TITULACIÓN DE TIERRAS EN JUAN HOMBRÓN

El reparto de un asentamiento campesino

La cesión gratuita de 54 hectáreas en Juan Hombrón se hizo, a pesar de la existencia de oposiciones y gran número de solicitudes.
LUCHA. Un grupo de residentes de la comunidad de Juan Hombrón anunció movilizaciones para impedir que personas ajenas a la comunidad, que no son pescadores, se apropien de las tierras que cuidaron y limpiaron por años. LUCHA. Un grupo de residentes de la comunidad de Juan Hombrón anunció movilizaciones para impedir que personas ajenas a la comunidad, que no son pescadores, se apropien de las tierras que cuidaron y limpiaron por años.
LUCHA. Un grupo de residentes de la comunidad de Juan Hombrón anunció movilizaciones para impedir que personas ajenas a la comunidad, que no son pescadores, se apropien de las tierras que cuidaron y limpiaron por años.

La comunidad de Juan Hombrón está ubicada en la provincia de Coclé, distrito de Antón, corregimiento de El Chirú. Tiene una población estimada en unas 500 personas que, en su mayoría, se dedican a la pesca y a la agricultura de subsistencia. Su mayor atractivo: una extensa playa de arena blanca y aguas tranquilas y cristalinas.

Llegar a Juan Hombrón toma unos 20 minutos en auto desde la carretera Interamericana, pues el único acceso que hay es una carretera de tierra y piedra suelta. En temporada lluviosa la ruta se complica.

El pueblo tiene una parroquia y una casa comunal. No hay centro de salud, aunque sí una escuela primaria: Bona A. de Aguilar.

En el poblado costero empiezan a desarrollarse urbanizaciones: una de ellas es Brisas de Juan Hombrón –a la entrada del poblado–, lo que indica que las cosas están cambiando para esta pequeña comunidad que nació como un asentamiento campesino durante el régimen militar liderado por el fallecido general Omar Torrijos.

Cerca de la playa, algunas casas de veraneo están ubicadas en la zona de los 22 metros inadjudicables: sus cercas han sufrido los embates del oleaje. Unas barricadas de arena frente a las casas parecen ser la estrategia de los propietarios para resistir la fuerza del mar.

Testimonios

Eustaquio Pérez tiene 50 años de edad. Llegó a la comunidad de Juan Hombrón –junto con su padre, Marcelino Pérez –cuando apenas tenía seis años. En aquel tiempo no había energía eléctrica, mucho menos acueducto, solo trochas abiertas a golpe de machete. Poco a poco construyeron una pequeña casa y empezaron a dedicarse a la pesca para ganarse la vida.

Cuarenta y cuatro años después, Pérez se siente frustrado porque no ha podido conseguir un título de propiedad de una parcela de tierra que cuidó y limpió desde niño.

Pérez es un hombre de estatura mediana que le gusta hablar y ríe constantemente. Cuando está contando una anécdota o lo que considera una confidencia, toca el brazo de su interlocutor y lo mira fijamente mientras baja la voz: “Nos sentimos humillados por las personas que tienen poder y que les están titulando sin vivir en este lugar”, dice sentado en un banco de la casa comunal.

Asegura que su lucha y la de sus vecinos empezó hace siete años. Tras varias visitas a la corregiduría de El Chirú y a la otrora Dirección de Catastro, ambas ubicadas en Antón, lograron que agrimensores levantaran planos de los terrenos para iniciar los trámites de titulación. El objetivo era lograr la adjudicación de varias parcelas con una extensión individual de unos mil 500 metros cuadrados frente a la playa. En total, se trata de ocho hectáreas y media.

Extrañamente, cuenta Eustaquio Pérez, los documentos se “extraviaron” en Catastro. Dice que un dirigente de la comunidad les prometió ayuda; confiaron en él y le entregaron todos sus documentos. Pero no volvió más por la comunidad.

Sin embargo, no todo parece perdido. Uno de los vecinos (Rogelio Delgado) guardó una copia de los planos tramitados en Catastro. En el documento (ver foto) consta que estaban por titular mil 500 metros cuadrados, y que la información fue levantada por Hernán Cáceres Vega, quien laboró en la Reforma Agraria.

