FRANCIA. SI LAS ENCUESTAS ACIERTAN, EL CANDIDATO DE IZQUIERDA, HOLLANDE, SERÁ EL NUEVO PRESIDENTE

El regreso de los socialistas

Los comicios de hoy en Francia pueden cambiar el rumbo de Europa afectando tanto la política económica, migratoria, así como diplomática del bloque.

Unos 44 millones de franceses se acercan hoy a los colegios electorales para depositar su voto.

Cada papeleta acercará o alejará a los dos candidatos que luchan por ser el próximo presidente de Francia. François Hollande del Partido Socialista parte como favorito tras ganar en la primera vuelta con 28.63% de los votos.

El actual presidente, Nicolas Sarkozy, que ostenta este cargo desde el 16 de mayo de 2007, perderá en estos comicios según las encuestas.

SUPRIMIR

La visión del futuro de Francia dependerá del candidato que salga hoy elegido por los franceses.

Los 35 puntos del programa electoral de Hollande se basan en una reforma fiscal y bancaria que tendría lugar durante los meses de julio y agosto.

Los cambios fiscales expuestos por el candidato socialista impondrían medidas en contra de los paraísos fiscales o la especulación. También prevé que se eliminen algunas de las exenciones fiscales y la tasa de 75% para ingresos que superan el millón de euros ($1,308,000).

A lo largo de la campaña electoral, Hollande ha evitado hablar de recortes del gasto público excepto lo de reducir su propio salario y el de los ministros en 30%. Otro punto ha sido que el Gobierno deberá firmar una declaración “deontológica” que fijaría el techo de gasto ministerial.

En relación al déficit, Hollande considera que los ajustes en el presupuesto y su política llevarían a Francia a lograr el déficit 0 en el año 2017.

Entre los 35 puntos de su programa se encuentra también subir las ayudas a familias que tengan hijos en edad escolar, crear más puestos para profesores dentro de una reforma de la educación, entre otros.

Para intentar frenar y paliar el paro juvenil, que se encuentra en 23.3%, fomentar la creación de empleo.

Los menores de 25 años en ese país europeo que no tienen empleo aumentaron durante el año pasado en 2.8%, lo que representa 455 mil 600 personas.

Hollande también ha especificado que anularía varias de las medidas tomadas por el actual mandatario Nicolas Sarkozy, como el incremento del IVA o el retraso de la edad de jubilación.

32 PUNTOS

Sarkozy consideró en su programa electoral que era primordial reducir varias partidas del presupuesto. Entre estas se encuentran el de las colectividades locales, el número de parlamentarios o la contribución a la Unión Europea.

Estos puntos son algunos con los cuales Sarkozy pretende reducir 53 mil millones de euros (67 mil 738 millones de dólares) dentro de su política de austeridad y recortes con la que aspira a alcanzar el déficit 0 en 2016. Además, se mantendría el aumento del IVA a 21.2%.

Otros aspectos son más populistas, como adelantar el pago de las pensiones del día 8 de cada mes al día 1. También la exoneración de cargas patronales a quienes contraten trabajadores mayores de 55 años.

En el ámbito social, la política de Sarkozy no reconoce el matrimonio homosexual, mientras Hollande lo aprueba. También renovaría las barriadas menos favorecidas con un programa de cerca de 21 mil millones de dólares. Y lograr en cinco años que el número de inmigrantes legales sea reducido a cerca de la mitad.

En el marco europeo, Sarkozy propuso que habría que “sancionar, suspender o excluir” a los Estados miembros del Acuerdo Schengen que no sean capaces de cumplir con sus compromisos y normas. Y promover la prioridad de comprar a empresas europeas antes que a otros países extranjeros.

TRASVASE

Con estos puntos, ambos candidatos han intentado afianzar el voto de los seguidores de sus respectivos partidos, así como ganarse a los votantes de los grupos políticos excluidos de la segunda vuelta o los indecisos.

