Turismo Turismo

25 sep Bahamas

1617502 1617502
1617502

Al ritmo del contagioso calipso y la soca se recorren las pocas millas que cubren el territorio de Nassau, la capital de Bahamas, un país dedicado totalmente al turismo.

La capital ubicada en Nueva Providencia se renueva cada día al recibir a los turistas, quienes llegan en las rutas aéreas y las líneas de cruceros.

Gracias a los sitios turísticos en la internet sabemos que los visitantes quedan encantados con el cielo azul despejado, el ambiente relajado y un sol radiante, como marco para recorrer las calles de la capital bahameña y para disfrutar de las diversas actividades, principalmente las marítimas como la pesca profesional, hacer snorkel, elegir un bote-taxi para cruzar a playas desiertas, nadar con delfines y disfrutar de la buena gastronomía típica de las islas.

Si el turista decide aventurarse por las calles de la isla, una de las opciones más apreciadas por los visitantes es el alquiler de una motoneta o bicicleta, lo que les permite pasear entre los mercados y acercarse al mar.

Es importante recordar que si toma el volante en las islas debe manejar a la izquierda, a la norma inglesa.

Para el turismo. Los datos fríos estiman que el archipiélago de Bahamas lo componen 24 islas habitadas, 700 deshabitadas y más de dos mil peñascos y escollos, algunos a los que se puede llegar en baja mar.

Además, los libros de ciencia hablan maravillas y reconocen el valor ecológico de los coloridos y riquísimos arrecifes que bordean las costas y con diversas giras programadas para recorrerlas con conocedores.

Las islas marcan un arco desde las costas de la Florida hasta el norte del Canal del Viento, que separa a Cuba de La Española. Al norte, la isla Bimini es la más cercana, pues media una distancia de 64 kilómetros de Miami.

Esta proximidad convirtió a está ciudad estadounidense en la puerta de entrada a Bahamas, ya sea desde el aire o como punto de las rutas de los inmensos cruceros que desgranan el Caribe.

Bahamas ha logrado armonizar en su oferta turística sus raíces de la conquista española con la colonización británica. Se recorren mansiones coloniales como catedrales, además de las calles vecinales con casas pintadas en colores que el cielo abrillanta y en las costas se elevan los faros que iluminan las noches bahameñas.

El idioma oficial es el inglés, aunque como pueblo dedicado al servicio y la atención se esmera en hablar en la lengua del visitante.

Cada guía asegura conocer las mejores playas y calas para dedicar el día a tomar el sol y beber licuados de las dulces frutas naturales que la tierra da.

Comentarios

Los comentarios son responsabilidad de cada autor que expresa libremente su opinión y no de Editorial por la Democracia, S.A.

Últimos posts