Cáceres Vega es la misma persona que hizo los planos que, a finales de 2010 e inicios de 2011, presentaron en Catastro las sociedades Silo Enterprises S.A. y Complete Properties S.A., respectivamente. Ambas sociedades hoy día cuentan con títulos de propiedad de las tierras que reclama un grupo de pescadores de Juan Hombrón como suya.

Este diario intentó localizar a Cáceres Vega, pero los esfuerzos fueron infructuosos. Su nombre aparece como peticionario, este año, de una parcela de casi mil metros cuadrados en el corregimiento de El Chirú, según un listado de titulación de tierras que recientemente entregó la Anati a los medios de comunicación. También vendió un lote frente al mar a una de las 12 sociedades favorecidas con tierras en Juan Hombrón.

El asesor

Tras la cesión gratuita de un terreno valorado en más de 40 millones de dólares en Paitilla a un particular sin derecho sobre esa tierra, el presidente, Ricardo Martinelli, recurrió a un funcionario de su círculo más íntimo para enfrentar la crisis que sufre la Anati: el administrador de la Autoridad de Turismo de Panamá, Salomón Shamah.

En su papel de asesor en temas de titulación de tierras, no solo ha estado al frente de la frenética actividad que estos días realiza la institución para culminar procesos de titulación engavetados por años –y otros de muy reciente data–, sino que ha defendido con vehemencia la Ley 59 de 2010 que creó la Anati.

Durante su participación en el programa Debate Abierto del pasado domingo 2 de octubre, Shamah hizo especial alusión al caso de Juan Hombrón. “Un grupo de pescadores colindantes se unieron para realizar un solo proceso de titulación, usar un solo abogado y a un solo costo... Se unieron varios pescadores de diferentes lugares, que eran colindantes, y se armó una sola empresa para poder titular sus derechos posesorios”, explicó.

“Todo el mundo tiene derecho a que se le titule, sea pobre, rico, ministro o una persona de pueblo... Esa fue una promesa de campaña... El acaparamiento de tierra es ilegal; yo estoy asesorando a la Anati y revisando cada uno de los expedientes, y en el momento en que yo vea un acaparador de tierra, personalmente le diré al presidente “[Ricardo] Martinelli que se le niegue el título”, prometió entonces Shamah.

Contradicciones

Pero la versión de Shamah tiene, al menos, dos problemas: las cesiones de tierras gratuitas en Juan Hombrón no se hicieron a “una sola empresa”, sino a 12. Además, contradice la historia relatada a este diario por varios vecinos de la comunidad.

Pescadores y habitantes de Juan Hombrón aseguran que desde el año pasado un grupo de personas, que lidera Jorge Chichi Bethancourt, presidente de una asociación de pescadores de Antón –sin personería jurídica conocida– y Rigoberto Aguilar empezaron a “limpiar” los terrenos que ellos reclamaban ante las autoridades.

Eso los obligó –cuenta Eustaquio Pérez– a impedir la entrada a estas personas, que en su mayoría son residentes de Antón. “Les llamamos la atención de que ellos estaban limpiando áreas ocupadas por nosotros”, argumenta el pescador, mientras seca gotas de sudor de su frente.

Pese a que ellos fueron los quejosos, fueron sancionados por la corregiduría con 10 dólares. Además, les impusieron una fianza de paz que les impide acercarse al lugar que, según aseguran, les pertenece. “Ahora no podemos llegar al área y lo peor es que ya la cercaron, a pesar de que las tierras pertenecen a la comunidad”, se lamentan.

Y, aunque la tierra ya fue titulada a nombre de sociedades anónimas, no se han rendido: “No permitiremos que gente de otro lado venga a burlarse de la comunidad de Juan Hombrón. Esas tierras pertenecen a la comunidad y a los verdaderos pescadores de este lugar... Yo sí tengo equipo de pesca”, subrayó Pérez.

Raymundo Pinto es otro habitante de Juan Hombrón. Tiene 40 años de residir en esta comunidad y también se dedica a la pesca. Y al igual que Eustaquio Pérez, Pinto narró que residentes del corregimiento de Antón, liderados por el citado Bethancourt, se hicieron pasar por pescadores de Juan Hombrón para reclamar derechos posesorios.

Pinto se refiere a una parcela donde dijo que llegó a sembrar frijoles, sandía y saril, y que forma parte de las ocho hectáreas y media que reclaman los residentes de Juan Hombrón, y que hoy son parte de las 54 hectáreas cedidas gratuitamente por la exdirectora de Catastro Anabelle Villamonte Murgas.

