Mañana: Café con La Prensa sobre la reestructuración de la ciudad de Panamá

salud

Madres piden respeto al momento del parto

Un movimiento exige que las  mujeres no sean viciadas con prácticas que invadan el proceso natural de alumbramiento de la especie humana.

La mujer embarazada tiene derecho a escoger cómo, con quién y dónde desea tener a su criatura sin estar sugestionada a intereses ajenos.

Temas:

En Panamá se gestiona un anteproyecto de ley de parto humanizado que busca proteger a la madre y, por ende, los derechos de su bebé. En Panamá se gestiona un anteproyecto de ley de parto humanizado que busca proteger a la madre y, por ende, los derechos de su bebé.
En Panamá se gestiona un anteproyecto de ley de parto humanizado que busca proteger a la madre y, por ende, los derechos de su bebé. Fotolia

Las mujeres quieren ser protagonistas de su propio parto, pues hasta el momento se han sentido limitadas y acalladas hasta de expresar el dolor que sienten a la hora de traer a sus hijos al mundo.

Se estima que se trata de un tema que suele pasar inadvertido, por vergüenza, porque se ha hecho creer que solo había una manera de parir: sufriendo.

Aunque l os expertos reconocen que el dolor es algo nato en el alumbramiento, algunas mujeres se comenzaron a cuestionar el porqué de los insultos en la sala en un momento tan crucial, justo cuando son tan vulnerables, un tema que ya está siendo abordado y estudiado por la Organización Mundial de la Salud ( OMS).

Frases como: “¡Y qué!”, “¿No querías tener un hijo?”, “¡No grite!”, “¡Cállese mijita y aguante!” hacen más difícil la tarea de parir y han quedado grabadas en el subconsciente de mujeres. 

Por ello, ha surgido la Red Mundial de Dulas, mujeres preparadas profesionalmente para guiar a las primerizas o a las que quieran ser madres cuantas veces deseen, para acompañarlas en el parto, recordarles sus derechos y hacerlos valer en la sala de partos (hasta donde sea posible), en la casa, en la piscina o en donde se dé el parto.

La dulas proclaman el reconocimiento de la voz de una embarazada, que sea ella la que decida las condiciones de su parto y que se cumpla su proceso natural, que su alumbramiento no sea visto como una carrera o que hay que inyectarle un químico para adelantarlo por cuestiones que no sean estrictamente médicas.

Emilia Siniscalchi es una dula panameña y madre de dos niñas. A la primogénita la tuvo en un hospital y a la segunda la trajo al mundo en su hogar. Siempre responde que la segunda experiencia de parto le fue más placentera.

Siniscalchi se formó como dula, algo que vendría siendo como una asistente para la madre en la labor de parto, en Italia y Estados Unidos, y pertenece a la Red Mundial de Dulas.

El acompañamiento en la labor de parto de una persona que haga sentir a la futura madre valorada, empoderada y capaz de hacer una función hasta entonces desconocida, es vital en un proceso que requiere del cumplimiento de varias fases y que conlleva horas.

 

Respaldo científico

La ginecóloga Karla Camacho apoya la figura de la dula, citando el estudio “Hodnett et al, continuos support for women during childbirth”, de 2012, aplicado a 15 mil embarazadas, en donde las que recibieron afecto o apoyo constante durante su labor de parto (proporcionado por una mujer que no era parte del personal del hospital), lograron salir más rápido de la tarea y se redujo en un 22% la necesidad de una cesárea.

“Se encontró una mayor probabilidad de presentar parto vaginal espontáneo (sin ayuda de fórceps o ventosas)” recalca la médico, a manera de protesta por la ya conocida práctica en aumento en entidades hospitalarias de realizar cesáreas aun cuando no son estrictamente necesarias. 

En las salas de parto, las mujeres son sometidas a intervenciones rutinarias, como lo es la episiotomía (incisión que va desde la comisura posterior de la vulva al ano y sirve para evitar desgarros durante el parto), que no siempre es necesaria para todos los casos, insiste Siniscalchi amparándose en estudios científicos publicados al respecto.

Lo que es considerado por el movimiento como una agresión física, pues a la mujer le cuesta trabajo recuperarse de esta apertura realizada por cuestiones de “manual”.

El mes pasado, una publicación de la revista PloS Medicine detalló acerca del estudio sistemático que lanzó la OMS, en un intento por identificar y medir los malos tratos y abusos de los que son objeto las mujeres durante sus partos y la maternidad. “El abuso físico, sexual y verbal, la falta de atención de apoyo, el abandono, la discriminación y la negación de la autonomía” están bajo la lupa de la OMS en todo el mundo.

Las defensoras de los derechos de las futuras madres también señalan la posición “anormal” de hacer que la mujer permanezca acostada, mientras intenta dar a luz. Apuntan a que hay posiciones más favorecedoras para que esta se sienta más cómoda al intentar expulsar de su interior a la cría. “El estar acostada no favorece ni al bebé ni a la madre, que debe hacer un esfuerzo superior por sacar a la superficie el feto, el beneficio es solamente para quien recibe al bebé, quien sí está sentado (a) cómodamente en su silla”, acusa Siniscalchi.

Cesáreas innecesarias

Uno de los rasgos más tangibles en este tema es la recurrencia a los quirófanos para traer bebés al mundo. Mientras la OMS limita a 15 el porcentaje aceptado para las cesaréas, en Panamá el rango alcanza el 20%, teniendo en cuenta estadísticas proveídas por la Caja de Seguro Social y Ministerio de Salud (Minsa), sin incluir la de centros privados.

En tanto, el doctor Raúl Bravo, jefe del Programa de Salud Sexual y Reproductiva del Minsa, sale al paso de los señalamientos y defiende a los de su gremio como ginecólogos obstetras, insistiendo en que no se puede “generalizar”. Y que si hay malas prácticas por parte de los profesionales hay que denunciarlas ante las autoridades competentes porque existen las sanciones para cada caso.

Reconoce que algunos servicios públicos no disponen de espacio necesario para permitir un familiar o dula en la sala de parto, pero que son adecuaciones que se contemplan a futuro y están siendo insertadas en las nuevas infraestructuras hospitalarias.

 

Búsqueda de una ley

En Panamá se preparó en noviembre de 2014 un anteproyecto de ley de parto humanizado o respetado, que intenta extinguir prácticas consideradas humillantes, violentas y vejatorias a las que son expuestas las mujeres en los periodos de parto y posparto.

Este tipo de normas están vigentes en países como Argentina, Colombia, España, Venezuela, entre otros.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

CONTROVERSIA Tribunal Constitucional da luz verde al aborto terapéutico en Chile

Amnistía Internacional fue otra de las organizaciones que mostró su beneplácito en las puertas del Tribunal Constitucional. Amnistía Internacional fue otra de las organizaciones que mostró su beneplácito en las puertas del Tribunal Constitucional.
Amnistía Internacional fue otra de las organizaciones que mostró su beneplácito en las puertas del Tribunal Constitucional. AFP

El Tribunal Constitucional de Chile dio luz verde este lunes 21 de agosto al aborto terapéutico, tras rechazar dos ...

Entretenimiento Histeria en el último día de la feria del libro por un 'youtuber'

El joven salvadoreño Luis Fernando Flores, conocido como Fernanfloo. El joven salvadoreño Luis Fernando Flores, conocido como Fernanfloo.
El joven salvadoreño Luis Fernando Flores, conocido como Fernanfloo. Tomado de @dani_flooxd

Tuve un mal presentimiento cuando algunos de los organizadores, casi que en voz baja, empezaron a decir que el youtuber solo ...