Feligreses continúan llegando para adorar al Cristo de Alanje

Las personas pueden comprar los denominados "milagritos" que son pequeñas figuras de plata de diferentes formas, pueden ser de pies, manos, corazones, dependiendo del milagro que se le cumplió y luego se lo colocan en sus ropas al Cristo de
Hay tres imágnes de Cristo, una que esta afuera acostado con una manta y se hacen largas filas para poder tocarlA, colocarle el milagrito y hasta rezarle o pasarle un pañuelo por la cabeza, pies y manos. Hay tres imágnes de Cristo, una que esta afuera acostado con una manta y se hacen largas filas para poder tocarlA, colocarle el milagrito y hasta rezarle o pasarle un pañuelo por la cabeza, pies y manos.
Hay tres imágnes de Cristo, una que esta afuera acostado con una manta y se hacen largas filas para poder tocarlA, colocarle el milagrito y hasta rezarle o pasarle un pañuelo por la cabeza, pies y manos.

ALANJE, Chiriquí.- Miles de feligreses católicos continúan llegando al distrito de Alanje, para agradecerle al Cristo de Alanje por los milagros que les ha concedido.

Para estas fechas de Semana Santa, la Iglesia Santuario Santiago Apostol es visitada por más de 40 mil feligreses que los jueves, viernes, sábado y domingo acuden, ya sea en carro, a pie, a caballo o en bus para agradecerle al Cristo por su milagro concedido.

Las personas pueden comprar los denominados "milagritos" que son pequeñas figuras de plata de diferentes formas, pueden ser de pies, manos, corazones, dependiendo del milagro que se le cumplió y luego se lo colocan en sus ropas al Cristo de Alanje.

Hay tres imágnes de Cristo, una que esta afuera acostado con una manta y se hacen largas filas para poder tocarlA, colocarle el milagrito y hasta rezarle o pasarle un pañuelo por la cabeza, pies y manos.

La otra se ubica dentro de la iglesia, colocada en una cruz, solamente con una sábana en la cintura, aquí la gente tambien hace fila, lo toca, y le coloca el milagrito, ambos son custodiados por personas de la iglesia.

Además, de otra que está en un ataúd de vidrio, donde la gente se arrodilla para rezarle y está ubicada en una esquina de la iglesia.

Los buhoneros se toman el pueblo durante estos días para vender artículos religiosos desde rosarios, cuadros de Cristo, vasos, también venden los tradicionales dulces de Semana Santa.

Desde panecillos, cocadas, galletas, corozos, pepitas de marañon, y otros. Los feligreses luego de orar, se quedan en las afueras de la iglesia para comer, pasear un rato y luego se regresan a sus hogares.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia S.A.

Lo último en La Prensa

Videos del día Nuevas sanciones de la Unión Europea para Rusia

La Unión Europea urgió a Vladimir Putin a emprender un "cambio radical" en su actitud y le impone nuevas sanciones como ...