Este pescador contó que hace un tiempo fue a las oficinas de Catastro en Antón a solicitar el listado de las personas que tramitaban títulos en los terrenos con frente de playa, y le mostraron un listado donde aparecía Villamonte.

“Cuando sacaron las copias, eliminaron el nombre de Villamonte para cubrirla aún más. La gente de Catastro hacía lo que le daba la gana con nosotros”, narró Pinto, mientras arremangaba los pantalones por la rodilla para empujar el bote y recorrer la playa de Juan Hombrón.

“Ellos nos llevan reventados porque tienen plata y poder”, se lamenta, mientras señalaba con el índice la tierra que reclama como suya. “Este terreno vale mucha plata... y la comunidad jodida. No nos podemos levantar porque estamos aplastados por los que tienen el poder en el Gobierno”, afirmó.

Catalino Alvarado Sánchez tiene 71 años de edad y 25 de residir en Juan Hombrón; se sumó a la lucha de sus vecinos porque considera injusto que personas “poderosas” se apropien de unas tierras que le pertenecen a la comunidad y que fueron cuidadas por ellos.

Los actores

Este diario conversó con Jorge Chichi Bethancourt, señalado por los pescadores de Juan Hombrón como una de las personas responsables de la venta de sus tierras.

“Si me mencionan [en esta investigación periodística] los voy a tener que demandar, porque no aparezco en ninguno de los papeles”, advirtió Bethancourt a este diario, sin explicar a qué papeles se refería.

Pero Bethancourt hizo revelaciones interesantes. Por ejemplo, dijo que jugó un papel de “mediador” en el proceso de titulación de tierras en el área. “Nosotros nos reunimos y ellos [los pescadores] se asociaron para organizarse con un abogado al frente de las diferentes sociedades para que los compradores de derechos posesorios les cumplan”, explicó.

El presidente de la Asociación de Pescadores de Antón –como suele identificarse– también reconoció que él movilizó los buses con “pescadores” para el acto que organizó el Gobierno el pasado 27 de septiembre, en el hotel El Panamá, en el que Shamah entregó títulos de propiedad. Los costos de esa movilización –aseguró– salieron de “una colecta”.

Pero quizá lo más revelador de su corta conversación con este medio es que los que vendieron las tierras de Juan Hombrón no eran habitantes de esa comunidad. “Los moradores de Juan Hombrón nunca han habitado esas tierras, solo tres son pescadores y, además, herreranos. La gente de Antón sí tiene derechos, porque la Ley 80 permite que todos los panameños puedan pedir tierras nacionales”, sostuvo Bethancourt.

“Lo que se está buscando con este tipo de publicaciones es derogar la Ley 80 que hizo justicia a los pescadores... [Pero] no van a poder derogarla”, aseguró el que se identificó como mediador en la venta de las tierras en Juan Hombrón.

No menos reveladora fue una breve entrevista con Rigoberto Aguilar, otro de los que fue señalado por los moradores de Juan Hombrón como protagonista de la trama. Aguilar afirmó a La Prensa que él le propuso a sus vecinos “tomarse estas tierras que estaban libres, pero no quisieron. ¿Ahora por qué se quejan?”, se pregunta.

“Yo solicité unas tierras en Juan Hombrón. Eran tierras nacionales que cualquier panameño puede pedir... Yo recibí mi título, pero salió a nombre de una sociedad anónima [Properties Group, S.A.]... Es un gol, pero yo recibí mi plata”, dijo, mientras soltaba una carcajada.

Aguilar fue uno de esos “pescadores” de Juan Hombrón que viajó a Panamá el pasado 27 de septiembre –en medio de la crisis por las renuncias en la Anati– a supuestamente recibir su título de propiedad.

“Yo vendí reglamentariamente... No te puedo decir en cuánto vendí ni a quién le cedí mis derechos posesorios, porque ese no es el problema... Jamás voy a quedar preso... Es muy difícil que ustedes tengan pruebas de esto”, especuló, refiriéndose a quienes están detrás de la compra de las tierras.

