio (OSDH), más de 19 mil muertos.

Este organismo hizo público a finales del pasado mes de julio que 13 mil 296 civiles habían fallecido, así como 4 mil 861 soldados y 949 desertores.

La oposición a Bashar se organizó en el Consejo Nacional de Siria (CNS), fundado el 23 de agosto de 2012 en Estambul, Turquía. Este organismo afirmó que representa a casi 60% de los opositores sirios.

El CNS ha sido reconocido como autoridad gobernante por Libia. Estados Unidos, España, Reino Unido y Albania lo han aceptado como representante legítimo.

Otras naciones como Francia, Egipto, Turquía y Túnez lo aceptan como interlocutor en el conflicto.

Mientras el CNS lucha a nivel político, los rebeldes que cuentan con poco armamento están divididos en sectores, aunque existe el Ejército Libre de Siria, conocido también como Movimiento de Oficiales Libres. En su mayoría sus integrantes son desertores de las Fuerzas Armadas sirias que esperan derrocar a Bashar.

Para intentar frenar la oposición a su régimen, Bashar convocó un referéndum el pasado 26 de febrero que venció con 89.4% de los votos a favor. La base de esta consulta era la creación de un gobierno en el que estén presentes “todas las fuerzas políticas”, según declaró Bashar en un discurso en enero de este año.

CRUDEZA

Las promesas de reformas del Presidente sirio no han parado los enfrentamientos entre los rebeldes y las Fuerzas de Seguridad sirias que han utilizado todo su armamento para detener la oposición.

El ejército sirio ha continuado bombardeando zonas controladas por los rebeldes. Los enfrentamientos han pasado de las ciudades pequeñas a tener lugar en la capital, Damasco, así como en el centro económico del país Aleppo, donde residen cerca de 2.5 millones de habitantes.

Para los rebeldes es de vital importancia controlar el norte del país, donde está situada Aleppo, ya que eso supondría pedir una zona de exclusión aérea como ocurrió en Libia.

Para el Gobierno es importante ganar la batalla de Aleppo porque la consideran la “madre de todas las batallas”, según medios de comunicación oficiales sirios.

De momento, Bashar se niega a dimitir o abandonar su cargo de presidente a pesar de la presión internacional para que lo haga, la congelación de sus bienes y de su familia en Europa, las resoluciones de Naciones Unidas contra su gobierno o de las deserciones en su Gabinete como la de Riad Farid Hijab, primer ministro sirio.

Este político cruzó con ayuda de contrabandistas la frontera con Jordania, donde anunció su “deserción del régimen terrorista y asesino, y anuncio que me sumo a las filas de la libertad y la dignidad de la revolución”.

Con él van 41 altas deserciones en los últimos 17 meses, durante los cuales militares, diplomáticos y cuatro diputados han preferido abandonar sus cargos y unirse a una rebelión que Bashar califica de “banda de terroristas delincuentes”.

De la ilusión al terror

Cuando Bashar al Assad asumió el poder en 2000, su primer discurso creó una gran expectativa. Hace 12 años, muchos creyeron que con la llegada de ese joven oftalmólogo de 34 años se abriría una nueva etapa tras tres décadas gobernados bajo la ley de emergencia de 1962. Una ley que coartaba la libertad, partidos políticos y derechos humanos.

Esa ilusión se materializó en lo que se llamó la “Primavera de Damasco”. Durante esos períodos intelectuales y reformistas participaron en debates sobre política, economía y temas sociales. A estos debates se sumó la amnistía de 600 prisioneros políticos, entre los que se encontraban varios miembros muy críticos al gobierno del padre de Bashar. Esto llevó a pensar en una cierta reforma y apertura del régimen. Esto se combinó en enero de 2011 la declaración “De los 1000”, redactada por los intelectuales, así como la reforma financiera. Entonces Bashar declaró que la apertura en Siria estaba sujeta a “la seguridad y la estabilidad”.

La ilusión de cambio duró poco, ya que en el verano de ese año tuvieron lugar múltiples arrestos de voces contrarias al régimen que solicitaban cambios o el fin de la hegemonía del Partido Baath.

El presidente sirio, Bashar al Assad, mantuvo que los cambios que Siria necesitaban eran en el terreno económico. Lo demás siguió igual hasta la llegada de la revolución árabe donde los rebeldes le han plantado cara a un gobernante que heredó un país que no quiere abandonar.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Videos Organizaciones piden justicia a favor de defensores de derechos humanos

Organizaciones piden justicia a favor de defensores de derechos humanos Organizaciones piden justicia a favor de defensores de derechos humanos Vídeo
Organizaciones piden justicia a favor de defensores de derechos humanos LA PRENSA/Isaac Ortega

Distintas organizaciones se reunieron este viernes 9 de diciembre para exigirle al Gobierno que se pronuncie ante los últimos ...

CRIMEN Ministerio Público solicita a Interpol detener sospechoso de la muerte de docente en Chiriquí

Autoridades informaron que se cree que el supuesto sospechoso está en Costa Rica. Autoridades informaron que se cree que el supuesto sospechoso está en Costa Rica.
Autoridades informaron que se cree que el supuesto sospechoso está en Costa Rica. LA PRENSA/Sandra Alicia Rivera

Para poder dar con la captura del principal sospechoso de la muerte de la docente, Diosila Martínez, el Ministerio Público y ...