Bruce Clements inmortaliza en bronce la fauna y flora de Sudáfrica

La destrucción de su hábitat y el mercado del coleccionismo son las principales amenazas para la vida salvaje en Sudáfrica, pero el mayor peligro al que se enfrentan es el desconocimiento de la población acerca de su propia existencia.

Temas:

El escultor sudafricano Bruce Clements El escultor sudafricano Bruce Clements
El escultor sudafricano Bruce Clements

JOHANNESBRUGO, Sudáfrica. (EFE).- El escultor sudafricano Bruce Clements inmortaliza en bronce especies de la fauna y flora de Sudáfrica amenazadas de extinción, porque -según dice a Efe- quizás "sea el último recuerdo que quede de ellas". 

No sólo los muy mediáticos rinocerontes corren el riesgo de desaparecer en el sur de frica, sino que más de un centenar de anfibios, 295 mamíferos, 841 aves y 41 mil 769 plantas están en peligro de extinción en esta parte del continente. 

Así se desprende de los datos del Fondo para la Vida Salvaje del África Austral (EWT, en sus siglas en inglés), una ONG que lucha desde 1973 por la conservación de la biodiversidad sudafricana. 

Ahora, la organización ecologista y Clements se han unido en un proyecto que pretende recaudar fondos para la conservación de la fauna y la flora a través de la venta de esculturas en bronce, tan singulares como las especies que retratan. 

"Es un sentimiento extraño, saber que eres el primero en esculpir algunas de estas especies y que quizá estas esculturas sean el último recuerdo que quede de ellas, a menos que hagamos algo inmediatamente", explica a EFE el escultor sudafricano.

La destrucción de su hábitat y el mercado del coleccionismo son las principales amenazas para la vida salvaje en Sudáfrica, pero el mayor peligro al que se enfrentan es el desconocimiento de la población acerca de su propia existencia.

"Uno de los principales objetivos de este proyecto -dice el artista- no es sólo recaudar fondos, sino también llamar la atención sobre especies que la mayoría ni siquiera conocemos".

Frente a los titulares periodísticos que acapara el rinoceronte, cuyo cuerno alcanza precios superiores al oro en los mercados negros asiáticos, el conejo de Riverine (del desierto Karoo), el manatí africano o el lagarto "Sungazer", únicamente presente en Free State (centro), apenas aparecen en las publicaciones especializadas.

"Hay muchos animales que están mucho más amenazados que el rinoceronte, pero este revuelo mediático hace muy difícil abrir los ojos de la gente sobre otras especies menos carismáticas", lamenta Ian Little, responsable del programa de conservación de especies de pradera de EWT.

Las reservas naturales de Sudáfrica atraen cada año a miles de turistas, que buscan llevarse en sus tarjetas de memoria fotográfica los recuerdos de los llamados "Cinco Grandes": el rinoceronte, el león, el búfalo, el leopardo y el elefante. "Por desgracia, poco de ese dinero llega a la conservación de las especies amenazadas.

La mayoría de ellas no viven en estas reservas, así que el turismo y los Cinco Grandes apenas contribuyen a proteger la diversidad de la fauna sudafricana", añade Little. La primera de las esculturas en bronce modelada por Clements reproduce a la golondrina azul, de la que únicamente quedan cuarenta parejas reproductoras en el país.

En su estudio de Johannesburgo, el artista trabaja, en este momento, en el molde de cera del lagarto "Sungazer", y le seguirá probablemente el conejo de Riverine, el mamífero más amenazado de Sudáfrica.

"La lista es infinita, porque hay miles de especies en peligro, y todas necesitan la misma atención", afirma el escultor, que dona el 50% de los ingresos de su trabajo para proyectos de conservación. La grulla africana, el búho de la pradera, el perro salvaje, el escarabajo del Cabo y el sapo de Amatola, del que sólo se conoce un ejemplar en libertad, pasarán también por las manos de Clements.

Las esculturas tienen un precio que oscila entre los tres mil rands (375 dólares) y los 9 mil rands (mil 125 dólares), dependiendo del tamaño y el detalle de la reproducción. Actualmente, el escultor está recorriendo Sudáfrica para ver de cerca las especies que debe inmortalizar en bronce.

"Es imposible -asegura- retratar un animal sin haber visto antes sus movimientos y temperamento". Bruce Clements se considera un privilegiado por poder contemplar esos animales en su hábitat, antes de que la humanidad los convierta, para siempre, en estatuas.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Directorio de Comercios

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo más Visto Nuevo Comentado

Lo último en La Prensa

Mundo Video: Explota una bomba en Bogotá; al menos 20 personas heridas

El incidente ocurrió cerca de la plaza de toros de Bogotá. El incidente ocurrió cerca de la plaza de toros de Bogotá.
El incidente ocurrió cerca de la plaza de toros de Bogotá. Tomado de Semana.com

Un número indeterminado de policías y civiles resultaron heridos tras una explosión cerca de la Plaza de Toros en el centro de ...

Mundo Tailandia: Policía busca a monje que malversó $40 millones; 3 mil funcionarios rodean templo

Phra Dhammajayo es buscado por la policía. Phra Dhammajayo es buscado por la policía.
Phra Dhammajayo es buscado por la policía. Tomado de Thephuketnews.com

La policía en Tailandia siguió presionando a un enorme templo budista, en el que desde hace tres días busca a un prominente ...

Provincias Fuego destruye una parte del refugio de vida silvestre de isla Cañas, en Los Santos

Hasta esta hora se desconoce las causas del incendio, mientras que se confirmó que se trata de varias hectáreas de herbazal. Hasta esta hora se desconoce las causas del incendio, mientras que se confirmó que se trata de varias hectáreas de herbazal.
Hasta esta hora se desconoce las causas del incendio, mientras que se confirmó que se trata de varias hectáreas de herbazal. Especial para La Prensa/Alcibiades Cortez

Por lo menos 50 hectáreas de herbazal fueron destruidas por un incendio en el sector de Punta Banco, dentro del refugio de ...