Y, al parecer, Aguilar ni siquiera estaba al tanto de cuál era la extensión total de su supuesto terreno, pues mientras a este diario le aseguró que medía 600 metros cuadrados, la resolución de Catastro a favor de Properties Group, S.A. señala que el terreno que adquirió de Aguilar medía un total de mil 600 metros cuadrados.

El escenario

Este medio se trasladó a la comunidad de Bijagual –colindante con Juan Hombrón– donde, según varias fuentes, viven algunos de los supuestos dueños de derechos posesorios que sustentan las adjudicaciones hechas por Villamonte en Juan Hombrón.

Pero lograr que alguien hablara no fue fácil. Los entrevistados expresaron abiertamente su temor a ser citados por sus nombres. Tras varias negativas, algunos se animaron a conversar; entre ellos, Elvin De La Cruz y Rogelio Ramos.

De La Cruz relató que el año pasado cedió los derechos posesorios de 1.3 hectárea que –asegura– tenía en Las Uvas de Juan Hombrón. Ese traspaso, afirmó, forma parte de la tierra titulada, entre diciembre de 2010 y mayo de 2011, y que hoy la mayoría está en manos de sociedades anónimas.

En consecuencia, De La Cruz viajó a Panamá el pasado 27 de septiembre al ya citado acto de entrega de títulos de propiedad a los supuestos pescadores de Juan Hombrón.

Y tal como lo había sugerido Chichi Bethancourt a este diario, De La Cruz se dio cuenta en ese acto de que muchos de los beneficiados no eran pescadores.

Rogelio Ramos contó una historia similar. Pero a ambos les costaba decir el o los nombres de las personas a las que vendieron sus “derechos posesorios”.

Finalmente, un nombre sale a la luz: Raúl Mata Zúñiga. “Todo lo que nosotros transamos, lo hicimos con él [Mata]. Nunca se apareció otra persona... No puedo asegurar quién está detrás de él”, comentó uno de los vecinos, y agregó que Mata era quien se comprometía con ellos a pagar los planos y las mediciones.

Al surgir el nombre de Mata, varios de los entrevistados se animaron a dar más detalles. “Yo firmé un contrato con Mata que se cumplió al pie de la letra”, relata uno. El resto dijo haber firmado contratos en los que se fijó un plazo para cancelar los pagos. Aún quedan pagos pendientes, dijeron. Este diario intentó hablar con Mata, pero fue imposible.

Otros se quejaron del acto de entrega de títulos de propiedad en Panamá, calificándolo de “show”. Relataron que a la gente de Juan Hombrón se le dijo –sin mencionar quiénes lo hicieron– que fueran a buscar su título al oír su nombre. Al revisar lo que recibieron en ese acto, se percataron de que el documento estaba a nombre de sociedades anónimas. “Tuvimos que darles los documentos”, relatan acongojados, sin identificar a quién o a quiénes se los entregaron.

“Fui a Panamá a la entrega de títulos. Hicieron como una tramoya... A cada persona le pagaron 20 dólares para que la gente pensara que le estaban entregando títulos a verdaderos pescadores... Nos usaron a nosotros”, se lamenta otro de los entrevistados.

Y es que en ese acto entregaron títulos de propiedad a varias sociedades beneficiadas con parcelas consecutivas en las playas de Juan Hombrón. No obstante, tal como mencionan los asistentes, para esa fecha (27 de septiembre de 2011) la mayoría de esas sociedades ya había “vendido” las tierras que había adquirido de los supuestos dueños de los derechos posesorios, cortesía de la hoy exdirectora de Titulación de la Anati Anabelle Villamonte.

Uno de los entrevistados decidió dar más detalles del procedimiento. “He tenido problemas con mi propia gente porque intento abrirle los ojos, pero lo que me dan es plomo... Esto operaba así: te decían: dame tu nombre para poner un terreno a nombre tuyo... Hay gente que nunca ha vivido por la playa ni es pescador”, aseguró.

Otros, con timidez y gestos de vergüenza, aceptaron que han vendido en más de una ocasión sus supuestos derechos posesorios.

Dalis Cantillo, por el contrario, aseguró que su derecho era legítimo. “Nosotros éramos los dueños, pero no salieron nuestros nombres porque ya habíamos vendido... Fue un engaño llevarnos a Panamá y darnos dizque títulos con nombres de otros. Eso está bien, pero tenían que dárnoslo antes de vender, no después que vendimos. Ahora para qué”, se queja.

