Turismo Turismo

27 jun Amalgama de estilos arquitectónicos

1397871 1397871

1397871

1397863 1397863

1397863

Transitar las calles de Santiago, Valparaíso y Viña del Mar es un viaje por la historia. Hermosos edificios, de arquitecturas diversas, le dan al visitante un indicio sobre la rica cultura que moldeó esta nación, descubierta hace 490 años.

En el siglo XIX, Francia era considerado el corazón de Europa, por lo que su arte influenció directamente la arquitectura chilena y las leyes y constituciones que desde entonces rigen el país.

Muchos de los edificios de Santiago, capital del país andino, son catalogados edificios neoclásicos franceses y napoleónicos (2, 3, 4). Al recorrer sus calles tampoco es inusual encontrar edificios con influencia rococó (ornamentación recargada y adosada en el exterior de los edificio) y gótica (que se caracterizan por la verticalidad y una gran iluminación).

En las calles donde el modernismo se abre paso entre lo clásico, el viajero se sorprenderá con las ilusiones ópticas que se producen cuando los edificios de antaño se reflejan en las nuevas construcciones (05).

En Viña del Mar, ciudad construida a la par de la costa y escenario del popular Festival Internacional de la Canción de Viña del Mar (que se realiza cada año) la arquitectura adquiere características casi griegas (donde la medida y la proporción son el fundamento de la armonía), con edificios escalonados mirando al mar, (1).

En la región de Valparaíso, por otro lado, se unen a la construcciones neoclásicas edificios de estilo victoriano en un mestizaje arquitectónico como en ningún otro lugar en Iberoamérica.

Muchos de los edificios de Chile, especialmente en el área de Valparaíso, han sido declarados Patrimonio de la Humanidad.

La preservación del patrimonio no es fácil en Chile, debido a los constantes sismos las estructuras arquitectónicas deben ser constantemente renovadas. En caso de que la estructura interior no sea recuperable la fachada es salvada y de su interior resurge una nueva estructura, en algunos casos de carácter moderno (06).

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts