EN SIRIA, LIBIA Y YEMEN SE SIGUE REPRIMIENDO CON VIOLENCIA A LOS OPOSITORES

La revolución árabe sigue viva

En países como Marruecos y Jordania, se han llevado a cabo cambios para evitar que se repitan situaciones como en Siria, Túnez o Egipto.
/deploy/DATA/laprensa/BBTFile/0/2014/12/03/0_20141203J9ZYiB.jpg

Cuando el pasado 14 de enero, el ex presidente tunecino, Zine El Abidine Ben Ali, huyó de su país entre lágrimas, según testigos de su marcha, la revolución árabe tuvo su primera victoria.

Atrás quedaban 23 años de una política corrupta y déspota del primer mandatario árabe que abandonó su cargo tras las revueltas sociales.

Detrás también se escondía el absoluto descontento de una población, en su mayoría joven, que reclamaba mejores condiciones de vida y más trabajo. Una revolución que comenzó con el acto desesperado del joven Bouazizi cuando se quemó a lo bonzo en Túnez.

Seis meses y veintidós días después de que el avión que transportaba a Ben Ali a Arabía Saudí despegara de Túnez, se han sucedido profundos cambios políticos en gran parte de los países árabes que lindan con el mar Mediterráneo, así como en la península Arábiga.

Retraso electoral

Ben Ali ha sido juzgado en ausencia junto a su esposa Leila Trabelsi. Esta mujer está considerada por los analistas políticos como la persona quien realmente ostentaba el verdadero poder en ese país. El matrimonio expresidencial ha sido condenado a 35 años de prisión por robo, posesión ilegal de divisas extranjeras y de joyas, así como malversación de fondos.

Junto a esta condena de cárcel también deberá pagar 61 millones 490 mil dólares de indemnización.

En otro juicio, han condenado a 16 años de prisión al expresidente por dos cargos de corrupción inmobiliaria.

En esta condena también se ha incluido a la hija de Ben Ali, Shirin, con 8 años de cárcel. Y al yerno de Ben Ali y marido de Shirin, Sajer el Materi, por los mismos cargos, a 16 años de privación de libertad.

El depuesto mandatario tunecino tiene que enfrentarse en total a 93 cargos, entre ellos posesión de drogas, armas, tesoros arqueológicos en sus residencias y la muerte de 300 personas durante las revueltas que le obligaron a abandonar su cargo.

Hoy su destino sigue ligado a Arabia Saudí, desde donde saltó la noticia a mediados del pasado febrero de su delicado estado de salud tras sufrir supuestamente un derrame cerebral.

Otras fuentes admiten que padece cáncer de próstata y está senil. Hasta la fecha, no ha habido una comunicación de la familia Ben Ali, explicando el verdadero estado de salud del exdictador.

Mientras siguen los procesos legales contra el expresidente, Túnez se prepara para las elecciones a la Asamblea Constituyente, que tendrán lugar el próximo 23 de octubre.

En principio estaban planeadas para el pasado 24 de julio, pero hubo que retrasar este proceso electoral porque cerca de medio millón de tunecinos no tenían el carné electoral.

Transformación

El segundo presidente que abandonó su cargo fue Hosni Mubarak en Egipto el 11 de febrero, después de que la población tomó la plaza Tahir durante 18 días reclamando la salida del mandatario.

Mubarak se retiró a su residencia del mar Rojo, mientras los militares tomaron el poder. Atrás quedaban 30 años de dictadura de este hombre que gobernó con mano de hierro. Los egipcios siguen esperando los cambios prometidos. El expresidente ha comparecido en los juzgados para iniciar el juicio por corrupción y la muerte de manifestantes.

En Yemen, el presidente Ali Abdullah Saleh se ha negado reiteradamente a entregar el poder. Esta negativa la ha vuelto a repetir desde el centro hospitalario en Arabia Saudí, donde se encuentra recuperándose de las graves quemaduras y heridas sufridas durante un ataque a su palacio presidencial.

Saleh tuvo que ser evacuado al país vecino el pasado 5 de junio para recibir tratamiento médico.

Desde que se iniciaran las revueltas en Yemen a principios de año, se estima que cientos de personas han perdido la vida debido a los enfrentamientos. La cifra total no ha sido confirmada por el Gobierno yemení. De momento, poco se ha avanzado en lograr una solución a esta crisis política.

Otro presidente que se resiste a aceptar cambios en su país es el sirio Bachar al Assad, quien asumió el poder en 2000 con la promesa de llevar a cabo reformas.

El presidente heredó el poder de su padre Hafez el Asad. Más de una década después, el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas ha condenado al régimen sirio por la brutal represión contra la oposición al mandatario.

Desde hace una semana, el Ejército sirio ha tomado la ciudad de Hama, situada a 200 kilómetros al norte de la capital Damasco.

