Ciencia

Los cocodrilos, el clima y los humanos, de la óptica de la científica Miryam Venegas

Estos reptiles son importantes para los ecosistemas y se deben conservar con un adecuado manejo de sus poblaciones.

Temas:

La Dra. Miryam Venegas es investigadora postdoctoral de la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología y del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales.  La Dra. Miryam Venegas es investigadora postdoctoral de la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología y del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales.
La Dra. Miryam Venegas es investigadora postdoctoral de la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología y del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales. LA PRENSA/Luis García

Temidos, enigmáticos y descendientes de los dinosaurios, los cocodrilos habitan hoy día en zonas tropicales y subtropicales. Según los registros fósiles, se estima que aparecieron hace alrededor de 100 millones de años. A lo largo de la historia, su genética, cuerpo y ecología se adaptaron a los cambios geológicos y climáticos que determinaron su evolución.

A menudo se confunden caimanes o lagartos con los cocodrilos, pero hay que distinguir entre distintas familias. Está la familia Gavialis, representada por dos especies que habitan en la India, que están en peligro de extinción.

Otra gran familia es Alligatoridae, que incluye varios grupos, entre ellos Alligator, paleosuchus (América del Sur), Melanosuchus y Caiman, cada uno con distintas especies. Por ejemplo, el Alligator mississippiensis, el Caiman crocodylus, Caiman yacare y Caiman latirostris (Suramérica).

El Caiman crocodylus es el que se conoce comúnmente como babillo, baba o caimán oscuro.

Y está la familia Crocodylidae, que incluye los grupos de Crocodylus, Osteolaemus y Tomistoma, de África.

La Dra. Miryam Venegas, investigadora postdoctoral de la Secretaría Nacional de Ciencia y Tecnología (Senacyt) y del Instituto Smithsonian de Investigaciones Tropicales (STRI), explica que los cocodrilos fueron los primeros vertebrados en tener un rudimento de diafragma, que les facilita una respiración constante, y que todos los Alligator tienen unos huequitos en la boca donde se meten las puntas de los dientes de la mandíbula inferior. Además, tienen visión a colores (detectan el rojo y el verde) y son de los primeros organismos que tienen embriones envueltos en conchas duras, lo cual les permitió alejarse del agua.

“En épocas en que los cambios climáticos fueron duros y las sequías intensas, pudieron tener sus crías en lugares secos”.

También pueden tener circulación cerrada completa, la cual demanda mayor gasto de oxígeno y energía, y circulación abierta, que hace que su rata metabólica sea más baja. Esto les permite pasar mucho tiempo sumergidos en agua o meses durmiendo o semidormidos.

MANEJO, CON SUSTENTO DE CIENTÍFICO

Miryam Venegas, quien es miembro de la Asociación de Medicina Veterinaria, de la Apanac y del grupo mundial de especialistas en cocodrilos, es conocida en Panamá como la Doctora Cocodrilo, y ha estudiado estos reptiles desde el punto de vista genético, ecológico y de comportamiento.

La investigadora destaca que los cocodrilos son importantes en los ecosistemas porque conectan mar y tierra, con sus heces fertilizan el suelo, son indicadores ambientales y regulan poblaciones de otras especies. Si los cocodrilos llegan a faltar, se alteran los ecosistemas de manglares y arrecifes. También se deben proteger porque forman parte de la historia, ya que a través de los siglos fueron apreciados por diversas culturas, como la egipcia y las precolombinas.

En Panamá, Venegas ha tomado muestras del cocodrilos y las ha analizado con la técnica de PCR para comparar su relación genética con los individuos de otros países del continente. También ha tomado datos sobre sus hábitats, la temperatura y humedad, para armar un modelo de la distribución de esta especie, que se estima pobló las Américas hace cuatro millones de años, y que, por causas ambientales, se separó en diferentes grupos.

Desde 2008, la Doctora Cocodrilo desarrolla un proyecto en Coiba, en el Pacífico panameño, en el cual hacen conteos y capturas nocturnas de cocodrilos, en colaboración con la Policía, el Senan, estudiantes y miembros de las comunidades, para censar, marcar y determinar el sexo de los animales. Usualmente es la única mujer y el trabajo de campo incluye caminatas largas, recorridos a caballo o en botes.

Utilizan un sistema en el cual diferentes hileras de escamas representan decenas o centenas, y les cortan algunas para identificar a los ejemplares con un número específico. Las escamas sirven para hacer análisis genéticos.

Venegas también ha trabajado con telemetría, marcando a los animales con un transmisor cuya señal es captada con una antena, para evaluar su distribución espacial y el hábitat, porque es importante conocer estos aspectos para manejar las poblaciones, tanto en la estación seca como la lluviosa.

