Tiro a Gol Tiro a Gol

23 dic Sin una verdad absoluta

CAMPO ELÍAS ESTRADA cestrada@prensa.com

OPINIÓN

No es lo mismo hablar de fútbol que conocer de fútbol, lo dijo Gavilán Gómez. Una frase que se aplica a cualquiera otra actividad de la vida. No es lo mismo hablar de política que ser político, por ejemplo, o hablar de economía sin ser economista.

En el caso del fútbol, este es un deporte que genera una pasión exorbitante no solo en Panamá, sino en todas partes, y más hoy que con las redes sociales se hace picante y crítico.

En Argentina y parte del mundo Diego Armando Maradona es considerado el mejor jugador de todos los tiempos, pero cuando le dieron la selección nacional en el Mundial de Sudáfrica 2010 fue un fracaso, como entrenador no dio la talla, de nada le valió haber sido calificado como el mejor futbolista del mundo ni haber conocido más de este deporte que cualquier otro.

En el tema del periodismo, habrá algunos que sepan más de fútbol que otros o de futbolistas que jueguen mejor que otros, es relativo, en Panamá hoy estamos saturados de programas especializados en este deporte, en un país donde no hay una liga profesional de la talla de los países futbolizados, por eso si nos comparamos con otros países aquí se ve menos fútbol de talla profesional. Se puede decir que es a través de la selección mayor que podemos mirar más allá de nuestras narices cuando vienen los torneos internacionales o amistosos.

Pero hoy para hablar de fútbol no es necesario que un periodista o entrenador haya jugado fútbol, un exfutbolista podrá conocer un poco más porque lo vivió en carne propia, pero cuando se ve un partido cada uno podrá tener su interpretación, ya que se trata de un deporte universal donde juegan 11 contra 11.

Gavilán Gómez, por ejemplo, siempre ha estado en la ola de la crítica. Es uno de los jugadores más cuestionados de la selección por parte de la fanaticada. Pero siempre me digo que algo debe tener Gavilán para haberse mantenido desde 2005 en la selección. El Bolillo Gómez, Dely Valdés, Guimaraes, Cheché Hernández lo han tenido entre los 11. Algo deben de haberle visto los técnicos que nosotros como periodistas y los aficionados no vemos.

En un país pequeño como el de Panamá no hay mucho de donde escoger, son 10 clubes de la Liga Panameña de Fútbol y hay que echar mano de los que juegan en el exterior.

Pero independientemente de todo, la crítica siempre va a estar allí, entre los periodistas que conocen o conocemos menos del fútbol en comparación a los jugadores de la selección y del mismo Bolillo Gómez.

Hoy las redes marcan la diferencia por las críticas y las opiniones, en un deporte en el que se dice que nadie es el dueño de la verdad.

Hoy en las redes cada quien dice su verdad, en Panamá, por ejemplo, los cruces de palabras entre periodistas no cesan, cada quien cree ser el que más sabe. Todo el mundo dice su parte y opina con autoridad en un deporte donde el balón es igual en todas partes y al final nadie parece saber nada. Son muchas verdades con sus dueños.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Autores