Tanques y bombardeos se han convertido en el mensaje de al Assad contra todo aquel que cuestione su poder. Turquía y El Líbano acogen a cientos de sirios que han huido de sus pueblos y ciudades ante la violencia desatada por el régimen de al Assad.

No hay datos oficiales debido a la prohibición de acceso a los periodistas nacionales y extranjeros a esta ciudad, así como a otros enclaves donde se desarrollan las protestas. Amnistía Internacional calcula que cerca de mil 600 personas han perdido la vida durante las revueltas sirias.

Cambios

Otros países donde se han llevado a cabo cambios para evitar que se repitan situaciones como en Siria, Túnez o Egipto, han sido Marruecos y Jordania.

El rey marroquí Mohammed VI propuso el pasado 9 de marzo reformas a la Constitución de 1996 para aplacar las revueltas que comenzaron en febrero de este año.

Entre los cambios constitucionales propuestos por el monarca estaba reducir sus poderes y ampliar los del presidente del Gobierno, entre otros.

El pasado 1 de julio, se llevó a cabo la consulta en las urnas. El “sí” ganó con un 97.60% y el índice de participación fue de un 75.48%.

En Jordania, siguen las manifestaciones reclamando al rey Abdala II que realice reformas constitucionales.

El monarca había iniciado este proceso el pasado abril, cuando estableció un comité real para cambiar el sistema político y la Carta Magna.

Entre las peticiones de algunos sectores de la oposición está que la monarquía sea constitucional y no hereditaria y parlamentaria.

Estancados

Entre los países que tuvieron que hacer frente a la revolución árabe está Libia.

La negativa de Muammar Gaddafi de abandonar su país y el uso de armas pesadas, así como del ejército contra los rebeldes, llevó a este país a una guerra civil.

Un conflicto en el que toma parte la OTAN para evitar las atrocidades llevadas a cabo por el dictador contra la población civil.

En Libia se libra la batalla por el poder entre el viejo régimen de Gaddafi, que hasta ha perdido un hijo en un bombardeo de la OTAN, y los gritos por un futuro diferente.

Gritos similares que se escuchan hoy en Yemen o Siria, tres países donde los mandatarios han preferido ignorar las peticiones del pueblo y se aferran con violencia al poder tras décadas de gobernar con mano férrea.

Hosni Mubarak acudió al juicio en camilla

El que durante casi 30 años fuera el hombre fuerte de Egipto y uno de los grandes aliados de Occidente en el mundo árabe, el expresidente Hosni Mubarak, ha sufrido una de las mayores humillaciones de su vida.

Después de casi 6 meses desde que dejara el poder, Mubarak hizo su primera aparición pública. La última imagen de este político fue del 10 de febrero cuando dio un discurso en el que se negó a abandonar su cargo. El día después, 11 de febrero, renunció. 

La visión del expresidente tumbado en una camilla en la jaula de acusados del tribunal estaba lejos de la imagen desafiante de sus últimas palabras como mandatario. Desde el pasado febrero, han circulado constantes rumores sobre su delicado estado de salud hasta llegar, incluso, a especular que se encontraba en coma. La comparecencia de Mubarak fue retransmitida por la televisión. El que fuera llamado el “rais” se ha declarado no culpable de la acusación de ordenar atacar a los manifestantes durante la revuelta del pasado febrero.

El exmandatario estuvo acompañado por el ex ministro de Interior Habib al Adli, y media docena de asesores que se enfrentan a estos cargos por los que podrían ser condenados a pena de muerte. También estaban en la jaula de acusados los dos hijos de Mubarak, Gamal y Alaa, quienes serán enjuiciados por corrupción.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

ASAMBLEA NACIONAL Presentan proyecto de ley que pretende legalizar cobro de tasas por servicios del Minsa

Viceministro de Salud, Eric Ulloa. Viceministro de Salud, Eric Ulloa.
Viceministro de Salud, Eric Ulloa. LA PRENSA/Archivo

Un proyecto de ley que establecer y legalizar el cobro de tasas por servicios administrativos que brinda el Misterio de Salud ...

DIÁLOGO Cuba y Panamá inician negociación de acuerdo migratorio

Cientos de cubanos varados en Panamá han utilizado la iglesia de Santa Ana como punto de posada. Cientos de cubanos varados en Panamá han utilizado la iglesia de Santa Ana como punto de posada.
Cientos de cubanos varados en Panamá han utilizado la iglesia de Santa Ana como punto de posada. LA PRENSA/Luis García

Cuba y Panamá iniciaron la negociación de un acuerdo migratorio, en momentos en que unos 300 cubanos están bloqueados en el ...

CONFLICTO POLÍTICO Cúpula socialista española dimite para forzar renuncia de Pedro Sánchez

Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista. Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista.
Pedro Sánchez, líder del Partido Socialista. AFP/Pierre-Philippe Marcou

La mitad de la cúpula dirigente del Partido Socialista español renunció este miércoles para tratar de forzar la salida de su ...