Los nidos y huevos también aportan información crucial sobre estos animales y sus hábitos reproductivos. Venegas y sus colaboradores miden y pesan los huevos, y toman muestras del suelo. Los llamados babillos ponen sus nidos en la hojarasca durante la estación lluviosa y los acutus, en la arena.

El sexo de las crías es determinado por la temperatura, por eso es preocupante el calentamiento global y los cambios climáticos, porque podría alterarse la proporción de hembras y machos.

Otro aspecto que estudian los científicos es quién se come a quién. Para ello, introducen una especie de manguera en la boca de los cocodrilos para extraer un poco del contenido estomacal y analizar la materia orgánica para saber qué especies se comió, si son marino costeras, aves o mamíferos. Con estos datos, se pueden elaborar hipótesis.

En Panamá el Crocodrilus acutus es un depredador tope en ambientes con arrecifes, y en los manglares, también lo es junto con los halcones.

El caimán crocodylus, descrito en 1758 por Linnaeus, tiene familiares en Centroamérica y Suramérica. Algunos científicos señalan que hay cuatro subespecies, entre ellas, Caiman crocodrilus fuscus, el cual también se encuentra en Panamá.

Además de su valor ecológico, los cocodrilos representan un potencial económico y de desarrollo para comunidades. Estos animales, especialmente las especies de Suramérica, generan el 70% del negocio de pieles en el mundo, es decir, unos dos millones de pieles, que representan un negocio de 400 millones de dólares anuales. Hay proyectos de criaderos in situ y de manejo de vida silvestre para estos reptiles en países como Venezuela, Brasil y Argentina. En Panamá hay dos granjas de cocodrilos.

Los cocodrilos viven entre 50 a 60 años en estado silvestre. A veces mueren atrapados en artes de pesca o les golpean las hélices de barcos. El urbanismo que acaba con su hábitat, es un serio problema. Cuando se trasladan, es difícil que los demás ejemplares que ya viven allí los acepten y generalmente, regresan al mismo sitio. Si se lleva un cocodrilo de tierra firme a una isla, puede afectarse su capacidad de enfrentarse a enfermedades.

Cuando sus poblaciones son muy abundantes y si la gente los alimenta, se acostumbran y vuelven y pueden surgir encuentros peligrosos con los humanos. Según explica Venegas, en la antigua Zona del Canal se practicaba la caza selectiva, pero luego se dejó de lado ese manejo, aumentó el tamaño de la población de cocodrilos y ahora, con la ampliación del Canal, el crecimiento de los puertos y la destrucción de sus hábitats, aumentan los riesgos. Se necesita voluntad política y fuerza social para un adecuado manejo, sostiene.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Por si te lo perdiste

TRAS APAGÓN DEL PASADO 18 DE SEPTIEMBRE Aeropuerto de Tocumen trabaja en fortalecer el sistema eléctrico

El daño en el sistema eléctrico causó la cancelación de 150 vuelos y provocó inconvenientes a más de 10 mil pasajeros.
LA PRENSA/Archivo

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Directorio de Comercios

Lo último en La Prensa

Semana tres de la temporada Falcons derrotan a Lions con ayuda de video

Tevin Coleman (26) aportó su velocidad en el triunfo de los Falcons. Tevin Coleman (26) aportó su velocidad en el triunfo de los Falcons.
Tevin Coleman (26) aportó su velocidad en el triunfo de los Falcons. AFP

La repetición en video ayudó a determinar que Golden Tate se quedó a unos centímetros de la zona de anotación tras recibir un ...

5 días después del sismo Un perro es rescatado por el equipo japonés de auxilio para desastres

Los rescatistas japoneses salvaron la vida de un perro schnauzer que sobrevivió al sismo del pasado martes. Los rescatistas japoneses salvaron la vida de un perro schnauzer que sobrevivió al sismo del pasado martes.
Los rescatistas japoneses salvaron la vida de un perro schnauzer que sobrevivió al sismo del pasado martes. AFP/Alfredo Estrella

Rescatistas del Equipo Japonés de Auxilio para Desastres sacaron con vida a un pequeño perro schnauzer de entre los escombros ...

Azulejos vencen a Yankees Bautista, con dos 'hits' en su posible adiós de Toronto

José Bautista tiene una opción para seguir con los Azulejos una temporada más. José Bautista tiene una opción para seguir con los Azulejos una temporada más.
José Bautista tiene una opción para seguir con los Azulejos una temporada más. AP

José Bautista bateó dos 'hits' y recibió un boleto en el que pudo haber sido su último juego en casa con los Azulejos de ...