El traductor de las sombras

Temas:

Algo parece haber quedado prisionero del otro lado del papel. En “Preludio de vidas nuevas”, la más reciente serie del maestro Guillermo Trujillo, el artista da el soplo de vida a sus personajes, les imprime el élan vital que los hace primitivos e ingenuos, y sin embargo, tenebrosos. Una a una sus piezas transmiten ese sentido de oscura belleza, acaso incomunicable a través de la palabra, que recorre como un hilo discursivo toda la muestra.

Son 17 dibujos sobre tinta en el que cada trazo conjura, como en un mágico encantamiento, la presencia de sus criaturas ya conocidas.

Figuras en su plena verticalidad, proyectadas a la altura, pero unidas a la tierra –en una excelente abstracción metafórica de lo que significa la condición humana– parecen batirse en la danza de las sombras. Se miran unos a otros, escrutadores, solo para reunirse luego en una extraña procesión. En la penumbra, en el entramado onírico del Ello freudiano habitan estos seres antropomorfos que avisan el instinto telúrico.

Ágiles, lúbricos, a veces en el punto medio de la hibridación entre humano y bestia, siempre dionisíacos, ejecutan ritos en medio de una atmósfera que simula la materia de los sueños.

El mundo que aquí presenta Trujillo es el de la noche. El artista se convierte en el noctámbulo traductor de las sombras que pueblan los más recónditos laberintos de la mente. El misterio, el exceso, el instinto, todo está presente para configurar una obra de profundo alcance sígnico.

La maestría en el uso del claroscuro se revela en la manipulación de la luz como cincel de la forma, con la creación de distintos planos que dan como resultado una lograda ambientación, consistente en la mayoría de los casos en el entramado de copas de árboles sin hojas y formaciones rocosas que crean el ambiente propicio para dar cabida a sus criaturas, en las que reverberan acentos ignotos. La obra del maestro es digna de verse, ya sea en los vívidos colores de sus óleos o en las tinieblas de sus tintas.

“Preludio de vidas nuevas”, que se presenta hasta el 15 de noviembre en la galería Habitante, es una ventana a la observación de los valores plásticos que han signado la larga trayectoria del maestro Trujillo; vistas desde el ángulo en el que su simbología oculta apunta directamente a las profundidades más oscuras y desconocidas del ser.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.


Tu suscripción viene con regalo este fin de año.

Última hora

Pon este widget en tu web

Configura tu widget

Copia el código

Lo último en La Prensa

hay reunión programada para hoy Venezuela: Incertidumbre en diálogo de gobierno y oposición

Representantes del Gobierno y de la oposición, durante la primera reunión del diálogo sobre la crisis en Venezuela. Representantes del Gobierno y de la oposición, durante la primera reunión del diálogo sobre la crisis en Venezuela.
Representantes del Gobierno y de la oposición, durante la primera reunión del diálogo sobre la crisis en Venezuela. AFP

El proceso de diálogo en Venezuela entre gobierno y oposición se vio sumido en la incertidumbre tras la amenaza de la alianza ...

Videos Una bodega urbana en el corazón de París

Una bodega urbana en el corazón de París Una bodega urbana en el corazón de París Vídeo
Una bodega urbana en el corazón de París AFP

La ciudad Luz, la ciudad del amor, la ciudad ¿del vino? Les Vignerons Parisiens producen la bebida favorita en Francia, en el ...

Fotografía Educación vial, los pasos de las cebra

Educación vial, los pasos de las cebra Educación vial, los pasos de las cebra Galería
Educación vial, los pasos de las cebra La Paz, Bolivia/REUTERS / David Mercado