“Uno chico, no puede pelear con gente grande. Con lo poco que cogimos de las tierras que nos dieron, uno arregló su casa, el otro hizo, deshizo, y adiós plata... Sé que había cabecillas que se llevaban la mayor parte... Allí hay gente que cogió tierras y nunca ha vivido allí. Yo hice seis hijos en esa playa... Todo esto es un juega vivo”, agregó.

Viejos conflictos

Según datos obtenidos por este diario, las 54 hectáreas cedidas gratuitamente por Anabelle Villamonte a 12 sociedades anónimas y a dos personas en Juan Hombrón, son parte de un área con viejos y complicados problemas de tenencia. Son muchos los que aseguran tener derechos posesorios sobre ellas.

Tanto el exdirector de Catastro Benjamín Colamarco como otros exfuncionarios de esa institución entrevistados por este diario, dan fe de que las solicitudes por la supuesta existencia de derechos posesorios sobre esta valiosa franja de playa en la costa del Pacífico eran tantas, que se sobreponían unas sobre otras. Los expedientes se apiñaban en la desaparecida Dirección de Catastro del Ministerio de Economía y Finanzas, afirmaron.

Este dato fue ratificado por Publio Cortés, antecesor de Villamonte en la Dirección de Catastro.

“Encontré múltiples peticiones que se sobreponían, incluso, unas sobre otras, en las principales zonas costeras del país, también en Juan Hombrón”, aseguró.

Este medio tuvo conocimiento de, al menos, dos casos. Por un lado, el abogado Jorge Sánchez dijo representar a un grupo de 21 familias que aseguran haber sido “despojadas de sus terrenos frente al mar”, específicamente por las sociedades Silos Enterprises y Properties. Sánchez guarda una nota del 3 de septiembre de 2010 de la corregidora de Antón, Rosita Escobar, en la que se certifica que las 12 personas que aseguran ser propietarias originales de las 4.8 hectáreas en Juan Hombrón, traspasadas a Properties Group, son residentes de Antón.

También está el caso del banquero Ricardo Solís, que alega ser heredero de los derechos posesorios que tenía su padre (quien fuera alcalde del lugar) por 21 años. Solís explicó que presentó la solicitud formal de reconocimiento de sus derechos posesorios el 10 de marzo de 2008 y, como prueba, cita el número de su expediente: AL-219-2008.

“Estando a un paso de obtener mi título de propiedad, se me notificó el año pasado [2010] y este año que mi trámite fue suspendido, y al preguntar por qué, lo único que me indicaron los funcionarios de Catastro fue que se había parado por orden superior”, relató Solís.

Misteriosamente, nada de esa historia reposa en la hoy Dirección de Titulación de la Anati, según informan los afectados, y las pocas oposiciones que se produjeron durante el proceso de titulación fueron desestimadas por “improcedentes”, según relatan las propias resoluciones de adjudicación.

Nada se dice de los obligatorios procesos alternativos de resolución de conflictos que, en caso de varias solicitudes y oposiciones, deben aplicarse, según el Decreto Ejecutivo No. 45 de 2010 que reglamentó la Ley 80 sobre titulación en islas y costas con derechos posesorios.

Como se sabe, el procedimiento fue expedito.

(Con información de Lina Vega Abad y Ereida Prieto-Barreiro).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

Videos Organizaciones piden justicia a favor de defensores de derechos humanos

Organizaciones piden justicia a favor de defensores de derechos humanos Organizaciones piden justicia a favor de defensores de derechos humanos Vídeo
Organizaciones piden justicia a favor de defensores de derechos humanos LA PRENSA/Isaac Ortega

Distintas organizaciones se reunieron este viernes 9 de diciembre para exigirle al Gobierno que se pronuncie ante los últimos ...

CRIMEN Ministerio Público solicita a Interpol detener sospechoso de la muerte de docente en Chiriquí

Autoridades informaron que se cree que el supuesto sospechoso está en Costa Rica. Autoridades informaron que se cree que el supuesto sospechoso está en Costa Rica.
Autoridades informaron que se cree que el supuesto sospechoso está en Costa Rica. LA PRENSA/Sandra Alicia Rivera

Para poder dar con la captura del principal sospechoso de la muerte de la docente, Diosila Martínez, el Ministerio Público y ...