El tercer partido más votado durante la primera vuelta fue el Frente Nacional, liderado por Marine Le Pen, que logró 17.9% de los votos. Le siguió Jean Luc Melenchon del Partido de Izquierda con 11.11% y después estaba François Bayrou de la Unión para la Democracia Francesa con 9.13%.

Entre estos tres partidos que no acuden a la segunda vuelta, lograron 38.14% de los votos. A este porcentaje hay que sumar a los electores que se abstuvieron de votar.

Según datos de un sondeo hecho público por Telévisons-Radio France, los votos del Frente Nacional se distribuirían en: 60% para Sarkozy, 18% para Hollande y el restante 22% optaría por abstenerse.

Los votos logrados por Bayrou se repartirían en 32% para Sarkozy, 33% para Hollande y 35% no acudiría a votar. Del 11.11% de Melenchon: 86% votaría por Hollande y 1% lo haría por Sarkozy.

Los sondeos de los últimos días demuestran que Sarkozy ha logrado acortar distancia con su contrincante Hollande, pero que ese aumento en la tendencia del voto no cambiaría la victoria del candidato socialista. Según una encuesta publicada por el diario francés Le Figaro, Hollande se alcanzaría la presidencia con 54% de los votos, mientras Sarkozy obtendría 46%.

Otros medios como el periódico Les Echos le dan 54.5% a Hollande y 45.5% al actual presidente.

Si contra todo pronóstico, Sarkozy volviera a vencer en las urnas en las elecciones de hoy, se mantendría la unión con Alemania que ha optado por la austeridad y la creación de empleo para sacar a Europa de la crisis que vive.

Si Hollande se alza esta noche con la victoria electoral al mantenerse la tendencia de voto de las encuestas, esto supondría que los socialistas volverían al Elíseo tras 17 años en la oposición.

El decisivo voto del Frente Nacional

Todos los analistas políticos hacen hincapié en la importancia del voto de los seguidores de ultraderecha del Frente Nacional liderado por Marine Le Pen que representan casi 18% del electorado.

Esta política informó a sus seguidores que ella votará en blanco hoy. A pesar de hacer público su voto, Le Pen solicitó a los cerca de 6 millones 500 mil electores de su partido que al elegir su papeleta lo hagan con “conciencia”. No les ha pedido seguir su elección.

Marine Le Pen declaró que tanto Hollande como Sarkozy representan las “dos caras de la misma moneda”. Esta definición está basada en que para esta política la política seguida por ambos partidos ha representado pérdidas para Francia.

Su objetivo tras alcanzar 17.9% de los votos en la primera vuelta son las legislativas de junio y las presidenciales de 2017. De momento, Le Pen se sabe la tercera fuerza política de Francia.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

PRODUCTOS Aduanas incauta 260 sacos de banano procedente de Costa Rica

Se presume que el banano venía de Costa Rica. Se presume que el banano venía de Costa Rica.
Se presume que el banano venía de Costa Rica. Especial para La Prensa/Sandra Rivera

Mediante un operativo en la zona fronteriza de Renacimiento, Chiriquí, la Autoridad Nacional de Aduanas decomisó 260 sacos de ...

Fotografía Novias protestan contra 'honor' de la familia

Novias protestan contra 'honor' de la familia Novias protestan contra 'honor' de la familia Galería
Novias protestan contra 'honor' de la familia Beirut/AFP / PATRICK BAZ

CRIMEN DE MENOR DE 7 AÑOS Colombia consternada por violación y asesinato de niña indígena

El Instituto de Medicina Legal informó que la niña Samboní murió por asfixia y estrangulamiento, además fue objeto de abuso sexual. El Instituto de Medicina Legal informó que la niña Samboní murió por asfixia y estrangulamiento, además fue objeto de abuso sexual.
El Instituto de Medicina Legal informó que la niña Samboní murió por asfixia y estrangulamiento, además fue objeto de abuso sexual. AFP/Guillermo Legaria

Una Colombia consternada por la violación y asesinato de una niña indígena de siete años reflexionaba este miércoles sobre los ...