Tiro a Gol Tiro a Gol

23 dic El temor a perder

CAMPo ElÍAS ESTRADA cestrada@prensa.com

OPINIÓN

Los técnicos de selecciones nacionales ven de una manera el fútbol y el resto de los terrícolas lo apreciamos de otra, pasa en todas partes.

El martes El Bolillo Gómez hizo su apreciación de cómo jugó Panamá contra Costa Rica, lo cual se le respeta, porque como primera autoridad de la selección él puede disponer lo que quiera, ya que es el entrenador, pero siento que se equivoca cuando a la hora de hablar con los medios dice una serie de incoherencias que me hacen pensar como si se estuviera imaginando que en Panamá somos ignorantes en la materia por el hecho de no ser un país ciento por ciento futbolizado.

En el fútbol mandan los goles y los resultados, independientemente de que Panamá haya jugado mejor que los ticos, como lo insinuó el técnico. Es una máxima en el fútbol.

Por otra parte, la casa se respeta. En un año y medio en Panamá, Hernán Darío Gómez debe haberse dado cuenta de que cuando se juega contra los ticos el público espera una victoria, así siempre sea difícil, pero para hacerle cosquillas a una selección de los quilates de Costa Rica hay que jugar con delanteros. Pretender jugarle con el mismo plantel con que se hizo en Jamaica no era la mejor decisión, porque en Kingston se le ganó a un equipo limitado, es obvio que la selección estuvo aplicada en su primer partido, pero el rival del martes era de cinco estrellas.

En septiembre de 2014, con el mismo Bolillo Gómez, derrotábamos 2-0 a Costa Rica en la Copa Centroamericana, en Dallas, Texas, Panamá comenzó adelante con Blas Pérez y Nicolás Muñoz, que se lesionó a los 27 minutos y fue reemplazado por Roberto Nurse. Blas y Nurse marcaron los goles, lamentablemente los ticos, que tres meses antes terminaron octavos en el Mundial en Brasil 2014, empataron en los últimos minutos.

El martes El Bolillo Gómez quiso hacernos pensar que porque los ticos son una potencia en el área, había que hacerles la venia, insinuó que una derrota era natural, como si se perdiera con Brasil y Argentina en la Conmebol.

También reconoció que pensaba terminar el partido con el mismo grupo que había ganado en Kingston, en una cancha pesada. Fue evidente que con la entrada circunstancial de Luis Tejada haciendo dupla con Blas, recién Panamá vino a tener ofensiva en los últimos 20 minutos del partido.

Después del triunfo en Kingston, era natural que Panamá se quitara una presión de encima, por eso debió jugar con dos delanteros y si se perdía quedaba de consuelo que en el traspié se intentó ganar.

Perder con los ticos no es nuevo, pero para ganar había que ser más agresivos, así como se terminó el partido, porque aunque no todo fue malo, a mí me queda el sabor de que El Bolillo tuvo temor.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Autores